Sevilla: el refugio de Carmen

Por primera vez, la ópera Carmen, de Georges Bizet, será representada en escenarios naturales, a orillas del Guadalquivir. Una ambiciosa apuesta al turismo internacional como Andalucía no realizaba desde la Expo ’92, y que invita a un recorrido no convencional por las calles hispalenses
Valeria Shapira
(0)
25 de abril de 2004  

SEVILLA, España.- La fachada de la Plaza de Toros de la Real Maestranza mira al Guadalquivir, el río que parte al medio la ciudad y separa la Sevilla de la catedral gótica más imponente del planeta, del arrabal y el puerto de barcas de su vecina, Triana. El sol del mediodía encandila, y Carlos Saura -72 años, aragonés, artista grande, de los más grandes que ha dado España- tararea unas estrofas de la ópera Carmen y, cámara en mano, observa:

-Qué pena. Aquí no hay buena luz para las fotos.

No es el comentario de un turista de paso. Es un director estudiando el terreno, con una idea gigante entre manos: montar la ópera sobre la más sensual de las gitanas en el mismísimo lugar donde la historia nació, de la pluma de Prosper Mérimée.

La ciudad está diferente desde que la idea anda rondando por sus calles. En septiembre, Carmen será la principal atracción del Primer Festival Internacional de Música de Sevilla, y los hispalenses caminan hoy con ganas de volver a sentir los ojos del mundo posados sobre sus tesoros artísticos y culturales.

"La dimensión de este acontecimiento es algo que no se vivía aquí desde la Expo ’92", dice el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín. Y habla de una inversión total de 23 millones de euros para el festival, de los cuales 15 millones estarán destinados al montaje de la ópera.

La idea es gigante. Una Carmen como nunca se vio. Será por eso que, frente a la Plaza de Toros, Saura camina de aquí para allá con otro gigante a su lado: Vittorio Storaro, 64 años, italiano, tres Oscar a la Mejor Fotografía por Apocalipse now, Reds y El último emperador. El hombre que siempre sabe qué hacer cuando no hay buena luz para las fotos.

En la arena

Esta Plaza de Toros es la más antigua de toda España. Fue construida en 1761, y hay que internarse en ella para conocer detalles de lo que viene.

-Por primera vez, Carmen morirá en la arena -cuenta Saura. De su mano, la de Storaro y la del maestro Lorin Maazel, unos 80 mil espectadores distribuidos en diez funciones podrán ver en la arena el cuarto acto de la ópera, después de presenciar el primero y el segundo en la Plaza de España y el tercero, en los jardines del Parque de María Luisa.

-Utilizar este templo de toreo como espacio escénico será una oportunidad única -dice el director, junto a una reja que separa los tendidos, a un grupo de periodistas que han venido desde todas partes del mundo.

Frente a la magnitud del paisaje sevillano, este artista, que ya llevó Carmen al cine (protagonizada por Antonio Gades, en 1983) y montó dos veces la ópera en teatro, siente que de aquí en más cualquier otro escenario será pequeño en dimensión y belleza. No es para menos. Estamos en la ciudad que inspiró muchas las óperas que más han deslumbrado: El barbero de Sevilla, La fuerza del destino, Don Giovanni, Fidelio y más. Un sitio donde a cada paso emociona la monumentalidad de los edificios, cuyo mote no desciende del rango de Patrimonio Mundial de la Humanidad. Su catedral lo ostenta. También su Alcázar, el palacio real más antiguo de Europa.

Detrás de la monumental producción de Saura está Michael Ecker, el hombre que fundó, en 1987, la productora Opera in Original Site (OOS), llevado por una obsesión: montar óperas en escenarios naturales. El proyecto de Carmen en Sevilla ya ha tenido sus críticas, y muchos insisten en señalar su excesiva voluptuosidad y su exagerada vocación por el turismo más que por el arte. A Saura no le preocupa: "No quiero que nos pongan corsé. No vamos a hacer una ópera convencional. La idea es realizar un gran espectáculo".

Asiente Storaro, en plena Plaza de España (el lugar que en septiembre, y para la ópera, se convertirá escenográficamente en una gran fábrica de tabaco), y agrega que la ópera "se va a iniciar con la caída del sol sevillano". A Saura, que saca fotos y sigue estudiando el terreno, se le ocurre que "Carmen es el más claro ejemplo de la mujer que elige su destino, la que se siente libre y libre será". Y que Sevilla no puede perderse la oportunidad de revivir sus encantos.

Para saber más

www.sevillafestival.org

www.carmeninsevilla.com

www.sevilla.org

www.spain.info

Septiembre

  • El festival: la primera edición del Festival Internacional de Música de Sevilla se realizará entre el 2 y el 12 de septiembre. Su evento principal será la ópera Carmen, dirigida por Carlos Saura, y también incluirá presentaciones de grandes orquestas, como la New York Philarmonic Orchestra (con sir Colin Davis), la Orquesta Nacional de Rusia (Mikhail Pletnev) y una serie de espectáculos flamencos con Tomatito, Sara Baras, Antonio Canales y otros.
  • Carmen, la Opera: se realizarán 10 representaciones.
  • Como se utilizarán diferentes escenarios, en los entreactos el público será trasladado en coches tirados por caballos o podrá hacerlo a pie, disfrutando en el trayecto de una Sevilla que revivirá el siglo XIX.

  • Los cantantes: serán figuras de la lírica internacional, como Angela Gheorghiu, Angela María Blasi y Olga Borodina, entre otras.
  • La inversión: 23 millones de euros para todo el evento, de los cuales 15 millones se destinarán al montaje de las diez presentaciones de la ópera de Bizet.
  • La producción: será de Mi-chel Ecker y su compañía, Opera in Original Site, que ya montó otras grandes obras en escenarios naturales: Aída, en el Templo de Luxor, Egipto, en 1987; Nabucco, en Jerusalén, en 1998, y diez años después produjo integralmente Turandot en escenarios de Pekín, bajo la dirección de Zubin Mehta.
  • Información en la Argentina sobre el festival: Oficina Española de Turismo en Buenos Aires.
  • Teléfono: (011) 4328-9236.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.