Pronóstico del tiempo. El invierno se estrena en Buenos Aires

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Importante descenso de temperatura en la ciudad por entrada de aire polar. Mínima de 1°C para el fin de semana. Sin previsión de lluvia por varios días.
Importante descenso de temperatura en la ciudad por entrada de aire polar. Mínima de 1°C para el fin de semana. Sin previsión de lluvia por varios días. Fuente: LA NACION - Crédito: Ilustración Costhanzo
(0)
25 de junio de 2020  • 00:19

Jueves: chiflete hostil

Arranca una hilera de jornadas muy frías en la ciudad de Buenos Aires. La mañana de hoy todavía conservará un poco de clemencia con los friolentos, será una suerte de transición a amaneceres mucho mas fríos. Se acaban los días inestables, hoy será el primero sin estimación de lluvias. También se corre la cobertura nubosa que, si bien representa una buena noticia para la tarde, facilitará el enfriamiento nocturno promoviendo mínimas matinales muy bajas. Las primeras horas del día de hoy conservan cierta inestabilidad, las nubes deberían correrse antes del amanecer, si al salir hay algún goteo sepa que se viene una rápida mejora. Piso térmico de 7°C para el área metropolitana con bastante viento en superficie lo que podría derivar en baja sensación térmica. El sector suburbano puede empezar la cuenta desde los 2°C y el recálculo por el chiflete puede llevarlos a una percepción bajo cero. En los últimos cordones del GBA la mañana se sentirá polar, sin atenuantes y justificará cualquier exageración en la indumentaria.

El ingreso de aire antártico a tanta velocidad dejará tiritando al conurbano de entrada. Después el termómetro repunta hasta 13°C con cielo algo nublado y conservando la velocidad del viento. Eolo recién se calma a la noche en un cierre con 9°C para el cemento porteño y 6°C para el pasto suburbano. De esta relación entre hormigón y césped hablaremos al final de este reporte, si no me cuelgo con otras cosas.

Viernes: el regreso del Yeti

Para mañana el aire polar ya estará instalado en la ciudad. El Yeti ya desempacó sus valijas y se nota en un amanecer con 4°C en la ciudad autónoma y 2°C en el conurbano. La mañana es mucho mas fría que la del día anterior pero no presenta viento en superficie, intuyo que hasta podría ser menos hostil para el que le toque caminar varias cuadras hasta la estación o quedarse esperando el bondi en la parada por varios minutos.

Se estima un día con sol intermitente, con varios segmentos muy nubosos y puede que no exista eso de caminar en la vereda soleada para mitigar el frío. Otra tarde con el termómetro recortándose en 13°C y más allá de algunas nubes cargadas que crucen nuestro cielo, no hay previsión de lluvias.

La noche se proyecta muy fría, se agrega una manta más a la cama, vuelve el pijama y se enchufa el caloventor. Creo que ya no queda gente que use bolsas de agua caliente, mi abuelo colocaba un ladrillo caliente envuelto en diarios adentro de la cama antes de acostarse, una locura. Y eso que todavía conservaba cierta lucidez.

Sábado: el invierno se florea

Comienza un fin de semana signado por las bajas temperaturas. Entiendo que todos los patagónicos que leen este reporte se ríen cuando etiqueto tardes de 12°C como muy frías, soy consciente de eso pero esto es el Río de la Plata. Para aquellos que estén planeando la salida recreativa con los niños hay que aclarar que si bien el fin de semana será presentado como extremadamente frío no representa otra adversidad meteorológica más que las bajas temperaturas matinales.

Comienza un fin de semana signado por las bajas temperaturas

No se estiman ráfagas ni precipitaciones y las tardes muestran una marcada recuperación térmica con respecto al amanecer. El termómetro larga en 3°C en capital y 1°C en el Gran Buenos Aires en una mañana con viento leve que no va a exagerar la percepción. Cielo parcialmente nublado, máxima de 12°C para redondear un día netamente invernal. La noche del sábado será la más fría de toda la saga, modere el consumo de bebidas espirituosas para combatir el frío que esto no es Siberia.

Domingo: mañana esquimal

La mañana dominical significará el piso térmico de toda esta hilera de amaneceres invernales con apenas 2°C para los porteños y 0°C para los bonaerenses. Se estima muy poco viento en superficie por lo que no habría recálculo de sensación térmica. Se pueden esperar escarchas y pasto congelado en el sector suburbano. La temperatura se recupera hasta un mediodía con 9°C que puede ser combatido con busecas, guisos, locros, polentas o cualquier expresión de la gastronomía invernal.

En realidad, es el momento para comer todo eso que ingerimos en Navidad cuando estamos muertos de calor

En realidad, es el momento para comer todo eso que ingerimos en Navidad cuando estamos muertos de calor. La tarde proyecta 12°C con cielo algo nublado repitiendo las variables del día anterior, se puede salir a pasear un rato con los chicos sin ningún problema, solo habrá que abrigarse más de la cuenta. Cumplida la jornada habremos dejado atrás el tramo más frío de esta oleada de bajas temperaturas.

Spoiler alert

La ola está de fiesta y sigue en la semana entrante. El termómetro empieza a levantar el perfil de a poquito, con 14°C para el lunes y el martes. De los 0°C del domingo a la mañana pasamos a amaneceres con 5°C, toda una diferencia. Pero la veleta no rota, todo lo contrario, hay reingreso de aire frío para el martes que podría traer precipitaciones y un miércoles donde podríamos tener la máxima mas baja del año. Como diría una vieja publicidad de heladeras, el frío no se va.

El enemigo invisible

No voy a explayarme demasiado al respecto. Cada oleada de bajas temperaturas deja algunas victimas fatales por intoxicación por monóxido de carbono. Mas que por hipotermia. Máxima atención los que busquen calefaccionarse con braseros o estufas a gas. Ventilen los ambientes en algún momento del día, todos los días.

La isla de calor

Ya hablamos muchas veces del efecto "isla de calor" de la ciudad de Buenos Aires. El cemento propicia una inercia térmica que impide un descenso rápido de la temperatura, por eso las mínimas tan diferenciadas con el sector suburbano donde la tierra permite el enfriamiento nocturno. El efecto ya dejó sin heladas a la Capital Federal, los recuerdos de pasto congelado nos llevan varias décadas hacia atrás. No es una virtud, si bien los amaneceres son menos duros lo pagamos muy caro en verano cuando la temperatura nocturna no baja.

Eso es todo amigos, hasta la semana que viene.

@JopoAngeli

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.