Robert Kantor, el encargado de ponerle estilo a las guitarras

En esta entrevista exclusiva, el compositor y empresario cuenta cómo es el proceso de creación de sus instrumentos customizados y cómo llegó a convertirse en el número uno.
Sofía Alurralde
(0)
3 de mayo de 2016  • 00:20

Es compositor, empresario y amante del rock. Desde pequeño, y gracias a sus padres que se dedicaban al mundo del diseño, estuvo en contacto con la moda. Quizás, es por eso que Robert Kantor logró cumplir su sueño: ensamblar la moda y la música en un instrumento musical. Desde Tribecca, New York, el encargado de ponerle brillo a las guitarras de los artistas más reconocidos cuenta toda su trayectoria en el universo fashion y cómo llegó a customizar las guitarras más cancheras con piedras Swarovski.

-¿Cómo llegas a involucrarte en el mundo de la moda?

Desde chico siempre estuve relacionado con el mundo "fashion". Mis padres tenían una boutique llamada Paraphernalia en Londres, en la que vendían ropa del diseñador Michael Mott. Luego comenzaron con el negocio de la importación y suministraban suéteres de los grandes minoristas como JC Penney y Target, hasta inclusive llegaron a tener su propia marca llamada Caché.

Quizás por haberme sumergido tanto en esta industria, era muy observador y me encantaba vestirme con prendas "llamativas", por así decirlo. Y tuve mi paso como modelo cuando me convocaron a lucir las prendas de "Granny Takes a Trip" una de las boutiques más conocidas y costosas de Londres entre los 60 y 70’, en la que todas las estrellas de rock elegían para vestirse (Pink Floyd Y The Rolling Stone, entre otras).

Crédito: Sofi Alurralde

-¿Cuál fue tu primera actividad en la industria?

Como tuve la suerte de que mi familia ya estuviera inmersa en el negocio internacional de la moda pude pasar por diferentes áreas y actividades dentro del mercado. Desde la venta y el marketing, hasta el diseño y la publicidad, fui aprendiendo las diferentes facetas de este fantástico universo. Acompañé al desarrollo y el crecimiento de la industria junto a mis padres abriendo oficinas en todas partes del mundo, desde China a Perú.

Me interesaba inspirarme en las más lujosas tiendas de ropa de Europa y producía en Asia, como también diseñábamos sweaters a mano en Perú y en Italia.

Hoy en día, sigo en la actividad, pero colaborando con la venta por menor de casi 300 tiendas de ropa femenina en Estados Unidos.

-¿Que cambió en la moda de los últimos años?

Creo que muchos aspectos han cambiado, pero sin dudas, la dificultad en lanzar una marca propia, y sobre todo la falta de originalidad. Por supuesto que el talento a la hora de diseñar una etiqueta es fundamental, pero si esto no va acompañado de una estrategia de marketing y de venta, puede quedar como un proyecto en el camino. Ahí estará la habilidad que hoy se necesita para vender las prendas en un mundo invadido por redes sociales y sitios online.

Con esto no quiero decir que hoy no haya diseñadores talentosos, de hecho hay glamour en el mundo de la moda, pero es más difícil de encontrarse.

-Después de crear vestidos para Paris Hilton, Nicole Richie y de cerrar un acuerdo con Michael Jackson, ¿ Cómo decidiste empezar con el negocio de las guitarras intervenidas?

Soy un compositor de música y toco la guitarra desde muy pequeño, una de mis grandes pasiones en la vida, pero a la vez me atrae mucho el diseño y la creatividad expresada en el arte y la moda. He sido un afortunado en trabajar directamente con Gibson Guitars en Nashville para diseñar y crear mi propia colección de guitarras.

Un gran amigo de Buenos Aires, Rudy Pensa, se convirtió en uno de los principales distribuidores de guitarras en Estados Unidos, y me ofreció venderlas en su tienda en el barrio de Soho.

-¿Cómo es el proceso para intervenir una guitarra?

En primer lugar, consulto directamente con mis clientes que es lo que necesitan o les gustaría que logre para sus instrumentos. Luego los asesoro en la estética adecuada para cada uno, desarrollo una ilustración y si la aprueban comenzamos con el proyecto. Únicamente trabajo con autenticas Fender y Gibson para realizar mis diseños.

-¿Cómo se te ocurrió diseñar guitarras con piedras Swarovski?

Cuando trabajaba en moda en el área de negocios, buscaba un ítem que fuera increíblemente loco para nuestro catálogo de Navidad. Fue entonces cuando se me ocurrió tomar como patrón una de nuestras mejores camisas hechas con cristales de Swarovski y aplicarla en el cuerpo de la guitarra. ¡Esto se convirtió en un hit y se vendieron cinco a un precio altísimo!

-¿Quienes tienen un instrumento o guitarra diseñada por Robert Kantor?

Tengo la gran ventaja de tener un publico sumamente amplio y poder estar en diferentes ámbitos, ya sea a través de celebrities, músicos, en eventos de caridad, mediante coleccionistas de arte u objetos, decoradores, hasta diseñadores de moda.

-Tus guitarras han desfilado por las manos de Eric Clapton, Billy Idol, y en el tour "Born this way" de Lady Gaga, entre otros famosos… ¿La moda y la música entonces van de la mano?

¡Definitivamente! Me gusta ver la moda como un arte que junto con la música pertenecen al mismo mundo. Hay una gran conexión entre ambos y se pueden disfrutar de igual forma, y en algún punto no pueden vivir el uno sin el otro. ¿Quién ha visto un show musical en el que no esté presente una estética, un estilo o aspecto de la moda?

El dato: para los amantes de la música y el arte que tengan la oportunidad de visitar Nueva York, no dejen de pasar por su galería de arte en el Bronx llamada Wallworks NY.

¿Qué te pareció la nota? ¿Te gusta el trabajo de Robert Kantor? Además: Fast fashion vs. slow fashion y ¡A paso firme! 15 opciones de zapatos para completar tu look

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.