Suscriptor digital
srcset

Jardinería

Quién es Bernard Trainor, el australiano que fascina con sus jardines sutiles

(0)
9 de enero de 2019  • 00:00

Bernard Trainor nació en Melbourne, Australia, rodeado de naturaleza, surfeando en el mar, viendo la costa desde el océano. A los 18 años comenzó a estudiar horticultura en Holmesglen Institute en su ciudad natal. Al vivir en una zona árida, comenzó a ver que muchas "recetas" traídas de libros ingleses no funcionaban en su lugar. Siguió sus estudios en Londres, en Chelsea Physic Garden, donde se recibió de jardinero y luego fue a trabajar con Beth Chatto. "Decidí ser paisajista cuando era un joven aprendiz de horticultura. Estaba cansado de tratar de solucionar los problemas de las plantas con especies que no pertenecían al medio ambiente donde trabajaba, por lo que tuve una revelación en la que me di cuenta de que podía tomar el control en el diseño si elegía la planta correcta. Ser capaz de definir las plantas apropiadas al clima en mis diseños. Ese fue el punto de inflexión que me llevó a aquí hoy", cuenta Bernard.

La sectorización del espacio, generando ambientes que invitan a vivir “el afuera”, es un sello en sus diseños.
La sectorización del espacio, generando ambientes que invitan a vivir “el afuera”, es un sello en sus diseños. Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Valeria Rohrer

Llegó a California en 1995, contratado por un estudio de diseño. En 2002 creó su propio estudio en Monterrey, "su lugar en el mundo". Allí, es titular de Ground Studio, un grupo interdisciplinario que proyecta obras de paisajismo privadas y públicas, con la convicción de que deben encontrar el patrón de diseño para cada lugar integrando sus obras al paisaje, sin manipular el entorno. "Al principio fueron trabajos modestos, una esquina de un jardín aquí, una remodelación allá, antes de que alguien me confiara un jardín completo. Este fue un buen entrenamiento antes de que tomara sitios más grandes".

Bernard Trainor, paisajista australiano que desarrolló su carrera en California. Sus trabajos se destacan por sutiles intervenciones que ensamblan el paisaje circundante con sus obras.
Bernard Trainor, paisajista australiano que desarrolló su carrera en California. Sus trabajos se destacan por sutiles intervenciones que ensamblan el paisaje circundante con sus obras. Fuente: Jardín

En mis proyectos nunca falta la combinación de piedras y plantas, agua y tierra, grandes aberturas al cielo con siluetas de árboles
Bernard Trainor

Sus proyectos premiados van desde pequeños jardines hasta extensas propiedades rurales, y han aparecido en varios libros y publicaciones en todo el mundo, como el New York Times, Vogue Living y Garden Design. Finalmente, en 2013, apareció el libro monográfico sobre su obra (dedicado al trabajo de su estudio), Landprints: The Landscape Designs of Bernard Trainor, escrito por Susan Heeger y publicado por Princeton Architectural Press, que tuvo una amplia repercusión en el ámbito de los diseñadores del paisaje.

Las losas desplazadas marcan un ritmo que permite una plantación suelta y armoniosa. El sendero lleva la mirada al paisaje más allá de los límites del terreno.
Las losas desplazadas marcan un ritmo que permite una plantación suelta y armoniosa. El sendero lleva la mirada al paisaje más allá de los límites del terreno. Fuente: Jardín

Su obra

Crear jardines en California es un desafío. Uno se cohíbe ante el imponente paisaje natural y es una tentación dejar todo como está, y simplemente sentarse a disfrutar lo que el entorno ofrece. Por ello Bernard se destaca, porque antes de cada diseño documenta junto con su equipo todo lo que se ve, lo que crece en el lugar y en las zonas circundantes. Es que, en una geografía tan accidentada, cada quebrada, cada monte o cara de una montaña genera un microclima único y hay que descifrarlo para, a partir de eso, sacar el genio del lugar y plasmarlo en un proyecto.

La sectorización del espacio, generando ambientes que invitan a vivir “el afuera”, es un sello en sus diseños.
La sectorización del espacio, generando ambientes que invitan a vivir “el afuera”, es un sello en sus diseños. Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Valeria Rohrer

Desde su proceso de diseño, hay gran entrega a observar la naturaleza que rodea a sus obras, manejando los espacios de tal manera de crear ambientes dentro del jardín que proponen diferentes usos. Es muy cuidadoso con las especies que utiliza, siempre teniendo en cuenta el brillo del follaje, las combinaciones de texturas, el manejo de la paleta del color. La vista no se detiene dentro de sus jardines: el ojo escapa del terreno trabajado por el diseñador, porque Trainor aprovecha el entorno y lo ensambla, destaca el cielo, las montañas circundantes, usa vegetación baja para que no haya un "bloqueo" hacia el afuera del lote.

La vegetación del entorno de la casa dialoga con la vegetación circundante.
La vegetación del entorno de la casa dialoga con la vegetación circundante. Fuente: Jardín

Trainor –como su maestra Beth Chatto– no usa irrigación y adapta su plantación a las circunstancias del clima y del terreno; y esto hace que sus jardines sean singulares. Los espacios de transición son tan interesantes como las áreas sociales. El uso de los solados muestra su destreza en el diseño. Hay un sello: siempre aparecen muros con piedra del lugar, que dialogan con senderos y caminos, y te llevan a uno y otro espacio. Sus jardines son espacios relajados. Transitarlos es un privilegio. Y siempre que hay un punto donde la mirada busca detenerse: un banco, un sillón o un lugarcito para sentarse está esperando al transeúnte. Es allí donde uno tiene la certeza de que el diseñador preparó la mejor vista. Es el ojo el que se mueve recorriendo la vastedad, tratando de grabar en la retina esas combinaciones magistrales de restios con suculentas, las diferentes euphorbias integradas entre herbáceas perennes. Puro equilibrio entre formas y texturas, brillo y opacidad.

Repetición, uso de un mismo material y color y líneas definidas dan un resultado minimalista.
Repetición, uso de un mismo material y color y líneas definidas dan un resultado minimalista. Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Valeria Rohrer

"Me interesa el diseño contextual: siempre me gusta la información del sitio existente y esto impulsa mis elecciones en la escala, en las plantas y la paleta de materiales más apropiados para la situación dada. Me encanta escuchar al sitio y luego revelarlo más lejos". Así define Trainor su estilo.

En primera persona

"Sigo el trabajo de este genial paisajista desde hace varios años. En abril de 2018, después de varios cruces epistolares, pude concretar el sueño de recorrer sus jardines en Carmel. Ese día, Bernard –un maestro en todos los sentidos– explicó sus diseños, el manejo de las plantas, su mirada sobre el paisaje circundante, cómo hace seguimiento de sus clientes. Veo en él a un gran observador, sabe escuchar y percibir el entorno. Lo primero que nos mostró y nos conmovió fue su propio jardín. Aún me emociono con sus palabras de bienvenida: "En este jardín soy yo, no tengo que cumplir con las expectativas de nadie, me siento enamorado de mi jardín, el resto de mis trabajos me gustan, pero a este jardín lo amo". Y así nos mostró sus plantas, que no reciben agua de riego desde hace cinco años. "Planta que muere, se va. Este es mi laboratorio. Todo ha sido propagado por mí en este lugar." Tenía frutales, herbáceas, suculentas plantadas con singular destreza, entre fuentes de agua y piedra; esos elementos garantizaban perfumes, sonidos sutiles, espacios para relajarse y solo puedo definir esto como un jardín armónico y equilibrado. Y vimos su casa blanca y despojada, abierta al jardín con ventanales y puertas que integraban el afuera con el adentro, con paredes lisas, jarrones que contenían algo de lo que en ese abril se destacaba afuera, estantes con libros y pocos elementos decorativos donde sobresalen sus exquisitos cuadros, otra de sus pasiones. También tuve la suerte de coincidir con él en el Simposio de Beth Chatto en Colchester durante agosto de 2018, donde nuevamente pude ver cómo supo sintetizar las conferencias de manera precisa, resaltando los puntos más destacados de cada una."

Texto: Mariela Schaer

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?