En medio de un jardín encantador, cumplió su sueño y convirtió un vagón de tren en casa de huéspedes