Por qué tu perro podría impedir que mueras de un ataque al corazón

Crédito: Archivo
Crédito: Archivo
(0)
23 de septiembre de 2019  • 10:10

Tener un perro podría ayudarte a conservar tu salud general y a reducir significamente el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ataques cardíacos incluidos, de acuerdo con un estudio realizado por el Centro Internacional de Investigación Clínica del Hospital Universitario de la ciudad de Brno, República Checa.

El trabajo investigó la relación que hay entre tener una mascota, y más específicamente tener un perro, con el estado cardiovascular de 2000 personas y las conclusiones acaban de ser publicadas en el artículo científico "Propiedad del perro y salud cardiovascular: resultados del proyecto Kardiovize 2030".

Los científicos sostienen que los perros no sólo son beneficiosos para ayudar a personas con dificultades del desarrollo sino también para los seres humanos en general, ya que están asociados con hábitos saludables y a una mejor condición en la salud cardiovascular de sus propietarios.

Más de 2 mil participantes fueron estudiados entre 2013 y 2014 y luego se prestaron a evaluaciones sucesivas con intervalos de seguimiento cada 5 años. El estudio seguirá hasta 2030.

Este año la evaluación tomó el caso de 1769 personas sin antecedentes de enfermedad cardíaca y les asignó una puntuación basada en el índice de masa corporal, alimentación, actividad física, tabaquismo, presión arterial, glucosa y colesterol.

El trabajo no solo comparó las puntuaciones en salud de los propietarios de perros frente a los no propietarios, sino también a los dueños de perros con dueños de otras mascotas.

"Los propietarios de mascotas tenían mayor actividad física, mejor alimentación y un nivel ideal de glucosa en sangre. Pero lo más beneficiados fueron los dueños de perros, independientemente de su edad, sexo y nivel educativo", sostuvo la doctora Andrea Maugeri, investigadora del Hospital Universitario de Brno.

Según la especialista, estos resultados respaldan la idea de que la gente puede adoptar, rescatar o comprar una mascota como estrategia para mejorar la salud cardiovascular, ya que tener una mascota podría impulsarlos a adquirir un estilo de vida con hábitos más saludables, como una mayor actividad física, por ejemplo.

La conclusión del estudio señala que "los dueños de perros tienen más probabilidades de alcanzar el nivel recomendado de métricas conductuales de CVH (salud cardiovascular) como la actividad física y la dieta, que los no dueños de perros".

Sin embargo, la noticia no es tan buena para quienes sacan a pasear a su mascota y fuman un cigarrillo en el camino.

"Las tasas más altas de tabaquismo entre los dueños de perros atenúan la asociación entre la propiedad del perro y la salud cardiovascular", concluye el informe.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.