Pymes: todo sobre los pagos con tarjeta

Las tarjetas, todo un mundo para explorar.
Las tarjetas, todo un mundo para explorar.
(0)
6 de enero de 2020  • 12:02

Todos los comerciantes debemos aceptar pagos con tarjetas no solo porque la ley nos obliga , sino también porque nos ayuda a conseguir más clientes y más ventas. En esta nota, Luciano Pizarro, licenciado en Economía, Doctorando en Dirección de Empresas y cofundador de Branding Agency , nos cuenta todas las ventajas y cuidados que tenés que tener cuando recibís pagos con este medio de pago.

Desde el 1 de abril de 2018, todos los comercios debemos aceptar pagos con tarjeta de débito o crédito. Al principio pudo parecer una amenaza, especialmente para los comerciantes tradicionales desconectados del mundo digital, pero lo cierto es que aceptar estos medios de pago puede, sin duda, ayudarnos a captar nuevos clientes y más ventas.

Hay mucha gente que por una cuestión de comodidad, de seguridad o de organización no lleva efectivo en la billetera. Estos potenciales clientes son los que habitualmente entran a los locales y lo primero que nos preguntan es: "¿aceptás tarjeta?". Si les contestamos que no, es muy posible que se vayan sin comprarnos nada mientras que si aceptamos este medio de pago, es probable que consuma, que vuelva a comprarnos en el futuro y que eventualmente nos recomiende. Con esto quiero decir que cuando un cliente se va de nuestro comercio sin comprarnos no estamos perdiendo solo una venta, sino que estamos perdiendo mucho más que eso. Por el otro lado, puede haber gente que se limite en las compras porque no tiene suficiente efectivo. Por ejemplo, si tenemos un local de ropa y no aceptemos pagos con tarjeta es probable que nuestros clientes no tengan demasiado efectivo en la billetera, entonces aunque le haya gustado dos prendas de nuestro local solo se pueda llevar una.

A pesar de esta increíble ventaja que nos ofrece este medio de pago, la gestión y el control de las ventas con tarjetas puede resultar, en algunos casos, un proceso dificil de llevar a cabo pero fácil de resolver. Cuando recibimos pagos con tarjeta, al no haber un flujo de efectivo, esos movimiento de dinero no pueden no quedar propiamente registrados y pueden traernos problema en el corto y mediano plazo.

¿Cuál es el problema con las tarjetas?

Los pagos con tarjetas, dependiendo si es de débito o de crédito, tardan un promedio entre 2 a 30 días hábiles en acreditarse en nuestra cuenta. Por este motivo, es necesario llevar a cabo una prolija contabilidad y estar alerta del dinero pendiente por cobrar y en qué fecha ingresará a nuestra cuenta bancaria.

Dado que la gran mayoría de las empresas emisoras de tarjetas disponen de distintos plazos de acreditación, esto le agrega complejidad a la administración y gestión de las operaciones con este medio de pago. Por ejemplo, si recibís un pago con una tarjeta de crédito Visa demora 18 días hábiles en acreditarse el pago de la venta, mientras que si fue con American Express tarda aproximadamente 28 días corridos. Este proceso puede desencadenar en tres principales problemas que pueden terminar en pérdidas considerables de dinero:

  • Mala gestión y contabilidad: muchos emprendedores y dueños de comercios no registran adecuadamente la compra, el medio de pago y la fecha de acreditación. Debido a este desorden y el desconocimiento sobre cuáles son las fechas de acreditación recurren al pago adelantado. Este servicio que nos ofrecen las tarjetas lógicamente tiene costo y depende la tasa de interés que suele ser elevada.
  • Acreditación retrasada: a pesar de que las tarjetas suelen cumplir con las fechas de acreditación programadas, a veces pueden existir demoras (algunas tarjetas más que otras). Al no llevar una apropiada organización, los comerciantes no se alertan de esta situación y no realizan el reclamo correspondiente.
  • Rechazos de pago: cuando hay un rechazo de un pago, el comerciante debe realizar un reclamo. Dueños de negocios confesaron perder más de $10.000 por semana por no alertarse de estas situaciones a tiempo.

¿Hay solución? ¡Claro!

Lo fundamental es tener en claro cuáles son los plazos de acreditación que tiene cada una de las tarjetas que aceptás en tu negocio. Acá te dejamos una tabla con los plazos de las principales tarjetas, aunque te recomiendo que averigües regularmente ya que esta información puede cambiar de un momento a otro:

  • Visa: TarjetaCrédito - 18 días hábiles / Débito - 2 días
  • AMEX: TarjetaCrédito - 28 días corridos.
  • Naranja: TarjetaCrédito - 30 días hábiles.
  • Martercard: TarjetaCrédito - 18 días hábiles / Débito - 2 días.
  • Nativa: TarjetaCrédito - 18 días hábiles.
  • Cabal: Dédito - 2 días

Teniendo esta información en claro y actualizada, tenés que cerciorarte de registrar todas las ventas en una planilla y anotar la fecha de acreditación. Si utilizás Excel, con una simple resta de fechas podés calcular cuántos días faltan para que se te acredite el pago de cada una de las ventas que realizaste con tarjeta, dependiendo el tipo de tarjeta. Podés encontrar aquí la nota que escribí sobre todo el pontencial de este programa para gestionar nuestro emprendimiento.

De esta manera, podés saber con exactitud con cuánto dinero vas a disponer cada día, puedas estar mejor organizado y posiblemente utilices mucho menos la opción de pago adelantado que tiene un costo alto. Para comercios que tienen un mayor volumen de transacciones, con distintas sucursales, quizás un Excel no sea suficiente. Hoy en día existen varios programas de contabilidad, incuso gratuitos y con app para el celu (con limitaciones) que nos permiten llevar de forma más ordenada la contabilidad de nuestro negocio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.