Suscriptor digital

Reinauguración en Palermo Viejo

Agendable
(0)
31 de marzo de 2000  

Cala, el pequeño restaurante situado casi escondido en Palermo Viejo, ya reabrió sus puertas después de un receso estival.

Para festejar el regreso, la carta renovó algunas de sus propuestas. Al ya tradicional menú bistró -entrada, plato principal y postre- que cambia cada quince días y ofrecen por $ 17 el cubierto, se agrega la posibilidad de probar un plato del día.

El joven chef Sedrick Penant continúa al frente de la cocina y trata de sorprender a los clientes con sus creaciones, agregadas, por ejemplo, a la ya clásica terrine de conejo y legumbres ($ 8), como entrada, o el abadejo con manteca de albahaca, crocante de papas, juliana de verduras y timbal de arroz ($ 12) o el gigot de cordero salteado con sus jugos de cocción, tomates Provence y papas Bouchon ($ 14).

A la hora de los postres, resulta difícil resistir a la tentación dulce de los profiteroles de naranja con salsa de chocolate tibia ($ 7) o a la tradicional creme brulée ($ 6). Desde abril, además, vuelve la música de cámara en vivo, los jueves por la noche. Cala Bistró, queda en Soler 4065; 4823-0413. Abre de lunes a sábados, de noche.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?