Sexo: 9 situaciones en las que juraste no volver a caer

Crédito: Ilustración Ariel Escalante
¿Pensaste que no ibas a caer de nuevo en la misma situación y reincidiste? Tranqui, a todas nos pasó alguna vez.
Constanza Boquet
(0)
2 de agosto de 2016  • 00:00

En el terreno de la pareja, el sexo y el amor todo es posible y nadie está libre de algún que otro traspié.

"No me depilé para no tener sexo en la primera cita"

En una época, estaba segura de que en las citas iba a conocer mejor al otro y solo llegar a la cama con alguien que valiera la pena..., pero como tengo voluntad cero, decidí no depilarme, así, cuando la cosa se pusiera hot, iba a ser más fácil decir: "Mejor me voy a mi casa". Pero cuando llegaba la madrugada con ese tipo que me encantaba enfrente, todo lo que a las 6 de la tarde me parecía lógico lo veía como un tremendo autoboicot a mi felicidad. Así que más de una vez me estiré las medias ¾ intentando transformarlas en bucaneras para disfrutar de la noche de lujuria. Eso sí..., ¡haciendo algunos malabares para que no me acariciaran mucho las piernas!

"Stalkeo como loca a su ex..."

Me fijo si tiene novio nuevo, si se fue de viaje o se cortó el pelo... ¡No sé por qué! Tal es mi obsesión en ver cada detalle que más de una vez se me fue el dedo a un "me gusta" en alguna de sus publicaciones y, sacando el like, juré no chusmear más su perfil. Pero ¡me sigo metiendo, soy de terror! Un día, abro mi Facebook y me dice que "ella" aceptó mi solicitud de amistad que le mandé sin querer, junto con un mensaje inbox que decía: "Te lo regalo con moño". No era muy difícil darse cuenta de quién era yo, porque en mi foto de perfil estoy abrazando a su ex. ¡No entiendo cómo llegué a mandarle esa solicitud de amistad! Pero esta vez sí..., ¡prometo no hacerlo más!

Crédito: Ilustración Ariel Escalante

"Tomo de más, hablo de más y..."

Terminé una historieta con un vecino, pero ¡a mí me sigue gustando! Cada vez que vuelvo a casa con unas copas de más, me agarra la onda "sincericidio" y le toco el timbre o le mando alguna notita sugerente por debajo de la puerta confesando "mis sentimientos". Algunas veces tengo éxito y otras no, pero después me paso toda la semana esquivándolo en el ascensor porque me muero de vergüenza.

"mandé fotos en ropa interior..."

Cuando empecé a salir con mi novio, tuvimos una seguidilla de chats hot, con algunas fotos sueltos de ropa... La relación avanzó y al tiempo me presentó a su hija de 7 años. "¡La conozco! ¡Es la chica del iPad!", fue lo primero que dijo. Yo, bordó. Después nos dimos cuenta de que la nena tenía razón y había una foto mía ¡en ropa interior! que había quedado guardada en todos los aparatos de la casa. Lo primero que pensé fue: "¡Qué suerte que tengo corpiño!". Y después: "¡Juro que no lo hago nunca más!".

Crédito: Ilustración Ariel Escalante

"Me hago la linda en el barrio..."

...con los vendedores, con los del delivery o con algún vecino cerca de casa. Todo muy naíf, pero un día, en un barcito cerca de casa, hablé con uno de los chicos que trabajan ahí y cuando terminé mi café, me fui haciéndome la misteriosa. Otro día, estaba con mi marido y mis dos hijos en situación caótica –un hijo corriendo por todos lados, el otro en el cochecito llorando– y nos cruzamos al chico del bar. Él me dijo "hola", pero yo me morí de la vergüenza cuando mi marido me preguntó: "¿Quién es?". Prometí no hacerme más la linda en el barrio, pero me divierte tanto que no lo cumplo.

"me gusta uno de la oficina..."

Me prometí no salir con nadie más del laburo porque mi trabajo se estaba transformando lentamente en un refugio donde coleccionaba antiguos ex y no podía caminar sin cruzarme con alguno. Pero ¡llegó uno "nuevo" que me gustaba de verdad! Los primeros días, empezó a "coquetear" conmigo y yo juré no volver a caer... Pero pensé: "¿Qué le hace una mancha más al tigre?". Y nació OTRA VEZ el amor en la oficina…

Crédito: Ilustración Ariel Escalante

"¡No me presenten niños si no me voy a casar!"

Cada vez que un novio me presenta a sus sobrinitos, no tardo en pegar la mejor onda, cuidarlos y sacarlos a pasear. Pero cuando los novios entran en la categoría de ex, ¡no puedo desprenderme de las criaturitas! Y mis vacaciones de invierno tienen agenda completa, derivo gran parte de mi sueldo en jugueterías y mi vida social está a full de cumpleaños en peloteros, a riesgo de cruzármelos con sus nuevas parejas. ¡Un ba-jón!

"me hago la canchera con las poses sexuales y..."

Me creo la Nadia Comaneci del sexo, tirando poses innovadoras que me hagan ver como la chica flexible que no soy. De este lado y del otro, arriba, abajo... pasando por todos los dibujitos del Kamasutra. La verdad es que soy una farsante, con cero elongación, y un día me redoblaron la apuesta con un movimiento tipo ninja que me dejó gritando en pleno acto: "¡Ayyy, me quedé dura!". Él no entendía nada, se quería morir, y yo quería llorar, no me podía mover... ¡Papelónnn!

"responderle el mensaje a mi ex..."

Contestarlo o no: esa es la cuestión. Hace poco, me llamó para contarme que estaba con gripe y preguntarme si quería hacerle compañía. Ilusionada, yo leí: "Tengamos sexo toda la tarde...", así que falté a yoga, pensé qué ponerme y caí en su casa re cebada a tener una tarde on fire. Pero me lo encontré tapado hasta el cuello y pidiéndome, con voz de ultratumba, que le alcanzara el ibuprofeno. Juré no hacerme más la película. Él es literal.

¿Pasaste por alguna de estas situaciones? ¿Algún otro contratiempo para compartir? Repasá también: Papelones de la primera cita y Miss Stalker, ¿cuánto investigás antes de tu primera cita?

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.