Pronóstico del tiempo: enloquece el #TeamVerano

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Jueves con tarde de verano, máxima de 30°C. Viernes caluroso con 29°C. Probabilidad de precipitaciones el sábado por la mañana, luego caluroso. Domingo de pileta con 32°C
Jueves con tarde de verano, máxima de 30°C. Viernes caluroso con 29°C. Probabilidad de precipitaciones el sábado por la mañana, luego caluroso. Domingo de pileta con 32°C Crédito: Augusto Costanzo
(0)
14 de noviembre de 2019  • 01:27

Esa hinchada está reloca

Era de esperar semejante reacción después de soportar amaneceres con las mejillas congeladas, tardes enteras con las nalgas contra la estufa y noches volviendo a casa con el viento helado en contra: la hinchada estival festeja esta hilera de tardes de enero de manera eufórica. Los barrabravas veraniegos se exorcizan del frío con tardes de 32°C y los que vuelven tarde se olvidan de esas noches en las que había que resistir como un esquimal hasta llegar a casa. Allí están ellos exultantes, el #TealVerano borrachos de gloria con este pasaje de altas temperaturas apedreando al mico del invierno mientras los amantes del frío sufrimos este cachetazo térmico. Hoy se esperan más de 30°C en otra tarde que hará las delicias de los amantes del género estival.

Nunca los entenderé, el calor intenso empeora mi escaso humor y mi fastidio llega al último subsuelo. Y ellos ahí, tan contentos con el termómetro completamente erotizado. Son tipos raros. Aman el calor y llegan a su casa y prenden el aire acondicionado. Aman el sol, pero en sus vacaciones pagan fortuna por la sombra. Algunos destacan ser blancos pero esperan al verano para oscurecer su tez. Y viven en una de las peores ciudades del mundo para pasar un verano. Pero ahí están festejándole a su deidad, Ra para los egipcios, Inti para los Incas, Sooolazo para los cordobeses. La hinchada del calor se hace local y festeja esta gentileza primaveral. Los amantes del frío empezamos a sentirnos cada vez más visitantes.

Jueves: cachetazo estival

Bienvenidos a una jornada netamente veraniega en la ciudad donde solo las mínimas nos separan de un día típico de enero. Será otra jornada de calor intenso, nada sofocante ni agobiante pero muy incómodo para aquel que tenga que patear el cemento porteño todo el día bajo el sol, que ya empieza a pesar un poco. Cielo parcialmente nublado, 30°C de temperatura punta con la sensación térmica algunos escalones más arriba entendiendo que toda nube que nos tape el sol es bienvenida. La noche cierra en 25°C en un ambiente estable con suave viento del noreste que sigue inyectando aire caliente en nuestra columna atmosférica.

Viernes: otro show veraniego

Sigue la hilera de tardes calurosas con un viernes que intentará rematar en 29°C marcando una nueva tarde de remeras transpiradas. La mañana arranca en 19°C, se empieza a notar en estos días que el sol sale mucho antes y eso provoca un rebote más temprano del mercurio, las mañanas fría ya son un recuerdo. Sol entrecortado durante toda la mañana y una tarde con el firmamento limpio para redondear otro día robado al verano. La noche no corre riesgo y la madrugada puede tener alguna lluvia latente para los que trasnochen y vuelvan tarde. Los modelos colocan las precipitaciones en el amanecer del fin de semana.

Sábado: la mañana en duda

El fin de semana repite el arranque inestable de la semana pasada con probabilidad de tormentas aisladas durante toda la mañana. La tarde muestra gradualmente la mejora definitiva con el retiro de los nubarrones y la noche no corre riesgo. No para el descenso de aire caliente y se repite otra tarde de calor con más de 28°C donde la humedad y la superficie mojada pueden favorecer una térmica de treinta y pico. Lamentablemente, si usted tiene una actividad al aire libre en la mañana, al mediodía o en la tarde temprano puede ligarse un duchazo. Las lluvias no están asociadas a la entrada de aire frío por lo que el termómetro no se da por aludido y prepara una demostración de fuerza para el día siguiente.

Domingo: llenando la pileta

La jornada dominical es otro ensayo veraniego con el termómetro marcando 28°C al mediodía y pidiendo la mesa afuera en el almuerzo. La tarde proyecta 32°C y habilita el primer "Marco Polo" en la pileta. Se proyecta cielo parcialmente nublado; no subestimen al sol que, si bien no está en su extrema potencia, igual puede hacer daño.

Eso es todo amigos, es ese momento en el que molesta el festejo de la hinchada rival; pero no es para menos, son días en los que la afición del #TealVerano se rompe las manos aplaudiendo, se abraza con un desconocido sentado en la platea de al lado, se queda afónica gritándole al mercurio. Todo será hasta el lunes, cuando una entrada de aire frío traerá una tormenta a la ciudad haciendo desplomar la temperatura y recordándole al termómetro que la primavera sigue vigente.

Hasta la semana que viene.

@JopoAngeli

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.