srcset

Color y textura

Rural y moderna. La colorida casa veraniega de un diseñador de moda en Mallorca

(0)
20 de septiembre de 2019  

La casa de un diseñador de moda es otra plataforma en la que expresa su profesión. Es natural que quien tiene a mano los géneros más lindos para concretar sus fantasías, se alimenta a diario de imágenes de la vanguardia estética y está enfocado en satisfacer (o hasta inventar) la experiencia del otro, logre en su hábitat exactamente lo que se propone. En su residencia veraniega en Sóller, Mallorca, Damián Sánchez-histórico creativo de la firma española Mango- se atreve a los colores intensos respetando una arquitectura hermanada con la tierra. Un traje perfecto para la ocasión.

La arquitectura simple es lo primero que le atrajo a Damián Sánchez de esta casa de tres pisos. Reorganización mediante, mantuvo sus raíces rurales con todo el confort de una casa moderna.
La arquitectura simple es lo primero que le atrajo a Damián Sánchez de esta casa de tres pisos. Reorganización mediante, mantuvo sus raíces rurales con todo el confort de una casa moderna. Crédito: Greg Cox

Quería una caja muy neutra donde después divertirme con los colores y los estampados que me hacen más feliz. Los del Mediterráneo, los de mis viajes por Turquía, los de Mallorca
Damián Sánchez

La representación abstracta de Günther Förg acompaña a Damián Sánchez desde hace años. Abajo, la chimenea se hace más profunda revestida en acero negro.
La representación abstracta de Günther Förg acompaña a Damián Sánchez desde hace años. Abajo, la chimenea se hace más profunda revestida en acero negro. Crédito: Greg Cox

"Junto a la chimenea, un living de invierno; el otro [que se ve abajo] es más de verano, más de tertulia. Ambos se vinculan por medio de los candelabros franceses, que irradian un clima como de velas con su luz indirecta", dice Sánchez.

Alfombra turca y sillones italianos (Flexform) llenos de almohadones de A Casa Bianca, otro emprendimiento de Sánchez. Al lado, living al aire libre bajo una pérgola de cañas.
Alfombra turca y sillones italianos (Flexform) llenos de almohadones de A Casa Bianca, otro emprendimiento de Sánchez. Al lado, living al aire libre bajo una pérgola de cañas. Crédito: Greg Cox

"Mezclar todo, al final, funciona. Sin los almohadones, esto no sería esto".

"Me gusta todo lo que respire naturalidad. Mis amigos me dicen que cómo dejo los almohadones afuera. Y yo les contesto que me gusta que las cosas envejezcan conmigo. Me resultaría chocante declinar y que las cosas siguieran siempre como nuevas".

Sobre la mesa, fanales de vidrio soplado y un molde de madera de los 50 con interior rojo usado para hacer objetos de hierro fundido.
Sobre la mesa, fanales de vidrio soplado y un molde de madera de los 50 con interior rojo usado para hacer objetos de hierro fundido. Crédito: Greg Cox

La convivencia de hallazgos vintage y diseños más modernos se apacigua sobre el piso de piedra de Santanyí, trabajada con bujarda para hacerlo más rugoso y mate.

La cocina media entre el living y el comedor. Tiene equipamiento danés de granito y pino Oregón (Dinesen).
La cocina media entre el living y el comedor. Tiene equipamiento danés de granito y pino Oregón (Dinesen). Crédito: Greg Cox

El comedor mantiene las maderas claras y las mismas luminarias de hierro (Tekna). El corazón de la casa está en la vitrina donde Damián atesora su colección de vajilla de cerámica.
El comedor mantiene las maderas claras y las mismas luminarias de hierro (Tekna). El corazón de la casa está en la vitrina donde Damián atesora su colección de vajilla de cerámica. Crédito: Greg Cox

Este es el único ambiente con la misma piedra que reviste la construcción. Para equilibrar, la síntesis de una obra enmarcada con vidrio, que proyecta a todo su modernidad y reflejo.

El comedor también se abre al patio.
El comedor también se abre al patio. Crédito: Greg Cox

"El cañizo lo hizo el payés", dice Sánchez sobre la pérgola de cañas hecha por un campesino de la zona. "La cultura de siglos te demuestra lo que es mejor".

Las gradas de hormigón fueron una solución contemporánea al desnivel entre la casa y la pileta. "No quería poner nada de metal, ninguna baranda. Como me dijo una vez una amiga y nunca olvidé: en el campo, nada dorado ni nada muy brillante. Hoy es como un anfiteatro".
Las gradas de hormigón fueron una solución contemporánea al desnivel entre la casa y la pileta. "No quería poner nada de metal, ninguna baranda. Como me dijo una vez una amiga y nunca olvidé: en el campo, nada dorado ni nada muy brillante. Hoy es como un anfiteatro". Crédito: Greg Cox

"En la pileta, quería la sensación de estar nadando en el mar, por eso pintamos el fondo con una mezcla de beiges. Mira tú el poder del color. Otro tono y podrías sentirte en un río, en un estanque o en un all inclusive".

Alfombra y ropa de cama de A Casa Bianca.
Alfombra y ropa de cama de A Casa Bianca. Crédito: Greg Cox

En una planta sin divisiones, el dormitorio toma el último piso en su totalidad. "La lámpara colgante de latón, que encontré en un mercado de pulgas en París, es un auténtico candelabro. Es para velas, para dar ambiente. Y su luz todo lo tiñe".

"Pinté las vigas porque el suelo mandaba mucho. Para que no hubiera muchos tonos ni tipos de madera, algo que siempre estropea el resultado final, decidí que se viera solamente en el suelo y en la puerta".

¿Monocromo? De ninguna manera. Las superficies determinan cómo se verá un color, y acá hay diez sombras de blanco. En un rincón, lámpara de pie (Lampe Gras).
¿Monocromo? De ninguna manera. Las superficies determinan cómo se verá un color, y acá hay diez sombras de blanco. En un rincón, lámpara de pie (Lampe Gras). Crédito: Greg Cox

"La bañera [exenta de Kos] es enorme, pero no es pesada. Su particular estructura permite que sigas viendo el piso, en lugar de plantarse como un bloque frío y cortar la sensación rústica que comunica este tipo de madera así tratada".

En el estudio de Damián, silla Eames tapizada en un tono que emula el del icónico labial 'Ruby Woo' de MAC, con fama de ser el más vendido del mundo. La estantería de anticuario complementa por ser verde, y también por su aspecto más modesto.
En el estudio de Damián, silla Eames tapizada en un tono que emula el del icónico labial 'Ruby Woo' de MAC, con fama de ser el más vendido del mundo. La estantería de anticuario complementa por ser verde, y también por su aspecto más modesto. Crédito: Greg Cox

"Cómo me gusta esta casa de 'medio campo', la franca torre cuadrada con techo de teja que parece una piedra más del paisaje".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.