Productividad en las nubes

Microsoft cumple 40 años y se reinventa como una compañía móvil orientada a servicios. Su presidente, Jean-Philippe Courtois, habla de compartir como un nuevo proceso social
Martina Rua
(0)
22 de febrero de 2015  

Hasta hace pocos meses Microsoft era una empresa de dispositivos y servicios. Al menos así la presentaba su ex CEO Steve Ballmer. Pero la llegada del indio Satya Nadella como CEO en febrero de 2014 significó el comienzo de un cambio de piel para el gigante de Redmond. Una recuperación del mercado de PC y la satisfactoria venta de su consola de juegos Xbox, entre otros factores, hizo que Microsoft superara las expectativas de los analistas. En su último reporte financiero de 2014, la empresa anunció ingresos por casi 24 mil millones de dólares, lo que superó las expectativas que los expertos analistas de Wall Street habían previsto para la compañía responsable de Windows.

Sobre este momento refundacional, La Nación revista habló en exclusiva con el presidente de Microsoft International, Jean-Philippe Courtois, en su paso de 24 horas por el país. Con 30 años en la compañía, Courtois lideró proyectos junto a Bill Gates y Steve Ballmer y hoy tiene a cargo todas las regiones fuera de los Estados Unidos, incluyendo Europa, Medio Oriente, África, Japón, China, Asia Pacífico y América latina.

Microsoft solía ser una compañía de software. ¿Cómo se define ahora?

Como una compañía móvil orientada a servicios en la nube. Estamos en una camino a reinventarnos completamente y nuestro foco está en la productividad y en las plataformas. Si mirás el mundo, están ocurriendo cambios masivos, hay más de tres mil millones de dispositivos en uso y ya existen más de doscientos mil millones de sensores midiéndolo todo. Esta conexión empuja un mercado que valdrá 2,4 trillones de dólares. Tanto la economía como la sociedad se está volviendo digital. Y para una compañía que está cumpliendo 40 años esto implica una transformación masiva.

¿Cómo se logra esa transformación?

Hay varias dimensiones. Una es la movilidad. Darles a las personas la posibilidad de que maximicen el uso de su tiempo en cualquier momento y desde cualquier dispositivo sin importar la plataforma que elijan. Saltando de su trabajo a la vida personal de manera simple con la mejor experiencia de uso. A su vez, somos el proveedor que más invierte en seguridad y en adaptarse a los requerimientos regulatorios específicos de cada mercado con alianzas estratégicas con distintas industrias donde mostramos nuestra apertura, ya sean IBM, SAP, Oracle y Dropbox, entre otras.

¿Qué importancia tienen los smartphones en esta nueva etapa?

Decidimos estratégicamente comprar Nokia para aprender mucho de estas capacidades móviles, de dispositivos, de aplicaciones, de diseño y de su manufactura. Windows Phone está funcionando muy bien en muchos mercados, por ejemplo en la Argentina ya representa entre un 12 y 15% del mercado. Pero no sólo desarrollamos para nuestra plataforma, sino para todas para que el usuario pueda elegir y usar nuestros servicios desde donde lo desee.

¿Qué diferenciales ofrece Windows Phone?

Por ejemplo, la aplicación de asistente virtual llamada Cortana, que utiliza el poder del motor de búsqueda de Bing y aprende de la agenda de cada usuario para darle información contextual para facilitar el trabajo y la vida personal. Cortana aprende de mi información y la pone en contexto mostrando escenarios de productividad. A la mañana me dice cómo está el tránsito y el clima, y hace recomendaciones para que el día resulte óptimo. Es una máquina de aprender.

Lo que cuenta suena similar a algunas características de Google Now.

He visto las comparaciones de desempeño de este asistente con otros y es mucho más fuerte que cualquiera que se haya desarrollado hasta ahora. Impulsa la productividad hacia otro nivel. Otra herramienta que se está lanzando, que será revolucionaria para la productividad, es la traducción simultánea de Skype en la que dos personas que hablan diferentes idiomas pueden tener una conversación y ver la traducción en el acto. La versión preliminar arranca con dos idiomas hablados, español e inglés, y más de 40 idiomas de mensajería que se están desplegando.

En los últimos años, casi todas las compañías tecnológicas han hecho compras de empresas relacionadas con Inteligencia Artificial. ¿Qué está haciendo Microsoft en este tema?

Tenemos muchos ejemplos de soluciones completas relacionadas a esto. En la industria de la salud, por ejemplo, grandes clínicas que se comunican con sus pacientes a través de sus teléfonos para hacer un seguimiento de distintas enfermedades, con información que ellos suministran a través de sensores y trabajo con Big Data pueden dar consejos y funcionar como medicina preventiva ante ciertos síntomas y casos. Otro cliente, una gran empresa de ascensores en Alemania, está trabajando con todo tipo de sensores en sus equipos que entregan información periódica que fomenta pequeños ajustes, analiza posibles problemas a futuro y evita altos costos en arreglos y accidentes. Todo esto es posible por el trabajo de una plataforma de inteligencia. No somos una compañía de publicidad como lo es otra, no somos un retail como lo es otra, ni tampoco de dispositivos, somos una compañía con una plataforma inteligente de productividad.

Según las mediciones de analistas, el motor de búsqueda de Microsoft, Bing, está creciendo, pero de manera lenta. ¿Cómo lo ven ustedes?

Estamos creciendo particularmente en mercados como el de EE.UU., pero en otros países debo admitir que hay un monopolio de otra compañía que tiene un 95% del mercado. Sin embargo, toda la inversión que hacemos en Bing nos permite hoy ofrecer inteligencia como la de Cortana y soluciones de Internet de las cosas; ésa es una diferenciación que tenemos.

Aunque sigue siendo muy popular, la adopción del navegador Internet Explorer está decreciendo.

Es un mercado muy competitivo con varios opciones de navegadores y con escenarios de uso muy distinto dependiendo del país y del dispositivos que se use para navegar. No digo que los navegadores no importen, porque sí, pero creo que a las personas le importan mucho más las aplicaciones y los programas. Trabajamos para que todos nuestros servicios funcionen bien en todos los navegadores.

Se viene hablando de la muerte del e-mail como herramienta de comunicación en las empresas. ¿Cree que veremos una resurrección o son los años finales del correo electrónico?

Hay mucho por hacer para seguir dándole valor a que la gente que se comunique entre si y aprendimos la lección y se necesita mucho más que e-mails. Cuando uno revisa informes de productividad ve que por sobre el uso del e-mail crece la adopción de herramientas más instantáneas, como redes sociales. Al menos lo que yo hago es decirle a mi gente: si es un documento que tenemos que trabajar, no me los mandes por e-mail porque tardaré en leerlo. Tenemos que encontrar herramientas para la productividad entendiendo que ésta implica compartir, es un proceso social. Teniendo esto en cuenta es que podemos darle inteligencia al e-mail.

En 2014, Microsoft anunció el mayor número de despidos de su historia, que alcanza casi al 15 % de su plantilla global (18.000 personas). ¿Planean más despidos? Y por otra parte, ¿en qué áreas de la compañía se está contratando?

En 2014 hicimos anuncios significativos relativos a simplificar nuestra fuerza de trabajo y sobre la manera en la que trabajamos. La compañía ha crecido muchísimo en los últimos años, debido en parte a adquisiciones como la de Nokia, y al mismo tiempo está en un momento de simplificar la manera en la que trabaja, lo que se ha transformado en un mantra de nuestro CEO Satya Nadella. Particularmente hubo cambios en Investigación y Desarrollo, Ventas y Marketing. Ha cambiando mucho la manera en la que se desarrolla, se necesita más agilidad y por otra parte teníamos tareas duplicadas luego de la compra de Nokia. Pero también estamos contratando a través de una academia que tiene Microsoft para reclutar a las mejores mentes jóvenes.

Sólo 25% de la plantilla total de sus empleados son mujeres, de las que sólo el 17% son del área de ingeniería. ¿Qué más falta hacer?

Es un desafío de la industria y nosotros trabajamos desde etapas tempranas en los colegios y universidades. En la academia de Microsoft casi la mitad de participantes son mujeres, pero aún falta trabajar para que más mujeres se acerquen a estas posiciones.

¿Cuáles son las innovaciones que nos sorprenderán en los próximos años?

Estoy fascinado con las posibilidades que tendremos para encontrarnos con las personas sin la necesidad de viajar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.