Rincones rebosantes de verde

Volvemos de las vacaciones con aire renovado. Es una buena oportunidad para reflejarlo en nuestra casa. Empecemos por esas irreemplazables aliadas que dan vitalidad y colorido al ambiente: las plantas de interior
Volvemos de las vacaciones con aire renovado. Es una buena oportunidad para reflejarlo en nuestra casa. Empecemos por esas irreemplazables aliadas que dan vitalidad y colorido al ambiente: las plantas de interior
(0)
25 de marzo de 2000  

Como integrantes vivos del hogar, crecen, se desarrollan y cambian. Tienen sus características propias, forma, textura y color que les dan su particularidad. Estas son importantísimas a la hora de elegir su ubicación. Además, el estilo del ambiente estará dado por cuáles elijamos y cómo las coloquemos.

Pero, ¡atención!, las necesidades de una planta de interior tienen prioridad sobre la estética. No podemos forzarla a vivir en forma permanente situaciones desfavorables sólo porque nos agrada como queda en el ambiente.

Algunas requieren de protagonismo único; otras, por el contrario, pueden formar elencos de primera línea.

Si lo que desea es armar un grupo con ellas, compense sus formas y tamaños teniendo en cuenta la simetría y promoviendo contrastes.

También, considere colores, contornos, perfiles y combinaciones, para lograr una perspectiva tridimensional.

Fuentes consultadas

Vivero Mario: Avda. Corrientes 3234; 4864-6031.

Easy Home Center: Avda. Cruz y Escalada; 4605-5169. Avda. Antártida Argentina y Frías, Llavallol; 4231-2318.

Bio Verde: República de Eslovenia 1900; 4771-5069.

El lugar favorito

Elegidas las plantas sepa dónde vivirán más felices.

  • Habitaciones frías: cyclamen, lazo de amor, hiedra común.
  • Para espacios grandes: dracaena, ficus, kentia, yuca.
  • Toleran el humo: ficus, hiedra arbórea, sansevieria
  • Cuartos con poca luz solar: philodendron, fittonia, helecho.
  • Aceptan una leve luz solar directa (hasta a 1 m. de una ventana): lazo de amor, crisantemo, croton, ficus, sansevieria.
  • Intensa, pero no plena luz solar (hasta a 2 m. de una ventana): begonia rex, cyclamen, difenbaquia, pilea, philodendron, hiedra común.
  • Señales y guiños

  • Las plantas grandes tienden a atraer más la atención que las pequeñas. Como toda regla tiene su excepción: las palmeras grandes tienen un follaje que permite ver a través de él. Sin embargo, las plantas pequeñas pero de espesura tupida o las de hojas llamativas tienen una capacidad mayor de atracción.
  • Al colocarlas en el lugar elegido trate de que armonicen con su entorno o promuévalo deliberadamente. Por ejemplo, una planta ubicada en el centro de una mesa no necesita ser compensada de la misma forma que las distri buidas en el piso.
  • Dos grandes ficus o palmeras situadas simétricamente en el suelo o cada una a los lados de una abertura, puerta ancha o ventana, produce más efecto que una sola.
  • Los diseños asimétricos también pueden ser compensados visualmente. Por ejemplo: una dracaena a unos 10 o 15 cm de 2 plantas de lazo de amor, en macetas separadas, pero alineadas juntas (infografía).
  • Utilice los rasgos distintivos del lugar: un estante enfrente de un espejo puede utilizarse de diversas maneras. Creando un diseño asimétrico colocando tres ficus rastreros y a un costado uno trepador. Otra opción es ubicar 2 ficus trepadores a cada lado del espejo.
  • Lucirlas más

  • Se las puede agrupar con formas piramidales, rectangulares, triangulares o esféricas.
  • Tenga en cuenta el estilo del lugar en el que las ubicará y las dimensiones del macetero que necesitará.
  • Trate de buscar que el estilo del ambiente guarde relación con las características de las plantas: el más formal se lleva bien con plantas de contornos agudos, como la sansevieria.
  • En los ambientes rústicos se lucen los suaves perfiles de hiedras, ficus o begonias.
  • La luz artificial, estratégicamente ubicada, se convierte en una aliada insustituible.
  • Con una luz puntual sobre ellas, conseguirá crear un original juego de luces-sombras en las paredes y el techo. Focalizará también la atención sobre nuestras protagonistas.
  • Modelos y precios

  • Cyclamen: desde 5 hasta 6 pesos.
  • Lazo de amor: desde 2 hasta 4 pesos.
  • Hiedra común: 2,50 pesos.
  • Ficus: de 1,20 m. de altura, 10; de 1,80 m, desde 40 hasta 50 pesos.
  • Kentia: desde 40 hasta 60 pesos.
  • Dracaena indivisa: desde 20 hasta 30 pesos.
  • Sansevieria: desde 6 hasta 10 pesos.
  • Philodendron: desde 20 hasta 25 pesos.
  • Fitonia: desde 2,50 hasta 4 pesos.
  • Helecho: desde 10 hasta 20 pesos.
  • Crisantemo: desde 5 hasta 6 pesos.
  • Croton: desde 6 hasta 20 pesos.
  • Begonia rex: desde 8 hasta 10 pesos.
  • Difenbaquia: desde 3 hasta 50 pesos.
  • Pilea: desde 8 hasta 10 pesos.
  • Palmera areca: desde 35 hasta 50 pesos.
  • MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.