Pronóstico del tiempo: el grito del juanete

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Jueves con cielo algo nublado y máxima de 31°C. Viernes sofocante con 34°C y alta sensación térmica. Fin de semana sin previsión de lluvias. Domingo muy caluroso.
Jueves con cielo algo nublado y máxima de 31°C. Viernes sofocante con 34°C y alta sensación térmica. Fin de semana sin previsión de lluvias. Domingo muy caluroso. Crédito: Augusto Costanzo
(0)
23 de enero de 2020  • 02:14

Escenas del capítulo anterior

Después de un lunes con casi 39°C de sensación térmica, la temperatura bajó levemente pero la humedad se quedó. Respaldada por el viento este, nuestra columna atmosférica se saturó de vapor de agua y Buenos Aires se transformó en un sauna donde los callos y los huesos apenas soportaban la situación de humedad extrema. Los porteños intentaron sobrevivir a este caldo donde la mayoría de las noches fueron realmente fastidiosas. Las previsiones de un viernes de calor infernal volvían a sembrar el pánico en la ciudadanía.

The juanet experiment

Varios años atrás fui testigo de una operación secreta en un hangar escondido de una base militar en la provincia de Buenos Aires. En ella, personal jerárquico del Servicio Meteorológico Nacional, altos mandos del Ministerio de Defensa y algunos enviados de fuerzas armadas de todo el mundo llevaron adelante un experimento que hace tiempo se venía confeccionando con absoluta reserva y bajo el estatus de secreto de estado. En ese lugar se montó una oficina meteorológica con total sigilo conformada por varias abuelas con callos sensibles a los cambios atmosféricos. Mientras tejían con sus talones apoyados en otra silla varios sensores registraban la actividad de los huesos del pie. Junto a un hipocampo y una virgencita que cambiaban de color, comprados en un viaje a San Clemente del Tuyú de un ingeniero chino, se conformó un pronóstico del tiempo a diario y fue cotejado con previsiones elaboradas por la NASA en base a radares, complejos algoritmos e imágenes entregadas desde el espacio. La precisión del contingente local deslumbró a los científicos foráneos y recuerdo al almirante norteamericano John Lawler cotejar los pronósticos locales con los elaborados por la avanzada tecnología norteamericana y decir de manera tajante: "Juanete mata satélite".

El experimento se desmanteló y sus resultados nunca fueron publicados por miedo a que las agencias internacionales sufrieran recortes presupuestarios. Una agente de la KGB rusa fue infiltrada en los medios para custodiar que el proyecto no tomara estado público, naciendo así la carrera televisiva de la gran Nadia.

Jueves: otro día pesado

Bienvenidos a otra jornada de calor en la ciudad. Otra mañana que deja atrás una noche incómoda para dormir con el termómetro sin bajar los 23°C. A diferencia de los últimos días hoy no se esperan nubarrones, si bien tendremos una hermosa postal de cielo despejado, estar todo el día expuesto al rayo directo del sol puede resultar fastidioso. El jueves comienza con viento norte y termina con la veleta marcando este, el mercurio trepa hasta 31°C con una percepción más alta pero no es una tarde que pueda ser etiquetada como sofocante. El cierre se estima en 25°C y comienza otra noche en la cual el ventilador deberá dejar todo en la cancha.

Viernes: arde la ciudad

Para mañana tendremos un round verdaderamente difícil en la ciudad, con el calor poniéndonos contra las cuerdas desde temprano y haciéndonos besar la lona por la tarde. A media mañana podríamos ya contar con un ambiente muy caluroso esperando una tarde en la que el mercurio sobrepase los 34°C con una sensación térmica disparatada. La gran noticia es que son las últimas horas de calor fuerte, cerrando el día entra aire frío y seco lo cual podría favorecer alguna tormenta aislada. El viernes es un día agotador de calor extremo, no subestime las altas temperaturas si le toca estar toda la jornada en la calle.

Sábado: por fin afloja

Arranca un fin de semana con buen tiempo en Buenos Aires. El sábado propone una atenuación térmica muy marcada con respecto a los últimos días. La mañana puede presentar algo de inestabilidad con el constante sobrevuelo de nubarrones, inclusive algunos modelos presentan una baja probabilidad de algún chaparrón antes del amanecer. A media mañana se corren las nubes, se queda algo de nubosidad alta, circula aire más fresco y el mercurio se mueve con mucha más cautela recortándose en 31°C vespertinos. La noche cierra con 25°C con buenas condiciones meteorológicas para los que decidan salir. Considerando el calor intenso de la jornada dominical, el sábado parece el mejor día para planificar actividad al aire libre.

Domingo: tarde de pileta

Nuevamente 2020 entrega un domingo de pileta. Se espera una jornada con calor fuerte pero al estar enmarcada en el fin de semana se salva de una calificación negativa. Se proyecta un día con el mercurio más alto de toda la semana sin contar con la humedad que nos aplastó durante los últimos días. La mañana larga en agradables 21°C, luego el termómetro acelera hasta 31°C al mediodía para superar largamente los 34°C a media tarde haciendo las delicias de la afición piletera.

¿Por qué se hacen tan pesados los días de calor? El SMN lo explica de manera muy didáctica en el siguiente tutorial en video:

Eso es todo amigos. Buenos Aires es un pantano pero mañana a la noche llega el alivio.

Hasta la semana que viene.

@JopoAngeli

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.