Secreto de belleza: las orquídeas rejuvenecen

Estas flores tienen propiedades de longevidad que hacen milagros en la piel y en el pelo; enterate cómo se suman a los productos de cosmética
(0)
14 de julio de 2012  • 00:10





Dicen que entre todas las flores, las orquídeas representan el grado más alto en la evolución del reino vegetal. Desde los más secos y calientes hasta los más húmedos y fríos, su capacidad de adaptación les permitió conquistar un sinnúmero de nichos ecológicos y crecer alrededor de todo el mundo. Muchas viven sobre los árboles, otras lo hacen sobre las rocas o la tierra y algunas se desarrollan en ambientes subterráneos. Existen más de 25 mil especies, y la mayoría se conservan perfectas durante mucho tiempo, aun después de ser cortadas. De hecho, se conocen plantas recolectadas a mediados del siglo XIX que todavía florecen en muchas colecciones. Por eso el interés de los laboratorios por saber qué hace tan longeva a esta flor y aprovechar sus propiedades para el cuidado y la belleza de la piel y el pelo.

Si bien el uso del principio activo de las orquídeas en los productos de belleza hoy es un boom, tampoco se trata de algo tan "moderno", porque ya en la antigua Grecia se les atribuían propiedades curativas y afrodisíacas. La perfumería supo explotar la sensualidad de las notas olfativas de la variedad vainilla y la aromaterapia recurrió a la orquídea para generar bienestar espiritual y para favorecer el equilibrio interior.

Hoy, l a novedad llega de la mano de la molécula de "longevidad" de la orquídea , un poderoso ingrediente antiinflamatorio que aumenta la resistencia natural de las células frente a los procesos oxidantes que causan el envejecimiento. Esta molécula, capaz de retrasar el reloj celular, se obtiene de la raíz, del tallo y de las hojas de la orquídea.

No importa si la flor tiene 10 u 80 años, siempre se mantiene fresca y turgente y es capaz de resistir varios meses, sin una sola gota de lluvia, las inclemencias del sol, el frío, el calor o los vientos. Y de las muchas variedades que existen, hay dos, la Vanda coerulea y la Vanda teres, que tienen el mayor potencial anti-age. En el idioma chino, vanda significa "diez mil generaciones". Extraña coincidencia o fruto de la investigación, lo cierto es que el extracto de estas flores tiene propiedades antioxidantes, humectantes, protectoras y reparadoras y eficacia contra los radicales libres. Además, potencian la inmunidad de la piel, reducen la aparición de arrugas y son ricas en minerales como el calcio, el hierro, el zinc, el magnesio y el cobre, que contribuyen a nutrir la dermis. Por eso, los laboratorios ya incorporaron el ingrediente en las fórmulas de tratamientos antiedad en los productos para el cuidado de la piel y el pelo; en estos últimos, se descubrió que repara el pelo dañado, evita la deshidratación y calma el cuero cabelludo.



¿Conocían las propiedades de la orquídea? ¿Tienen algún producto de belleza que la incluyan en sus fórmulas?

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.