¿Será Cipriani un Alan Faena para Punta del Este?

Javier Navia
(0)
7 de enero de 2019  

Hubo una época en que Punta del Este perteneció a los artistas. Vinícius de Moraes rasgaba su guitarra en las noches de La Fusa, y Carlos Páez Vilaró despedía, cada atardecer, al sol que había pintado mil veces. La bohemia era la dueña de las playas mucho antes de que las olas de los noventa atrajeran a políticos y modelos y, tras ellos, a la especulación inmobiliaria. El balneario se fue expandiendo hacia nuevos confines, mientras el perfil de la península se deformó en altura. Los veranos se volvieron más exclusivos, pero menos encantadores y, sobre todo, más cortos.

Sería injusto, sin embargo, reclamarle a Punta del Este lo que también perdieron la Búzios que conoció Brigitte Bardot o la antigua Saint-Tropez. El glamour es un trago clásico que no sabe igual en todos lados ni en todas las épocas.

Curiosamente es un empresario y desarrollador inmobiliario quien intenta ahora que aquel esplendor intangible vuelva a apropiarse del Este. Posee el nombre adecuado: Giuseppe Cipriani, un apellido cargado de una historia vinculada al jet set, el lujo y la buena vida. Mientras da que hablar a todos este verano con rutilantes invitados y una fiesta que nadie quiso perderse, delinea el proyecto más ambicioso –y controvertido– que han conocido esas playas: recuperar el por años abandonado hotel San Rafael como parte de un nuevo complejo turístico e inmobiliario que cambiará la fisonomía de la Brava.

Con diseño del conocido arquitecto uruguayo Rafael Viñoly, el proyecto sufrió varias modificaciones mientras se debatía, durante meses, su aprobación. Las obras apenas están arrancando y habrá que esperar a 2022 para su apertura, pero la pregunta ya está hoy en boca de todos: ¿devolverá, como Cipriani pretende, un poco de aquel glamour que aún se respiraba en los ochenta, pero tornándolo incluso más europeo y cosmopolita, o, en cambio, un nuevo gigante con departamentos vacíos pero inversores off shore se levantará para ensombrecer uno de los rincones aún a salvo de la especulación? Leer la entrevista que Flavia Fernández le ha hecho a Cipriani para esta primera edición del año de LA NACION revista probablemente ayude a ir despejando las dudas (cada lector sabrá para qué lado).

Alan Faena se propuso hace unos años cambiarle la cara a Miami. Lo está logrando junto con fuertes inversores que le permitieron desarrollar un distrito con su nombre. Pero especialmente lo ha conseguido con artistas como Juan Gatti, Damien Hirst y quienes llevan su talento cada año al foro que erigió junto a su hotel. Si Cipriani conjuga el negocio inmobiliario con la magia y la bohemia que solo los artistas pueden llevar a un lugar, Punta del Este volverá a parecerse a su mejor versión.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.