Qué es lo bello hoy en día y cómo lo representan las marcas

Crédito: Collages de Molokid.
Ana Paula Queija
(0)
6 de mayo de 2019  • 00:00

La belleza se redefine en cada momento de la historia. Las marcas de moda se expresan desde el parámetro estético que define la época, y con sus creaciones contribuyen a la construcción social. Pero ¿qué es lo bello en este momento?

Siempre escuchaste decir que "sobre gustos no hay nada escrito", y lo cierto es que esta frase trillada se ancla en una realidad social que -inconscientemente- te atravesó toda la vida. La belleza es una acción simbólica, un acuerdo común que se produce entre los integrantes de una sociedad, pero sobre todo por imposición del poder cultural interino. Cada época tiene su propia definición de lo que es bello y lo que no, por eso lo que te parece hermoso hoy (o aquello que a la mayoría le resulta bello) no es lo mismo que juzgabas como lindo hace años. Seguro te pasó de abrir una carpeta de fotos del pasado y decir: "¿Cómo me podía vestir así a los 15?" o "¡qué ridícula!". Te habrás reído con tus amigas de esos jeans de la adolescencia y le habrás reprochado a tu mamá que te permitiera salir así vestida a una fiesta.

Lo mismo sucede con nuestra visión del cuerpo humano y con todas las experiencias estéticas que vamos atravesando. A principios del siglo XX, muchas mujeres usaban un corsé que ajustaba tanto su cintura hasta llegar a una reducción antinatural; y en los años 20, por ejemplo, se usó la silueta "tipo aleta", cuyo objetivo era que no se marcaran las curvas y, en cambio, que de perfil se viera lo más chata posible; en los años 50, se impuso el cuerpo "reloj de arena" con Marilyn Monroe como la representante ideal, curvilínea, con la cintura muy marcada; y en los 80, por ejemplo, arrasó la moda de la musculatura y los aeróbics, entonces la moda era mostrar un cuerpo atlético, con los músculos marcados. Vos misma habrás tenido épocas en las que no te sentías conforme con cómo te veías y hoy, en perspectiva, descubrís que lo que no estaba bien era el contexto, el imperativo que te imponían de lo que era bello, de lo que se ataba a la norma estética.

La bella diversidad

A lo largo de la historia, lo que la sociedad determinó como bello pasó de ser "el bien" a ser "la ética" y luego "lo social", entre otros ideales. Pero como la belleza se va repensando, deconstruyendo y volviendo a definir, está bueno conocer cuál es el paradigma que hoy la rige, porque -más que nunca- resulta positivo.

Actualmente, la belleza está marcada por la diversidad, con preguntas disparadoras como "¿hasta cuándo voy a comprar ese modelo en el que me dijeron que lo bello es liso, longilíneo, esbelto, heroico y atlético?, ¿hasta cuándo voy a contemplar y a seguir esos cánones?", que son el despertar de una sociedad en la que predominó, durante mucho tiempo, una figura representacional de alguien preocupado solamente por sí mismo y por su propia concepción (esto se ve muy bien en las redes sociales).

Muchas personas (e incluso marcas y medios) empezaron a reflexionar sobre el modo de belleza imperativo y se dieron cuenta de que no debería haber una exigencia tal porque "yo también soy bella, yo también me acepto, soy lo que soy, represento lo que soy y debo ser aceptada". Un movimiento de resistencia a los parámetros impuestos que representa un modo polifónico nunca antes visto, de bellezas inclusivas. Entonces, el modelo de belleza representado por la flacura, los rasgos pequeños, la altura, el pelo brillante tipo muñeca, la inexistencia de la celulitis y la piel perfecta empieza a ser desterrado por otro que incluye, que se abre y que considera que lo bello es ser uno mismo, sin querer cambiarse. Es la época en que lo bello es lo que a la sociedad le hace bien, lo que le aporta y la hace evolucionar. Está de moda lo pacífico, lo amigable, ir por la vida sin demasiados prejuicios. Incluir es la nueva norma en 2019, así como ser sustentable, no dañar al planeta y no comprometer a las generaciones futuras con nuestros actos. La belleza es el amor propio y el amor al otro.

¿Cómo reaccionan las marcas?

La moda siempre compite por quién es más "cool". Las marcas buscan apropiarse de la onda, lo contemporáneo y lo evolucionado; buscan ser una representación de lo que sucede y lo que sucederá en la sociedad, para no quedarse en el pasado. Hoy esto es incluir y manifestar libertad, y cada vez más diseñadores se suman en sus producciones y también en sus vidrieras, en las imágenes, con sus mensajes en redes y cuando eligen a sus modelos. Cuando un diseñador elige a sus modelos, como figuras que personifican ideas, tiene una responsabilidad absoluta. El que pone en la pasarela a alguien que representa las exigencias y cánones estéticos retrógrados tiene un tipo de discurso. Quien, en cambio, propone la inclusión y la amigabilidad con el mundo presenta otro discurso político. Por eso, las marcas y los medios que hoy empiezan a posicionarse desde la nueva representación de la belleza y, sobre todo, muestran diversidad están atendiendo todo eso que está pasando y lo que va a venir. Y esas son marcas que empiezan a destacarse.

Crédito: Collages de Molokid.

Algunas de las marcas que muestran diversidad en sus campañas

  • Chromat - @chromat. Esta marca de indumentaria se preocupa por mostrar diversidad racial y diferentes tipos de cuerpos en todas sus producciones y desfiles.
  • DOVE - @dove. En su campaña #Mostremos, convocó a fotógrafas de todo el mundo y se unió a Getty Images para proveer imágenes que se salgan de los estereotipos de cada país.
  • TEBAS - @wearetebas. Para esta marca de moda genderless, la belleza trasciende toda circunstancia y todo contexto. Solo puede engendrarse en libertad de ser como cada uno quiere ser.
  • Missguided - @missguided. Esta tienda de moda muestra diferentes modelos de cuerpos y promueve su hashtag #keeponbeingyou.
  • Tommy Hilfiger - @tommyhilfiger. La marca lanzó una línea de ropa especial para personas con distintas discapacidades, que se llama #TommyAdaptive.

Experto consultado: Gustavo Lento. @lentomodeon

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.