Recorrido por el Bajo de San Isidro: pasear y comer con el río a la vista