Scarlett no está nada perdida

A los 19, la protagonista de Perdidos en Tokio , Scarlett Johansson, crece en popularidad
(0)
27 de febrero de 2004  

VENECIA (El País).- La nueva camada de actrices jóvenes ya empezó a temblar en Hollywood con la aparición de Scarlett Johansson. Aunque en realidad, la chica de rostro suave y labios carnosos no es una cara nueva en el cine. Ya trabajó con Robert Redford en El señor de los caballos , con los hermanos Coen en El hombre que nunca estuvo y dentro de poco se la verá junto a Colin Firth en Girl with a Pearl Earring .

Pero de la mano de Sofia Coppola, Scarlett Johansson dio a los 19 un firme paso al frente con su interpretación de una mujer en busca de sentido en Perdidos en Tokio . Por muy poquito no entró entre las nominadas a los Oscar por esa película multinominada, en la que se enfrenta (amorosamente) al genio de Bill Murray. Y Scarlett ya tiene otros cinco proyectos en marcha, entre otros, la próxima de Brian De Palma y ota junto a John Travolta.

-¿Cómo te involucraste en Perdidos en Tokio

-Sofia Coppola me llamó hace un par de años. Me dijo que estaba escribiendo un guión y que le gustaría mucho que yo fuera la protagonista. Me lo envió y me pareció maravilloso, así que la llamé y le dije que sería un placer.

-Y se fueron a rodar a Tokio...

-Sí, estuvimos allí un mes, un equipo muy pequeño. Lo peor fue la dificultad a la hora de comunicarte, porque allí pocos hablan inglés, así que tenías que ir con un traductor a todas partes. Pero Bill (Murray) nos alegró el rodaje. Creo que eso es lo mejor de ser actriz, disfrutar de la compañía de algunos de los mejores actores del mundo.

-¿Cómo te sentiste haciendo de una chica casada y cinco años mayor, enamorada de un hombre de 50?

-(Risas). Tal como lo pintás parece algo feo. No sé, creo que no pensé en eso, y cinco años no me parece un abismo insalvable. En todo caso, cualquiera que vea la película entenderá que no se puede reducir todo a hombre-mayor-conoce-chica-joven.

-¿Había visto Las vírgenes suicidas ?

-Sí, me encantó, pero creo que no tiene nada que ver con Perdidos en Tokio . Me cuesta creer que fueron dirigidas por la misma persona. Esa es una de las cosas que más me gusta de Sofia: su capacidad para cambiar. Además, creo que es mucho más complicado escribir un guión original que adaptar un libro.

También la firma Calvin Klein se fijó en ella desde el primer fotograma de Perdidos en Tokio , donde su personaje aparece en bombacha rosa tendido plácidamente de perfil en una cama de un hotel japonés. Después se enteraron que no fue fácil convencerla para esa escena. "A mí me daba mucha verguenza, así que para convencerme, Sofia se las puso y me enseñó cómo le quedaban. Claro que con un cuerpo como el de Sofia es fácil que te queden bien. Pero al final lo hice y estoy muy contenta".

Después de Perdidos en Tokio , Scarlett rodó Girl with a pearl earring , título de un cuadro del artista barroco holandés Johannes Vermeer, basada en la novela de Tracy Chevalier, La joven de la perla , que ha vendido dos millones de copias en todo el mundo.

-La joven de la perla fue una experiencia totalmente diferente...

-Sí, básicamente porque transcurre en el siglo XVII. Es una película sobre Vermeer y su relación con Griet, mi personaje, una chica del servicio doméstico. En el fondo también subyace esa idea de romance, de amor platónico. Y el trabajo con la fotografía es impresionante. Tiene una carga sexual importante, aunque no se vea nada. No me interesa salir completamente desnuda en ninguna película, creo que que rompe el hechizo.

-Pero, a pesar de eso, es un filme muy intenso

Por supuesto, rodarlo fue mucho más duro a nivel emocional que Perdidos en Tokio. Los actores somos muy vulnerables y a veces es difícil no implicarte en esta clase de papeles, como éste donde Colin (Firth) y yo tenemos ese eterno tira y afloja.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.