Pronóstico del tiempo: extrañando al cielo

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Jueves inestable con probabilidad de precipitaciones aisladas por la tarde. Ascenso de temperatura a partir del viernes. Fin de semana con poco sol, con calor y sin lluvias.
Jueves inestable con probabilidad de precipitaciones aisladas por la tarde. Ascenso de temperatura a partir del viernes. Fin de semana con poco sol, con calor y sin lluvias. Crédito: Augusto Costanzo
(0)
26 de marzo de 2020  • 00:53

Hogar dulce hogar

Cuando por primera vez recomendaron no saludar a nadie, evitar las aglomeraciones y reducir al mínimo la vida social supe que la pandemia estaba hecha a mi medida. Ahora ya entramos en cuarentena y esta es la primera columna que escribo en aislamiento desde un viejo refugio nuclear en el fondo de mi casa que quedó en desuso desde el final de la guerra fría. Aprovecho alimentos que estaban en las alacenas, en especial la heladera llena de Mountain Dew, Tab y Pindy pomelo. Confieso que esta no es mi primera cuarentena. A los nueve años me quedé encerrado en el ascensor. Está bien, fueron solo dos horas pero parecieron semanas. Creo que en la adolescencia pasé más horas encerrado en mi cuarto que en contacto con la humanidad, no sé si eso cuenta como cuarentena.

Recuerdo esas semanas en la estación espacial Skylab, los astronautas no solo estábamos preparados para soportar la falta de gravedad sino también el embole. Después del aislamiento pasamos otra cuarentena en la tierra por si traíamos algo raro del espacio, fueron dos semanas con dos agentes federales en mi casa y con mi teléfono intervenido para asegurarse que no le contara a nadie lo de las extrañas luces en el cielo. Cómo olvidar esos tres meses recluido en el Hangar 51 donde terminamos jugando a El Estanciero contra los extraterrestres para matar las horas. Uno de esos alienígenas antes de chocar su nave en Nevada había vivido varios años en el Uritorco y era muy bueno contando chistes.

Después se sumó un aislamiento involuntario cuando mi parapente quedó enganchado en la copa de un árbol y fui encontrado tras dos semanas, otro cuando tuve que pasar a la clandestinidad tras haber cortado accidentalmente la luz en todo el pueblo durante la final del mundial de México y el último confinamiento cuando me quedé dormido en los reservados de un boliche que abría solo una noche por semana.

Fue por eso que al final de cada encierro lo primero que hacía era quedarme mirando el cielo por horas, disfrutar de los avatares meteorológicos y terminar estudiándolos. Aquí me tienen, encerrado nuevamente para contarles qué veremos por la ventana los próximos días.

Jueves: acá está el otoño

Después de varias tardes de calor veraniego entró aire frío a la ciudad y el otoño asumió formalmente sus funciones. Para hoy se espera un día con poco sol, viento fresco en superficie y un termómetro mucho más moderado. Si bien nos diferenciamos de los 32°C del martes lo bueno es que la temperatura no se desploma significativamente, nos bajamos algunos escalones de los registros veraniegos sin entrar en un escenario de bajas temperaturas, se aplacan los registros vespertinos pero las mínimas no ceden tanto. La mañana muestra 20°C, la tarde puede tener algún chaparrón aislado con el mercurio trepando hasta solo 25°C. No hay estimación de lluvias nocturnas y se redondea una jornada con temperatura mucho más acorde a lo que marca el calendario.

Viernes: lejos del frío

La frondosa nubosidad mantiene el calor en superficie y a eso se suma un nuevo episodio de descenso de aire caliente al estuario lo cual empujará al termómetro más arriba que el jueves. La mañana larga en 21°C y seguimos distantes de arranques frescos. En circunstancias normales me encontrarían despotricando al respecto, pero reitero que es fundamental no entrar de antemano en un escenario de frío matinal ni nada que favorezca resfríos o condicione a aquellos que son sensibles a los bruscos cambios de temperatura. Sigue el sobrevuelo constante de nubarrones en otro día con poco sol pero mucho más estable, de hecho no se estiman precipitaciones. La tarde puede traer 27°C de máxima con 23°C hacia el cierre.

Sábado: sube la temperatura

El otoño se toma el fin de semana y el mercurio vuelve a envalentonarse aprovechando el viento norte. El sábado arranca con 21°C siguiendo con la tónica de amaneceres templados, transcurre con mucha nubosidad, no planea lluvias en todo el día alcanzando una máxima de 29°C vespertinos. El ventilador no se apaga a la noche en un cierre con 26°C. Se sigue moldeando un mes de marzo que quedará en el podio de los más calurosos en lo poco que va del siglo.

Domingo: otra tarde de calor

La jornada dominical mostrará la última tarde de calor, la semana entrante volverá la circulación de aire frío y tanto mínimas como máximas se replegarán varios grados. Sigue el viento norte y también siguen las nubes, será el quinto día en hilera con poco o nada de sol. Amanecer con 22°C y una tarde de 30°C para repeler cualquier intento invernal antes de tiempo. No hay previsión de lluvias y, si su casa lo permite, puede sacar la mesa afuera al mediodía.

Eso es todo, amigos. Entiendo que son días en los que la atención no pasa por las variables atmosféricas pero es importante que no se anticipe ningún escenario invernal ni se produzcan fuertes variaciones de temperatura, ni mañanas con frío y precipitaciones para aquellos que todavía tienen que salir temprano a trabajar. Se vienen días más opacos, con mucho menos sol, no pierdan el ánimo y no salgan de sus casas. No es mucho lo que falta para volver al aire libre. El mes que viene, tener que caminar bajo la lluvia puede llegar a ser una gran noticia.

@JopoAngeli

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.