Por qué una ciudad europea prohibió el alquiler de viviendas a turistas