Según un estudio, quienes consumen carne tienen una mejor salud mental

La falta de las vitaminas que aportan los productos de origen animal pueden causar trastornos neurológicos
La falta de las vitaminas que aportan los productos de origen animal pueden causar trastornos neurológicos
Larisa Serrano
(0)
18 de mayo de 2020  • 14:54

Según una investigación, se observó estadísticamente que las personas que evitan comer carne tienden a tener una salud mental más débil que la de aquellos que sí la comen.

Se trata de un estudio reciente publicado en la revista científica Critical Reviews in Food Science and Nutrition , a cargo de la Universidad de Indiana, basado en una revisión de 18 estudios en los que participaron más de 160.000 personas con el objetivo de analizar la relación entre el consumo y el rechazo a comer carne con la salud mental.

Del total de esas personas de todo el mundo que participaron, unas 8.500 se abstenían de comer carne. Once de los 18 estudios mostraron que los vegetarianos y veganos tenían un mayor riesgo de depresión, ansiedad y comportamientos autolesivos , y los estudios más rigurosos mostraron un efecto aún mayor. Aunque la relación con el estrés y la calidad de vida no quedaba tan clara.

Este estudio analizó sólo puntualmente el consumo de carne. En general la mayoría de veganos y vegetarianos cubren los aportes nutricionales de la carne a través de otros alimentos.

Según este trabajo de la Universidad de Indiana, quienes consumen carne tienen una mejor salud mental. Algunos expertos recomiendan que, para evitar los problemas mencionados, lo mejor es comer carne. Por otro lado, recomiendan a veganos y vegetarianos que cuiden su salud mental y lleven a cabo otras estrategias para protegerla.

Cabe destacar que el año pasado la Sociedad Alemana de Nutrición (DGE) se explayó sobre la f alta de la vitamina B12 en quienes evitan los productos de origen animal. Allí explicaron que era contraproducente evitar el consumo ya que la ausencia de esta vitamina (que participa en la división celular, la formación de sangre, la síntesis de ADN, la descomposición de los ácidos grasos y aminoácidos como la homocisteína), puede provocar trastornos neurológicos, anemia y otros problemas de salud muy serios.

De acuerdo a la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es un estado de bienestar en el que la persona realiza sus capacidades y es capaz de hacer frente al estrés normal de la vida, de trabajar de forma productiva y de contribuir a su comunidad . En este sentido positivo, la salud mental es el fundamento del bienestar individual y del funcionamiento eficaz de la comunidad.

En 2017, la misma OMS informó que la enfermedad mental era la principal causa de discapacidad en todo el mundo y que tiene un gran impacto en las enfermedades cardiovasculares. Estimaron que más de 300 millones de personas padecían depresión (4,4% de la población mundial) y más de 260 millones de personas (3,6% de la población mundial) sufrían ansiedad. Estos datos reflejan un aumento sustancial en el número de personas que viven con trastornos mentales y enfermedades en las últimas dos décadas.

Tanto este como otros estudios que se han realizado sobre el tema, no establece relaciones de causa-efecto, es solo un trabajo representativo de la muestra que tomaron para analizar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.