srcset

OHLALÁ! Viaja

Salta: qué hacer, qué comprar y qué comer en una escapada inolvidable

Hortensia Arias
Maru Cervio
Catalina Furlong
(0)
16 de mayo de 2019  • 16:56

Hospitalaria por naturaleza y con un fuerte sabor local, la capital salteña tiene bien ganado su título de ser una de las más lindas de nuestro país. ¿Algunos de los motivos? Su casco histórico y sus callecitas empedradas te proponen un viaje hacia el pasado, recorriendo su Cabildo, sus iglesias y sus fachadas coloniales. Pero hay mucho más. La ciudad también ofrece cafecitos frente a la plaza, sus famosas y jugosas empanadas, comer colaciones y nueces con dulce de leche o probar una buena copa de vino de Cafayate. Por eso, antes de lanzarte a los paseos obligados fuera de la Capital, primero te llevamos a recorrer la city.

Calle Caseros: caminata histórica

Crédito: María Quintian.

Salta es conocida por su estilo colonial. Las calles más lindas son las que rodean la plaza 9 de Julio. Te recomendamos dar una vuelta entera a la plaza y luego comenzar el recorrido de la calle Caseros desde el Cabildo hacia el Convento de San Bernardo. Veredas angostas con adoquines y faroles conviven con edificios antiguos y locales comerciales muy pintorescos con variedad de artesanías, y mientras caminás, a lo lejos se ven los cerros. Un lindísimo paseo para hacer en cualquier momento del día.

Café Santa María: cocina & café

Crédito: María Quintian.

En una calle ancha y arbolada de la ciudad, abrió sus puertas Santa María Café, en una zona que está en pleno crecimiento y volviéndose cada vez más trendy. Es una casa amplia, con techos altos y paredes de ladrillo a la vista, que te recibe con flores frescas en cada mesita. Este lugar canchero, con rica comida y excelente atención, también exhibe en sus paredes obras de artistas locales que van cambiando con diferentes exposiciones. La muestra actual es de la artista salteña Laura Asaro (a la que también podés visitar en su estudio-taller).

Lo mejor de Santa María es el brunch con tostadas de pan de campo, palta, huevo poché, café con leche y ensalada de fruta. Y si preferís una opción más energética, también hay yogur con granola y fruta, que es ¡una delicia total! Es el lugar ideal en el centro -a unas cinco cuadras de la plaza 9 de Julio- para sentarte a desayunar en las mesitas de la vereda y sentir el calorcito del sol, que se levanta sobre los cerros.

Dónde: Santiago del Estero 409, casi esquina Dean Funes. @santamariacocinacafe.

Malena y Ana: hermanas deco

Crédito: María Quintian.

Malena & Ana López Sanabria son dos hermanas salteñas muy creativas que se dedican a la deco desde hace más de 10 años. Empezaron con un showroom en su casa y hoy tienen su propio local. En una zona que empieza a florecer, ocupan una esquina súper amplia. Las chicas armaron su espacio simulando una casa con una onda muy industrial: tienen un gran living comedor, cocina, un dormitorio y un patio lleno de luz. Es un placer recorrerla y apreciar sus diseños, que se caracterizan por ser simples, con materiales locales y siguiendo las tendencias internacionales.

No te pierdas los pufs hechos con poleo, las alfombras de los Valles Calchaquíes, cucharas y jaboneras hechas de astas y objetos de mimbre y cuero.

Dónde: Aniceto Latorre 1297. @malenayana.

Concepto: tienda de arte y diseño

Crédito: María Quintian.

Hace más de 12 años, Romi y María Celia -nuera y suegra, respectivamente- decidieron apostar por el diseño y abrir este local, que busca piezas de decoración, arte y diseño con lo mejor del país.

Entrar a Concepto es respirar un exquisito aroma a flores frescas y velas. Cada rincón está armado con muchísimo detalle, generalmente simple y elegante a la vez. No faltan los cuadros pintados a mano por María Celia o los almohadones especialmente teñidos artesanalmente para alegrar cualquier rincón. Las plantas ornamentales, los canastos y los adornos son un clásico de este lugar. Un spot donde encontrar diseño y calidez en el norte.

Dónde: Av. del Bicentenario 1158. @concepto_ayd.

Rosario Dubois: deco

Crédito: María Quintian.

Este local es una típica casa chorizo de mediados de siglo, repleta de objetos, muebles, mantelería, cerámica, algo de indumentaria y hasta bijou.

"Lo que más disfruto de mi profesión es satisfacer la necesidad de las clientas que vienen a buscar un objeto para tener su casa linda y al mismo tiempo dar trabajo a mucha gente, que poco a poco va creciendo conmigo. Este círculo crece cuando hacemos las cosas bien, poniendo cada uno lo mejor de sí", cuenta Rosario, que trabaja con muchos artesanos y hasta hace ella misma las refacciones y restauraciones de muebles. Tiene muchísimos artefactos de iluminación hechos con hierro que son un fuego. Vas a querer llevarte todo.

Dónde: 12 de octubre 816. @rosariodubois_rd.

Mercado artesanal: feria de artesanías locales

Crédito: María Quintian.

Fue el primer molino de cereales de Salta, construido en 1586, y actualmente, la casona colonial se encuentra en remodelación por un año, hasta marzo de 2020. Es una feria muy colorida, hay cosas lindas, pero hay que tener ojo, hay muchos objetos traídos desde China mezclados con verdaderas artesanías locales. Te recomendamos chusmear los aguayos antiguos, las mantas de llama u oveja tejidas a mano, las tulmas de colores y los adornos como las sillitas de madera y tiento para poner en una biblioteca.

Acá vale la pena ir a la hora de la siesta, porque el tráfico está más tranquilo y es un horario en el que la mayoría de los negocios en Salta están cerrados (¡la siesta es obligatoria!). Una puede dedicarle todo el tiempo que quiere y divertirse buscando hallazgos.

Donde: av. San Martín 1.

Mercado San Miguel: frutas, verduras y especias

Crédito: María Quintian.

En pleno centro, en la zona donde una ve la verdadera Salta, en medio del bullicio y los olores a comida callejera se encuentra el Mercado de Abasto de la Ciudad. Es bastante grande y está más o menos ordenado por productos. En un rincón están las plantas, las suculentas y los cactus; justo al lado, la parte de frutas y verduras y luego la parte de pescadería, carnicería y especias. Nuestra preferida es la parte de especias, donde empezamos a ver canastos con hojas de coca, queso de cabra, maíz de diferentes formas y colores (blanco, pelado, morado, amarillo, etc.). Si una busca especias orgánicas y con sabor intenso, las de los Valles Calchaquíes son las mejores: ají molido y pimentón. Las papas andinas, en la parte de las verdulerías, son un espectáculo, hay muchísimas variedades, cada una de diferentes formas y tamaños.

La mejor hora para ir es a las 8 de la mañana. Lo lindo de este mercado es la variedad de productos y que cada puestero te va explicando o recomendando de acuerdo a lo que una esté buscando.

Dónde: Ituzaingó y Urquiza.

Rincón gourmet: empanadas salteñas

Crédito: María Quintian.

Decir "Salta" es casi sinónimo de decir "empanadas"; son dos palabras que van muy unidas. Así que no te vas a cansar de probarlas. Porque hay muchas variedades, todas diferentes y riquísimas. Las típicas son de carne, queso o charqui. Dicen que las empanadas salteñas son de "patas abiertas", tan jugosas que hay que comerlas con las piernas separadas para no mancharse. Esta esquina es un espacio gourmet muy frecuentado por los locales, no solo por sus empanadas, sino por otras delicatessen como sus picadas, sus ensaladas y sus fiambres. El secreto de este lugar es saber la temperatura adecuada del horno para que salgan exquisitas y listas para disfrutar con un vaso de vino de Cafayate.

Dónde: Alsina esquina 25 de Mayo. @rincongourmetsalta.

Café del tiempo: cocina de autor

Crédito: María Quintian.

En una esquina, sobre el bulevar del Paseo Güemes, el nuevo polo gastronómico de la ciudad, se ubica este típico restó, que se caracteriza por ser una casa reciclada con mucha onda y por su cocina de autor. En cada rincón donde una pone la mirada se sorprende por encontrar un buen mueble de época reciclado junto a libros que fueron dejados por viajeros. El lugar es un mix de muebles y estilos puestos con mucha armonía. Con lucecitas en la vereda, excelente atención y unas riquísimas picadas, es ideal para ir al atardecer y disfrutar de una cerveza Salta Negra bien fría.

Dónde: Paseo Güemes 202. @cafedeltiempopaseo.

Viracocha: comida andina

Crédito: María Quintian.

Caminando por la calle Vicente López, nos sorprendemos con un zaguán desde donde se ve un patio muy pintoresco. Al entrar, vas a encontrar el mejor restó de comida andina, que ofrece platos suculentos y cerveza artesanal con mesitas en diferentes salones y en el patio. Lo mejor son los murales coloridos que adornan su patio, para comer rico debajo de una glicina. En primavera es un espectáculo, y uno de los lugares ideales para almorzar. No te pierdas el risotto de quínoa con vegetales.

Dónde: Vicente López 353. @viracochabar.

Grizzly: bar con música en vivo

Crédito: María Quintian.

De noche, en Salta no todo es folclore. También hay bares y boliches con mucha onda. Grizzly es uno de ellos. Tiene muy buen ambiente, es amplio, cuenta con una enorme barra con variedad de tragos y, lo más importante, el escenario, donde cada semana, de miércoles a domingo, diferentes grupos de jazz, pop y rock & roll tocan en vivo. Es ideal para salir a tomar un rico trago y escuchar buena música, y si es en grupo de amigos, mucho mejor.

Dónde: Las Heras 1237. @grizzlymusicbar.

Cerro San Bernardo

Este espacio verde de la ciudad es un must. Desde su cima, a la cual se puede llegar en auto, caminando o en teleférico -cuesta $400 para los mayores y $200 para los chicos, mientras que los menores de 5 años viajan gratis-, se tienen las mejores vistas de la ciudad y de los cerros que rodean la capital. Es un planazo ir a desayunar temprano con mate y medialunas o al atardecer para ver caer el sol. telefericosanbernardo.com.

No te vayas de Salta sin ver

  • El Cabildo: este edificio colonial fue la sede de la Casa de Gobierno hasta 1880. Más tarde estuvo ocupado por negocios y hasta fue convertido en un hotel. A principios del siglo XX fue declarado Monumento Histórico Nacional y ahora es un museo, en el cual se pueden ver colecciones de objetos coloniales, medios de transporte de la época y también algunas joyas de arte sacro. Hay visitas guiadas y la entrada es libre y gratuita.
  • El MAAM (Museo de Arqueología de Alta Montaña): tiene como principal objetivo preservar y difundir el hallazgo de los niños del Llullaillaco, un descubrimiento arqueológico de hace más de 500 años. Se trata de tres niños que fueron ofrendados por el imperio incaico y hallados a 6730 metros de altura, en la cumbre del volcán Llullaillaco. Ver sus cuerpos criopreservados es movilizante y genera sensaciones encontradas, pero es una fascinante puerta de entrada al mundo arqueológico.
  • El monumento a Güemes: al pie del cerro San Bernardo se levanta este homenaje a Miguel de Güemes montado a caballo. Las escalinatas y el pedestal fueron construidos con piedras de cerros vecinos. Más allá del monumento, lo lindo de acercarse hasta él es el barrio de calles arboladas y casonas imponentes que lo rodean. Además, ahí arranca el ascenso al cerro San Bernardo.
  • Quebrada de San Lorenzo: a 10 minutos del centro en auto, llegás a la Villa San Lorenzo, uno de los barrios más lindos en las afueras de Salta. Emplazado sobre la verde quebrada, con una vegetación selvática y atravesado por un río, se caracteriza por sus hoteles de lujo y sus enormes casas y quintas, muchas pertenecientes a algunas de las familias más tradicionales de la provincia.

Datos útiles

Cómo llegar: hay vuelos por Aerolíneas Argentinas desde $4364.

Dónde dormir: el Torrontés es un hotel boutique de 10 habitaciones hermosas, en San Lorenzo, a 10 km de la capital. La doble arranca en $2000 por noche. @hoteltorrontes.

Nuestras anfitrionas

Catalina Furlong, Hortensia Arias y Maru Cervio son las creadoras de "Estilo DV", que significa "estilo de vida", un blog que nació para compartir hallazgos, consejos y tips para disfrutar el norte de nuestro país. "Valoramos las pequeñas cosas de todos los días y buscamos comunicarlas con creatividad y espontaneidad: un amanecer, una copa de vino, una reunión de amigos, una caminata entre los cerros, una pieza de arte o la cocina de una emprendedora". Ellas fueron quienes eligieron estos lugares para visitar en la capital salteña. Seguilas en sus redes si andás por el Norte y querés data de la buena. @estilodv.

Por Catalina Furlong, Hortensia Arias y Maru Cervio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.