Preguntas eco que no solemos hacernos

Algunas respuestas a esos interrogantes que profundizan nuestra conciencia ecológica.
Crédito: Corbis
Algunas respuestas a esos interrogantes que profundizan nuestra conciencia ecológica.
Joy Schvindlerman
(0)
27 de diciembre de 2015  • 00:59

¿Qué es más amigable con el ambiente, tomar líquidos en envases de plástico o de aluminio?

Plástico. Tiene menor costo de transporte por su peso y en Argentina es más accesible su reciclaje, ya que hay más puntos de recolección y plantas para su tratamiento.

¿Qué consume más: dejar las luces encendidas o prenderlas y apagarlas durante el día?

Prender y apagar las luces varias veces al día no gasta más electricidad. Lo que pasa es que las lámparas de descarga fluorescentes como las que hay en los espacios donde entra y sale gente con frecuencia envejecen rápidamente. Como estas lámparas se deterioran con el prendido y apagado, normalmente se dejan encendidas.

Para secarse las manos, ¿cuál es el mal menor: las toallas de papel o el secador eléctrico?

Toallas de papel. Son menos eficientes en su fabricación, pero limpian mejor las manos, y así se previenen enfermedades. Eso sí, para no desperdiciar recursos, hay que usar una sola por vez.

¿Qué lavarropas cuida más el agua, el de carga superior o el de carga frontal?

La eficiencia en el uso del agua y la energía no está relacionada con el tipo de carga. Para optimizar los recursos en el lavado, son mejores aquellos de tambor con eje horizontal que, de acuerdo a las fases de lavado, van girando en diversos sentidos. Estos pueden tener tanto carga superior como frontal.

¿Cuál es la diferencia entre un producto natural y otro orgánico?

Los productos orgánicos, ecológicos o biológicos son los que se ajustan a procesos que reducen el uso de insumos sintéticos (fertilizantes, pesticidas, antibióticos). Existen protocolos y mecanismos para verificar el cumplimiento a través de una certificación independiente. "Natural", en cambio, es un adjetivo genérico y muchas veces engañoso. Se refiere al origen en la naturaleza de un producto, pero no existe detrás un mecanismo de certificación independiente sobre el proceso de producción.

¿Qué hago con las pilas comunes una vez gastadas? ¿Es mejor guardarlas en una botella o tirarlas a la basura de a poco?

Se recomienda guardarlas en una botella plástica cerrada y esperar a que haya una solución. Es mejor tener pocas aisladas en la casa de cada una, junto con los productos de limpieza, a que estén contaminando suelos y ríos subterráneos. En La Plata hay una planta piloto que las trata y están trabajando para poder recibir cada día más pilas. Igualmente, la recomendación es dejar de usarlas y cambiarlas por recargables, que sí son reciclables y pueden llevarse a distintos puntos de recolección.

¿Cómo me doy cuenta de si un producto es social y ambientalmente sustentable?

En nuestro país, estamos bastante atrasados en cuanto a la existencia de "ecosellos" que nos permitan rastrear la procedencia de un producto y con ello conocer el impacto social y ambiental que implicó su producción. Mientras tanto, hay que conformarse con algunos. Así como está FSC para los productos de base forestal, existen otras certificaciones internacionalmente reconocidas, tales como MSC para pescado y RTRS para el caso de la soja.

¿Qué perjudica más al ambiente: las lámparas incandescentes o las de bajo consumo?

La lámpara de bajo consumo impacta menos en el ambiente a nivel energético, ya que consume entre cuatro y cinco veces menos energía que una incandescente. Además, tiene mayor vida útil: mientras que una lámpara de bajo consumo dura por lo menos 5000/6000 horas, una incandescente tiene una duración de 1000 horas o menos. Por lo tanto, comprando una lámpara de bajo consumo se evita comprar por lo menos cinco o seis lámparas incandescentes. Sin embargo, hay que recordar que las de bajo consumo contienen mercurio y fósforo y eso las vuelve peligrosas para la salud humana y el ambiente.

¿Es posible hacer minería de forma sustentable?

El término "sustentable" se utiliza fundamentalmente para el uso de recursos naturales renovables, cuyo aprovechamiento puede ser sostenido en el tiempo sin que el recurso se agote. Los minerales no son un recurso renovable, ya que, una vez extraídos, no vuelven a "generarse" y la alteración que se produce en el ambiente es irreversible. Por eso, hablar de "minería sustentable" es un oxímoron. Lo más apropiado, en todo caso, es hablar de minería responsable, como la que busca reducir sus impactos ambientales y sociales, utiliza tecnología y procesos menos agresivos con el ambiente y se realiza en áreas de baja conflictividad social y no en sitios de alto valor ambiental.

¿Qué quiere decir el certificado FSC que encuentro en algunos papeles, libros o folletos?

Es una certificación para productos fabricados a partir de derivados forestales. Es la sigla de Forest Stewardship Council (FSC) e implica que fue producido cumpliendo estándares no solo ambientales, sino también sociales. En Argentina, hay resmas certificadas y una decena de empresas que imprimen en este tipo de papel. También hay muebles y madera para pisos o decks.

¿CAMBIO CLIMÁTICO?

La vida cotidiana nos expone a muchísimas situaciones en las que nuestra decisión, por pequeña que sea, puede contribuir a preservar el ambiente. El exceso de información –y, a veces, específicamente el uso del lenguaje– en ocasiones logra confundirnos a la hora de entender algunas problemáticas ambientales que hoy son tema de debate en todo el mundo. Quizás el ejemplo más paradigmático sea la distinción entre "calentamiento global" y "cambio climático". ¿Son dos cosas distintas o es lo mismo? En este caso, son términos que se refieren al mismo proceso y se utilizan como sinónimos. Técnicamente, utilizar "cambio climático" es lo más adecuado porque, si bien el resultado es un aumento de la temperatura media de todo el planeta, también genera otros procesos y cambios en el clima, de diversa magnitud e impacto en las distintas partes del globo. Puede ser por causas naturales, por ejemplo, variaciones en la energía que se recibe del Sol, erupciones volcánicas, circulación oceánica, etc., o como consecuencia de actividades humanas, por la emisión de CO2 y otros gases.

Expertos consultados: Diego Moreno, Director general de Vida Silvestre. Carlos Tanides, Coordinador del Programa Energía de Vida Silvestre. Pablo Cortinez, Coordinador del Programa Ambiente y Negocios de Vida Silvestre. Lucho Zazzarino, Socio Fundador de DondeReciclo.org.

¿Conocías esta información? También te mostramos S.O.S.: los datos más impactantes sobre la deforestación de los bosques

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.