Secretos del pinot noir

Un cepaje aparte, de pequeña producción pero de gran calidad
(0)
20 de mayo de 2007  

En la Argentina, el grupo de los pinot noir es breve –no infinito, como el malbec–, lo que facilita la elección, y con muy buena relación calidad-precio en la franja media, además de algunos muy encumbrados y de ciertas gangas, como el varietal de Trapiche ($ 9,50). La botella ancha los identifica; el color es inconfundible –rubí hacia teja, brillante y traslúcido–; el cuerpo, mediano; muy bebible por su frescura, con notas de frutas, flores, hongos y bosque que equilibran el alcohol. De lo más reciente, el Bianchi Génesis (17), con neta varietalidad, mediana intensidad y cuerpo. Chandon Guiado Pinot Noir 2005 (31), redondo y con buen potencial. Alamos 2006 Catena Zapata (25), rubí-teja claro y muy aromático. De Neuquén, Fin del Mundo Pinot Noir Reserva 2005 (31) y Malma 2005 (30), de NQN, siguieron a los Humberto Canale, el Roble (29), con madera notable, y el Marcus Gran Reserva (85), más intenso y suntuoso. Luigi Bosca Reserva (38), rubí mediano,

muy bebible y persistente; de Navarro Correas, Colección Privada 2003 (20); Alfredo Roca 2005 (24); Doña Paula Estate 2005 (45). De Salentein, el Reserva 2003 siguió al elegante Primus (159) en la gama del precursor Rutini (140). Excelentes con toda la buena cocina, aun con conflictivos platos y salsas de hongos o los pucheros invernales, ideales en las cocciones al vino tinto, y con los quesos del tipo brie.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.