La discordia entre el príncipe Harry y su hermano William por una estatua de Lady Di

Los hermanos tienen diferencias sobre cómo homenajear a su madre y esta vez una estatua es el motivo de la discordia
Los hermanos tienen diferencias sobre cómo homenajear a su madre y esta vez una estatua es el motivo de la discordia Fuente: Archivo - Crédito: AP
(0)
11 de mayo de 2020  • 13:41

"Los hermanos tienen sus días buenos y sus días malos", comentó el príncipe William en octubre último en un documental . Recordemos que desde enero el príncipe Harry está viviendo entre Estados Unidos y Canadá, junto a su esposa, Meghan Markle , alejados casi completamente de la realeza. Esta drástica decisión no es lo único que divide a los príncipes: hace tres años planearon homenajear a su madre, la princesa Lady Di , con una estatua , y todavía no se ponen de acuerdo sobre cómo debería ser.

Según el periódico británico Daily Mail los hermanos están transitando "caminos separados", tal como expresó el mismísimo William unos meses atrás, y esta vez el motivo de la discordia no es la vida independiente de los duques de Sussex , sino una estatua en honor a su madre. La idea nació en agosto de 2017, cuando ambos anunciaron que querían construir un monumento en el jardín blanco del Palacio de Kensington, lugar que fue creado especialmente para conmemorar la vida y obra de la princesa Diana, ya que era uno de sus lugares favoritos.

Todo parecía estar encaminado para que durante el vigésimo aniversario de la muerte de la princesa de Gales fuera recordada con un nuevo gesto en su honor. Después de una planificación meticulosa por parte del jefe de jardineros, Sean Harkin, quien colocó 1200 plantas -flores blancas y rosas-, que estaban a punto de florecer, solo faltaba la estatua que coronara el hermoso paisaje.

El distinguido escultor Ian Rank-Broadley, -quien hizo el retrato de la reina Isabel II que figura en las monedas británicas- aceptó el desafío de retratar a la icónica Lady Di. Los hermanos esperaban que fuese un tributo al trabajo humanitario de su madre y que todos los que visitaran el Palacio de Kensington pudieran celebrar su legado.

Sin embargo, la estatua nunca llegó . Pasaron tres años desde aquél anuncio y según comenta el diario británico esto se debe a las diferencias entre los hermanos. Cabe recordar que el príncipe William expresó públicamente que siente una gran tristeza por la decisión de Harry de alejarse de la monarquía británica y vivir de forma independiente en Estados Unidos. En The Sunday Times publicaron algunas declaraciones de William al respecto: "Inevitablemente, suceden cosas, pero siempre seremos hermanos. Es verdad que estamos en caminos distintos ahora. Siempre estaré allí para él y, como sé, él siempre estará allí para mí".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.