Pronóstico del tiempo: el cielo eléctrico

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Jueves inestable por la mañana, tarde de calor con 29°C. Viernes con lluvias aisladas. Sábado con probabilidad de lluvias y tormentas durante todo el día. Domingo muy ventoso con descenso de temperatura
Jueves inestable por la mañana, tarde de calor con 29°C. Viernes con lluvias aisladas. Sábado con probabilidad de lluvias y tormentas durante todo el día. Domingo muy ventoso con descenso de temperatura Crédito: Augusto Costanzo
(0)
10 de octubre de 2019  • 01:42

Escenas del capítulo anterior

Ráfagas de viento caliente circularon desde comienzos de semana por la ciudad, como si alguien hubiese encendido un secador de pelo en el norte apuntando hacia el Río de la Plata. El mercurio completamente erotizado trepó a valores semiestivales y todos tuvieron que volverse a casa con la campera en la mano. El aire cálido e inestable trajo chaparrones que gambetearon la ciudad y Buenos Aires la sacó realmente barata ayer por la noche cuando el granizo desistió de atacarnos. Un nuevo embate se preparaba para este fin de semana con planes de que el viento sureño choque contra este caldo en el que nos encontramos inmersos. Todo indica que el aire frío viene en camino para salvarnos de las altas temperaturas. Solo resta saber a qué precio. De esto trata el episodio de hoy.

El placer de los dioses

La vida está llena de placeres culposos. Detrás de cada goce hay una consecuencia, o se engorda, o se siente culpa, o lesiona nuestra economía, o es hereje y así hasta el último deleite. La meteorología no es ajena a eso. Detrás de la belleza de un huracán visto desde el espacio hay una ciudad arrasada. La lluvia que inspira a un poeta es la misma que arruina una fiesta planeada hace meses. Ese rayo que se recorta en el cielo con absoluta suntuosidad termina incendiando una casa al final de su recorrido. El sol perpetuo en la playa de un verano sin lluvias tiene su espejo en una sequía con la cosecha perdida y el ganado muerto por la sed. Alguien disfruta de una nevada mientras algún pueblo queda aislado varios días con caminos intransitables y sin provisión eléctrica. Puede que no existan ni el bien ni el mal como puede que no exista el buen o mal tiempo. Todo viene a cuento de un fin de semana que puede proponer desde la belleza de un show eléctrico en el cielo y el placer de quedarse en su hogar hasta la maldición de planes arruinados y la condena de tener que quedarse encerrados en casa. Los dioses han dispuesto un sábado de ira atmosférica. Thor martillará el firmamento rioplatense, Eolo nos someterá con sus ráfagas y Zeus se transformará en lluvia para volver a conquistar a Dánae. Puede maldecir a los dioses pero a ellos no les importa la opinión de los mortales. Y menos la suya.

Jueves: mañana inestable, tarde de calor

Comienzo inestable en la ciudad de Buenos Aires donde alguna tormenta aislada no desentonaría hacia el amanecer y parte de la mañana. Por delante queda una jornada con menos nubarrones pero conservando nubosidad alta que tapará el sol hasta las últimas horas. No es mal negocio el manto de nubes altas sabiendo que se mantiene el descenso de aire caliente, por eso a pesar de las lluvias de ayer y las potenciales de hoy, el termómetro no se resiente y puede escalar a 29°C donde la humedad imperante puede elevar la percepción a un calor netamente veraniego. La noche ofrece ráfagas del norte que no permiten el descenso nocturno y podemos irnos a dormir con 25°C, el ventilador sale a la cancha en el cierre del día. Hacia la medianoche se produce una rotación de viento que puede traer alguna lluvia fuerte en la madrugada.

Viernes: chaparrones aislados

Tormentas intermitentes para el arranque del viernes, algunos modelos señalan que se quedan toda la mañana y otras simulaciones nos hacen precio. La veleta se mueve por todos los cuadrantes y junto a la falta de sol tranquilizan al mercurio que se repliega a 27°C vespertinos. La tarde y la noche parecen estar a salvo, el cierre del día encuentra nuevamente a las tormentas a la vuelta de la esquina. A pesar de la permanente amenaza de lluvia algunos modelos muestran mucho ruido pero pocas nueces con los pluviómetros casi secos hacia el final del día. No suspenda ninguna actividad a pesar de los íconos de lluvia, la verdadera amenaza se encuentra cruzando la frontera de la medianoche.

Sábado: ataque meteorológico

El sábado tiene todas las de perder. Entrada de aire frío que puede favorecer el desarrollo de tormentas, algunas fuertes. No desestimar las alertas que puedan emitirse. Viento fuerte y frío en superficie que sumado a la falta de sol provocan una brutal caída de la temperatura. La situación es radicalmente diferente a la de mitad de semana, la temperatura cae de una sensación de 32°C a valores inferiores a 20°C en una tarde que puede mantener el ritmo de lluvia por varias horas. Recién la noche trae la calma y clausura el escenario de inestabilidad de cuatro días inestables.

Domingo: viento fuerte y frío

La jornada dominical le devuelve la calma al estuario de Río de la Plata. Las primeras horas pueden mostrarse inestables para pasar después a un día con sol entrecortado donde conservamos el viento frío en superficie que recortaría la temperatura en 19°C. La mesa afuera no está completamente asegurada pero el dato principal es la ausencia de precipitaciones. Abrigarse mucho los que decidan salir a dar una vuelta.

Eso es todo amigos. Quedan por delante un par de tardes de calor. Si usted es un ultra del verano no le grite en la cara los goles a la afición invernal. El frío viene en camino y no solo empata el partido sino que lo da vuelta con una semana entrante en la que el permanente viento del sur no dejará que el mercurio trepe más allá de los 18°C.

Hasta la semana que viene.

@JopoAngeli

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.