Pronóstico del tiempo: la estufa sigue apagada

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Jueves con mañana fría y tarde templada, máxima de 23°C. No hay previsión de lluvias ni frío hasta la semana que viene. Fin de semana con máximas de 20°C
Jueves con mañana fría y tarde templada, máxima de 23°C. No hay previsión de lluvias ni frío hasta la semana que viene. Fin de semana con máximas de 20°C
(0)
30 de abril de 2020  • 01:22

El reposo del guerrero

Podemos decir que abril se va sin dejar sobresaltos meteorológicos, habiendo cumplido el objetivo de no adelantar el invierno y a pesar de algunas mañanas donde hubo que abrigarse mucho, la tarde siempre invitó a abrirse la campera. No entiendo cómo todos no aman al otoño. Podría comprenderlo de los barrenderos, lo cual es una pena porque si no fuera porque se tapan los sumideros yo no recogería ni una sola hoja de la calle y hasta me animaría a caminar pateándolas infantilmente si nadie me mira. Ese manto de hojas rendidas en el piso con esa gama cromática de ocres, amarillos y verdes hace de cualquier vereda un postal. El otoño sigue encendido y nosotros continuamos con la estufa apagada, con el caloventor desenchufado. Es más, todavía sin tanta manta por la noche y hasta con la ventana abierta. El otoño seguirá haciendo las delicias de los amantes del género por algunos días más, luego se espera una cachetazo polar para mitad de la semana, pero se revierte rápidamente. Recién hacia el martes alguien podría decirle a la estufa que vaya precalentando, que podría salir a la cancha un par de días. Hasta entonces, seguirá apagada, pudiéndose pijotear algo de luz y gas lo cual siempre es bienvenido. Disfruten de estos días sin tardes frías, la promoción no es válida para la semana que viene.

Jueves: mañana fría, tarde agradable

Arranca otro día otoñal con un amanecer mucho más fresco que los anteriores, pero con bastante menos viento que ayudará a sobrellevar la espera del bondi con 11°C. Los que salgan temprano tendrán que abrigarse más allá de la promesa de una tarde templada. Es otra mañana de cielo limpio donde Eolo no participa por lo que el aire quieto y el sol nos darán un rápido rebote, sosteniendo el mercurio hasta los 23°C en la tarde, configurando una jornada de marcada amplitud térmica. El atardecer muestra un poco más de nubosidad y nos vamos al sobre con 20°C, toda una gentileza para los friolentos considerando que mayo está a la vuelta de la esquina.

Viernes: el otoño se florea

El viernes mantiene la oferta de viento calmo en la ciudad, la mañana se recupera con 16°C de mínima como para no salir tan emponchado. Se estima una jornada con cielo parcialmente nublado y una tarde térmicamente muy agradable con 22°C de máxima. El otoño nos regala otra jornada de veintipico, al atardecer el anemómetro se despereza y vuelve a soplar el viento en el estuario, la veleta indicará sur anunciando el ingreso de un débil frente frío a la ciudad.

Sábado: otra mañana fresca

El aire sureño de toda la madrugada nos vuelve a dejar una mañana fresca con el mercurio despegando desde los 11°C, al mediodía llega viento no tan frío desde el río y la tarde logra sostener los 20°C. Una jornada con buenas condiciones meteorológicas que se toma revancha de las fuertes lluvias del fin de semana pasado.

Domingo: calor suave antes del frío

Para el domingo se espera un descenso de aire caliente a la ciudad, que sostendrá los 20°C de temperatura punta en un día mucho más nuboso, pero que puede invitar a sacar la mesa al mediodía. Será el último día con paz atmosférica y la última tarde de sol: el cierre del día marca el regreso del cielo nublado y los cúmulos cargados, pero sin previsión de lluvias.

Spoiler alert: lluvias y cachetazo polar

El lunes será la última oferta de moderación térmica sin que la tarde rompa el piso de los 20°C. Hacia la noche tendremos una brutal entrada de aire frío que puede anunciarse con precipitaciones. El martes da vuelta la taba con una tarde de 15°C en la primera tarde con matices invernales. Las temperaturas seguirán bajando hasta la mañana polar del jueves, pero de eso hablaremos en el próximo episodio.

Eso es todo amigos. Algún día la ciencia deberá develar la relación entre la estufa y nuestras nalgas. ¿Por qué el ser humano lo primero que quiere al llegar a casa tras un frío atardecer es apoyar sus glúteos en la calefacción? ¿Por qué nos da tanto placer depositar nuestro traste en una fuente de calor y no otra parte del cuerpo? ¿No deberían venir las estufas con una forma más anatómica al respecto? ¿Por qué las nalgas tienen esa prioridad aún cuando llegamos con las manos congeladas? ¿Es peligroso hacerlo en un fogón? Lo trataremos durante el invierno.

Hasta la semana que viene.

@JopoAngeli

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.