Pronóstico del tiempo: hasta siempre, primavera

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Jueves con calor y cielo despejado, máxima 29°C. Viernes inestable y muy caluroso llegando a 32°C. Fin de semana sin previsión de lluvias
Jueves con calor y cielo despejado, máxima 29°C. Viernes inestable y muy caluroso llegando a 32°C. Fin de semana sin previsión de lluvias Crédito: Augusto Costanzo
(0)
28 de noviembre de 2019  • 02:28

El verano no oficial

Antes de que se vean confundidos por la vigencia de las estaciones les recuerdo que en meteorología no esperamos hasta el solsticio y decretamos el final del mandato primaveral para el 30 de noviembre. Las variables de comienzos de diciembre ya son propias del período estival, estimar el comienzo del verano para el 21 es algo que solo rige para el calendario porque siempre para esa fecha ya nos habremos comido varios cachetazos térmicos. Esto también se hace extensivo al resto de las estaciones que comienzan tres semanas antes que su versión astronómica.

La graduación

Después de un largo derrotero la primavera llega a su fin. Un camino que comenzó con arrebatos invernales y terminó con algunas actitudes veraniegas. No es fácil encontrar su identidad entre figuras tan potentes como el invierno y el verano, no es nada sencillo hacer equilibrio entre las eternas comparaciones con las estaciones vecinas. Pero ahí está ella, con el deber cumplido de no habernos congelado por el frío ni calcinado por las altas temperaturas. Su único pecado es la tibieza, en una sociedad que no entiende la moderación y que pide que todo se juegue hasta el extremo. Lo que debería ser su virtud, termina devaluándola. Su mandato vence el sábado y solo diré: lo has hecho muy bien, primavera. Puedes retirarte con el deber cumplido.

Jueves: otro día a pleno sol

Comienza otra jornada de marcada amplitud térmica en el Río de la Plata y que anexa un casillero más a la saga de días con cielo despejado y tardes calurosas pero sin llegar a niveles sofocantes. La mañana puede mostrar 16°C de salida en el cemente porteño y algunos grados menos en el sector suburbano. Si puede apechugar el fresco matinal se evitará de pasear el abrigo durante el resto del día. Es un jueves sin sobresaltos atmosféricos por si usted necesita moverse por la ciudad: el viento leve junto a la humedad moderada, el calor mesurado y la poca nubosidad moldean un verdadero manifiesto de cómo debería ser un día de calor después de los disparates de la semana pasada. Tarde estable con 29°C de máxima y noche en 25°C, bajando hacia la medianoche como para arreglarnos solo con el ventilador a la hora de dormir.

Viernes: pesado, muy caluroso e inestable

El viernes abre con 20°C y sería uno de los pocos momentos tranquilos del día. Luego todo se desmadra, el mercurio se dispara y los nubarrones asaltan el firmamento porteño. Viento caliente del noroeste, que puede empujar el termómetro a valores muy incómodos. Hasta el momento, la previsión es de 32°C que, si bien no llegan a calificar como agobiantes, hacen mérito para ganarse la antipatía del ciudadano de a pie. La tarde y el final del día pueden mostrar alguna probabilidad de tormentas aisladas. Todavía hay divergencias al respecto y las últimas simulaciones no muestran ni una gota, pero se mantiene la guardia alta por las dudas. Si tiene alguna actividad importante no sea pesimista ni cancele nada por más de que los pronósticos estigmaticen al viernes con un ícono de tormenta.

Sábado: ensayo veraniego

La primavera se despide con un día veraniego y el verano arranca con un día primaveral, así son las cosas en esta ciudad, pero ambas jornadas configurarán un fin de semana que hará las delicias de los amantes del género. Sábado con muy poca nubosidad, con una mañana agradable de 18°C que no parece ser la antesala de una tarde calurosa. Se prevé una máxima de 31°C, que puede animar a algún fundamentalista veraniego a intentar un chapuzón. La noche marca una nueva entrada de aire frío sin condicionar a quienes tengan planes. Aquellos que salgan lleven abrigo liviano.

Domingo: eco primaveral

La jornada dominical se proyecta muy tranquila: el amanecer acusa circulación nocturna de aire fresco con un arranque en 16°C. Cielo despejado durante la mañana que se mantiene todo el día, con un mediodía en agradables 25°C y una tarde con valores muy cómodos, proyectando una máxima de 26°C. El domingo no cuenta con el calor intenso del día anterior y parece una mejor jornada que el sábado para planificar actividad al aire libre.

Spoiler alert

La semana entrante muestra a la veleta muy cambiante por lo que ningún escenario prevalece, desanimando al mercurio de intentar levantar el perfil más de la cuenta. No hay lluvias fuertes a la vista, solo alguna precipitación débil en el amanecer del martes. Le ganamos la primera semana al verano, estratégico con tantas reuniones de fin de año y actos escolares.

Eso es todo amigos. Despedimos en este solemne acto a la primavera 2019, una estación que intentó cerrar la grieta térmica entre la afición invernal y la hinchada veraniega. A partir de la próxima semana y por tres meses miraremos el extendido cruzando los dedos para que la temperatura nos haga precio, de que los días extenuantes no se encadenen y de que cada tanto alguna tormenta le baje el copete al termómetro. Comienza la resistencia al reinado del Dragón. De ese tratará el próximo episodio.

Hasta la semana que viene.

@JopoAngeli

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.