srcset

OHLALÁ! Viaja

Roma: mis recomendados para disfrutar la ciudad según la estación del año

Agustina Dillon
(0)
29 de marzo de 2019  • 13:08

Estoy perdidamente enamorada de Roma desde la primera vez que la visité. Cada vez que vuelvo me pasa algo curioso: en cuanto estoy llegando y empiezo a ver a la distancia los típicos pinos romanos de copas alargadas y delgadas, el corazón me late fuerte. Sé que falta poco y mi cuerpo empieza a prepararse para vibrar con la energía de la ciudad. Una vez allí, salgo a la calle y me gusta observar esas escenas cotidianas, como las que se ven en el cine, el saludo a los gritos de un tal Marcello a otro clásico italiano, Giuseppe, el olor a pizza en las calles del centro, el caos de tránsito.

Visité Roma en distintas épocas del año, y siempre la disfruté muchísimo. Lo que aprendí es que, según el clima, algunas paradas se aprovecha más que otras. Acá, algunas recomendaciones de las actividades que no pueden faltar en tu itinerario de acuerdo a la estación en la que planees tu viaje:

Verano

Villa Borghese
Villa Borghese Crédito: Agus Dillon

- Tour de gelatterías. Armar un ranking de las mejores heladerías y comparar el helado italiano con el argentino es inevitable. Te recomiendo probar los de Fassi, Frigidarium, Giolitti y San Crispino.

- Parque Villa Borghese. Se lo podría comparar con el Central Park de Nueva York. Es un espacio verde y fresco donde podés remar en un estanque y te maravillás mirando elTemplo de Esculapio. También hay una reproducción del Globe Theatre de Shakespeare y un museo, la Galería Borghese, donde se exhiben algunas de las obras más espectaculares de Bernini: Apolo y Dafne.

Mascherone
Mascherone Crédito: Agus Dillon

- Fontana del Mascherone. Roma es la ciudad que más fuentes tiene del mundo, así que si ya conocés la de Trevi, aprovechá para recorrer las menos famosas. La del Mascherone ya no tiene agua, pero cuenta la leyenda que en el pasado, durante algunas fiestas, de la boca de la fuente salía vino. Queda en la Via Giulia, remodelada gracias al mecenas Agostino Chigi, que para demostrar lo rico que era ordenaba a sus sirvientes que arrojaran los platos de oro sucios por la ventana en lugar de limpiarlos.

- Piazza del Gesu. En esta plaza siempre hay viento así que ahí te podés refresecar un rato del calor de la ciudad. Según el escritor francés Stendhal, un día, el viento y el diablo estaban paseando por Roma y se detuvieron frente a la Iglesia de Jesús, donde el diablo tenía unos trámites que hacer. Le pidió al viento que lo esperara ahí, pero nunca regresó. Dicen que el viento sigue esperando. Podés ver la obra de Baciccio en el techo de la iglesia, que es tan espectacular que pusieron un espejo para que los turistas puedan verla sin tener que levantar la cabeza.

- Ferragosto. Es importante destacar que, en agosto, Roma se vacía y muchos restaurantes cierran. La ciudad va a seguir estando plagada de turistas, pero va a haber menos locales por las calles.

Otoño

Con amigas por el Tevere, solo falta el mate
Con amigas por el Tevere, solo falta el mate Crédito: Agus Dillon

- Paseo por el Tevere. Si bien todas las estaciones son ideales para caminar por las orillas del Tevere, el otoño es la mejor estación porque se puede ver cómo las hojas de los árboles se van tornando anaranjadas. Si vas a estar en Roma el 2 de noviembre, te recomiendo pasar por la isla Tiberina, que en esa fecha se ilumina para conmemorar a los ahogados en el río.

El Vaticano
El Vaticano Crédito: Agus Dillon

- Cúpula de San Pedro. Si bien el Vaticano no es territorio italiano propiamente dicho, es un punto clásico del turismo en Roma. Para ver la Plaza de San Pedro desde arriba tenés que subir a la cúpula de la basílica. Como la escalera tiene 551 escalones, en otoño hace la temperatura ideal para subirlas sin derretirte. Desde la cúpula podés admirar la plaza diseñada por el famoso Bernini, también creador de la Fuente de los cuatro ríos de Piazza Navona.

- Cerradura de la Orden de los caballeros de Malta. Aunque esta es una parada obligada en cualquier estación, las tonalidades que se ven del otro lado de la cerradura resaltan más en otoño. Antes este atractivo era desconocido para muchos, pero desde hace unos años los turistas hacen fila para mirar qué hay del otro lado de la puerta, por eso es mejor ir temprano y evitar los fines de semana.

Madonna Piazza Di Spagna
Madonna Piazza Di Spagna Crédito: Agus Dillon

- Piazza di Spagna. El 8 de diciembre, se festeja en Roma la Fiesta de la Inmaculada Concepción. Es tradición para los locales reunirse en Piazza di Spagna, donde los bomberos usan una escalera para subirle una corona de flores a la Virgen que se encuentra en lo alto de la columna de la plaza. Esa corona es la que acompaña a la Madonna todo el año.

Invierno

El hotel donde se hospedó San Martín
El hotel donde se hospedó San Martín Crédito: Agus Dillon

- El hotel donde se alojó San Martín. José de San Martín estuvo en Roma durante el invierno de 1846 y se alojó en el Gran Hotel de la Minerva. Casi muere en su habitación, pero lograron salvarlo. Para encontrar el hotel, hay que buscar la famosa estatua del elefante de Bernini, en la Piazza della Minerva. Sin saberlo, en mi primer viaje entré en ese hotel. Un italiano que nos ofreció a una amiga y a mí un tour gratuito por la ciudad nos dijo: "Pongan cara de turistas; la ropa ya la tienen". Entramos al hotel, agarró un diario de la recepción, saludó y nos guió al ascensor. Desde la terraza, nos señaló todo los que nos había estado mostrando en el recorrido. Me pregunto qué tan distinta sería la ciudad que vio San Martín desde esa altura.

Piazza Navona
Piazza Navona Crédito: Agus Dillon

- Mercado de Navidad de Piazza Navona. En una de las plazas más queridas por los turistas, se arma un mercado navideño y un carrusel tradicional. También se lo puede ver a Papá Noel paseando por la piazza. El mercado se puede visitar hasta la fiesta de la Befana, una mujer que, según la tradición, durante la noche del 6 de enero les deja caramelos y chocolates a los chicos que se portan bien y carbón a los que se portan mal.

- Comer pastas. No hay nada mejor que un buen plato de pastas para combatir el frío. Las opciones que no hay que dejar de probar son la carbonara y cacio e pepe. En todos mis viajes a Roma, una de las paradas obligatorias siempre es Pasta Imperiale, donde se puede elegir un tipo de pasta y una salsa a un precio razonable. Un italiano me dijo que La Carbonara, en el barrio Monti, es el mejor lugar para probar la famosa salsa que se llama así.

Centurión romano, super acostumbrado a que los turistas le saquen fotos
Centurión romano, super acostumbrado a que los turistas le saquen fotos Crédito: Agus Dillon

- Tour fotográfico. Aunque Roma recibe visitas todo el año, el invierno es la época ideal para sacar fotos de la ciudad porque está menos plagada de turistas. De todas formas, es importante tener en cuenta que también anochece alrededor de las 17.30, por lo que conviene empezar temprano para tener más horas de luz. Algunos de los mejores miradores para sacar fotos y ver el atardecer son el de Pincio, el del Giardino degli Aranci, el de Gianicolo y el de Il Vittoriano.

Primavera

Jardín de los Naranjos
Jardín de los Naranjos Crédito: Agus Dillon

- Jardín de los naranjos. Este parque tiene uno de los mejores miradores de la ciudad. Además de naranjos, hay varios rosales que vale la pena disfrutar durante la primavera.

Piazza Navona en primavera
Piazza Navona en primavera Crédito: Agus Dillon

- Cumpleaños de Roma. El cumpleaños de Roma se celebra el 21 de abril.Este año, sin embargo, se va a celebrar el 22 porque el 21 es Pascua. Para festejar, varios aviones pintan el cielo de los colores de la bandera italiana y, además, se pueden visitar los museos cívicos y las áreas arqueológicas de forma gratuita. Como en esa fecha también comienza la primavera, se abre la Rosaleda de Roma, que se encuentra junto al Circo Máximo.

- Barrio Coppede. Los colores y las texturas de este barrio nada tendrán que envidiarles a las flores de los parques. Es uno de los grandes secretos de la ciudad que no muchos turistas lograron descubrir.

Panteón
Panteón Crédito: Agus Dillon

- Pentecostés en el Panteón. Durante esta festividad cristiana, que se celebra cincuenta días después de la Pascua, los bomberos vuelven a intervenir para arrojar pétalos de rosas por el óculo del Panteón. Esta tradición se inició varios siglos atrás, cuando se arrojaban pétalos rojos desde el techo de las iglesias para simbolizar el descenso del Espíritu Santo. Se reintrodujo en el Panteón en 1995 y aún sigue vigente.

Dónde comer rico y sin gastar una fortuna

Pastas: Pasta Imperiale, IlPastaio di Roma , La Carbonara

Helado: Fassi , Frigidarium, San Crispino , Giolitti, Gelatería del Teatro

Suppli (croquetas italianas): La Montecarlo, Pizzería Trilussa.

Pizza: Antico Forno Roscioli, Meid in Nepols.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.