Propuestas diferentes que nunca se olvidarán

Con estas recetas, éxito seguro con nuestros invitados
(0)
1 de diciembre de 2001  

Macarrones con salsa vermut

  • 300 g de macarrones cocidos al dente
  • 200 g de zanahorias baby cocidas
  • 50 g de manteca
  • una cucharada de azúcar
  • 1/2 vaso de vermut
  • una taza de salsa de tomate casera
  • queso rallado
  • perejil picado
  • Saltear las zanahorias con la manteca, agregar el azúcar y caramelizar. Incorporar 2 cucharadas de vermut y distribuir en una fuente. Cubrir con los macarrones, espolvorear con el queso y llevar al horno caliente. Bañar con la salsa mezclada con el vermut restante y espolvorear con el perejil.

    Arroz con almendras

  • 2 cucharadas de aceite
  • una cucharada de cebolla picada fino
  • 3 pocillos de arroz
  • caldo de verduras
  • una taza de queso gruyére rallado grueso
  • 2 yemas
  • 50 g de almendras
  • pimienta
  • Rehogar la cebolla con el aceite. Agregar el arroz, remover con una cucharada y, apenas esté tostado, incorporar caldo en doble cantidad que el cereal. Cocinar hasta tiernizar. Añadir las yemas, las almendras procesadas, el queso y abundante pimienta. Distribuir en una fuente y llevar al horno unos segundos antes de servir.

    Budín dulce de ananá

  • 1 ananá fresco
  • una cucharadita de canela molida
  • una cucharadita de clavo de olor molido
  • 3 huevos
  • Salsa:

  • 1 vaso de vino
  • una rama de canela
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/2 cucharada de almidón de maíz
  • Cortar el ananá en rodajas y cocinarlo con poca agua junto con la canela y el clavo de olor. Escurrir, procesar y agregar los huevos. Distribuir en un molde enmantecado y llevar al horno. Dejar enfriar y desmoldar. Salsa: colocar en una cacerola el vino, la canela y el azúcar. Hacer hervir y espesar con el almidón de maíz disuelto en vino. Retirar la canela. Al servir, la salsa puede ir sobre el budín o en un recipiente aparte.

    Peras a la gelatina

  • 6 peras medianas peladas
  • 100 g de azúcar
  • una cascarita de limón
  • gotas de esencia de vainilla
  • 8 amaretti molidos
  • 6 medias nueces picadas
  • una cucharada de licor a gusto
  • una caja de gelatina sabor ananá
  • Abrir las peras y ahuecar. Cocinarlas con poca agua junto con el azúcar y el limón. Retirar del fuego cuando estén tiernas, agregar la vainilla y enfriar. Distribuirlas en copas. Rellenarlas con los amaretti mezclados con las nueces y humedecer con el licor. Preparar la gelatina. Cuando comienza a espesar, cubrir las peras. Llevar a la heladera hasta el momento de servir.

    Duraznos rellenos

  • 8 duraznos en compota o una lata en almíbar
  • 100 g de ricotta
  • gotas de esencia de vainilla
  • 7 g de gelatina en polvo sin sabor
  • 6 cerezas confitadas
  • hojas de menta fresca
  • Escurrir los duraznos, reservar parte del agua de la cocción o el almíbar. Procesar 2 duraznos junto con la ricotta, la esencia y la gelatina disuelta en 6 cucharadas del almíbar reservado. Abrir los duraznos restantes, rellenarlos con la preparación y llevar a la heladera. En el momento de servir, decorar con las cerezas y las hojas de menta.

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.