Sexo. Nuevos juguetes y experiencias para la temporada de calor

Crédito: Magalí Polverino. Producción de Lucía Bozzolo.
Denise Tempone
(0)
15 de octubre de 2019  • 11:51

Todos tenemos un trabajo de fantasía, un rubro en el que amaríamos incursionar para espiar un rato. Mi fantasía era trabajar en un sex shop. Me entusiasmaba conocer otras culturas a través de su relación con el sexo y, hace un mes, me lancé a la aventura de aprender todo sobre novedades tecno-sexuales, cosmética íntima y la organización de talleres de técnicas amatorias y empoderamiento erótico. Lo primero que tuve que aprender fueron los productos. Estos son mis elegidos.

Una estrella: el succionador de clítoris

Estos aparatitos se viralizaron tanto que no es raro ver a las mujeres entrar a la tienda e ir directo hacia ellos. Si se lo lleva una, es fija: ¡vuelven diez! La industria de los sex toys parece haberse notificado de que existen millones de chicas que no quieren autopenetrarse ni guardar un miembro masculino en el cajón. Que prefieren objetos de diseño que brindan masajitos y placenteras ondas sónicas en el órgano más sensible de la anatomía humana.

Chequéa: Sona de Lelo ($13500) y Satisfyer Pro3 ($8000).

El amor virtual se intensifica

El Jive parece una ballenita con una cola larga, pero nada que ver: la joroba, en realidad, es un vibrador y la colita, ¡una antena! que habilita un juego extraespecial. Este juguete viene con una app para el celu y un software para instalar en tu compu. Esto te permite cederle el control a una persona que esté en otra parte del mundo y quiera jugar con vos, y por otro, configurarlo para convertirte en una webcam girl.

Chequeá: Jive by We Vibe ($13885).

"Conchero" inteligente para compartir

Este chiche vibra y tiene forma de clip. Su mayor don es que pueden sentirlo en simultáneo tanto la mujer como el hombre. ¿Cómo se usa? Se coloca enganchado entre tu punto G, en la pared interna de tu vagina, y la parte externa, donde está el clítoris. El material del que está hecho es finito y flexible, por lo cual tu amante puede penetrarte mientras lo tenés puesto. La mayoría de estos concheros se pueden controlar a distancia, a través de una app o con un control remoto que vibra.

Chequeá: Satisfier Whale ($4700).

Pulsadores de placer

"Furia alemana" es el eslogan de la marca alemana que lanzó esta novedad. En el sex shop, la gente suele emitir un gritito cuando los prendemos ¡solo al mirarlo! Y es que estos juguetes de forma fálica clásica pero con colores modernos no solo vibran, además, pulsan, es decir, hacen un movimiento "mete y saca". La marca viene con un manualcito que te muestra cómo usarlo: poniéndolo contra una pared, entre almohadas, sujetándolo con tus pies... ¡Ah! y también se pueden usar bajo el agua.

Chequeá: Pulsators de Fun Factory (desde $6000).

Vibradores inflables

Si la vibración y el "mete y saca" te parecen muy clásicos, hay fantasías más extrañas. Existe, por ejemplo, un vibrador con forma curvada con una pancita que se infla y desinfla rítmicamente, para crear presión en el punto G. También hay diferentes elementos fálicos o en forma de lengua, que giran con patrones impredecibles y se contornean sobre sí mismos de una forma que un ser humano nunca logrará.

Chequeá: California Dreaming de Calexotic (desde $3500).

Una pileta de aceite ¡en tu living!

Un elegante paquetito de una marca canadiense trae un kit para montar en tu casa una pequeña piscina de aceite como las que suelen verse en las porno japonesas. Viene con manta de plástico y todo lo que necesitás para crear cuatro litros de solución aceitosa aromatizada.

Chequeá: kit para masajes de Shunga (desde $1500).

Los vintage jamás discontinuados

Existen sex toys vintage que nunca se dejaron de hacer porque el público los sigue reclamando. Por ejemplo, Butterfly es una mariposita vibradora incrustada en una tanga justo a la altura del clítoris. Fue el primer juguete en lucir femenino que propuso placer sin penetración. Es muy ochentoso, pero súper efectivo. Otro best seller es la Black Bullet Velvet; se trata de una bola para introducir tanto en la mujer como en el hombre que viene pegada a un control remoto ¡con cable!

Un vibrador... ¡líquido!

El liquid vibrator es un gel íntimo que, en vez de provocarte efecto frío-calor, ¡te hace vibrar! Está en el ránking de los más vendidos porque es accesible y porque no hay nadie que no se impresione cuando le ofrecemos probarlo untándolo en la boca..., ¡aunque es para otro lado!

Chequeá: Liquid Vibrator de Sex Play.

Lecciones de amor en pote

Algunas chicas llegan al sex shop convencidas de que no tienen punto G o que en ellas no funciona. En general, quedan encantadas al enterarse de que existe una cremita especial para estimularlo y lograr experimentar su primera eyaculación femenina intencional.

Chequeá: Love Rain de Shunga (desde $1740).

Dildos de cristales

Se parecen a los adornitos que tenía tu abuela en el living, solo que estos tienen forma de falo. Y lo más valorado es su capacidad de adquirir temperatura. Pueden ser congelados en el freezer o calentados en agua caliente antes de usarlos. En ciertos circuitos, tienen una connotación más energética y se consiguen también de piedras como las amatistas. Se cree que pueden transmutar tu energía y hacerte una limpieza de los chakras sexuales. Asesorate antes de usarlos.

Chequeá: acá los vende Tienda Fe ($3200).

Agradecemos a Erotic Pink ( erotiquepink.com) por su colaboración en esta nota.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.