Sin miedo a la TV

Stephen King, el hombre que ha asustado a millones de lectores en el mundo, habla de la televisión en la era de las series y de por qué produce Under the Dome, que vuelve esta semana a la pantalla chica
Alberto Rojas Moscoso
(0)
27 de julio de 2014  

Fuente: EFE

WILMINGTON (Estados Unidos).– Dicen que se siente incómodo en grandes urbes como Nueva York o Los Ángeles. Que no es fácil sacarlo de su hogar en la pequeña ciudad de Bangor, en el estado de Maine, donde suele ambientar muchas de sus historias. Pero esta vez, el escritor Stephen King (1947), con sus casi dos metros, se ve distendido y entusiasmado mientras camina por los estudios EUE Screen Gems, en la localidad de Wilmington, Carolina del Norte.

Es que aquí se filma la serie de televisión Under the Dome (o Bajo el domo), inspirada en su exitosa novela La cúpula, que se desarrolla en el pueblo ficticio de Chester’s Mill (en Maine, obvio), el cual misteriosamente es cubierto por un domo transparente e impenetrable que aísla a todos sus habitantes del resto de los Estados Unidos. Un proyecto en el cual King se ha involucrado con especial interés, ya que durante la primera temporada fue productor ejecutivo y ahora además escribió el guión del primer episodio de la segunda (mañana, a las 21, TNT).

"Mi idea original para La cúpula era que toda esa gente permaneciera atrapada durante meses en Chester’s Mill, viendo cómo se agotaban los recursos, sufriendo contaminación y con los autos quedándose sin bencina. Pero en el libro eso ocupa sólo tres semanas. De modo que me entusiasmó la idea de ver qué podría ocurrir al extender el tiempo y descubrir los cambios en las vidas de los personajes. Escribir el primer episodio de la nueva temporada me permitió establecer el curso de los acontecimientos, y ésa es una gran cosa para mí", dice King vestido con jeans, un suéter oscuro, zapatos gruesos y una lata de bebida a medio terminar sobre la mesa.

"Yo quería que Chester’s Mill fuera un microcosmos del mundo en que vivimos. Poner a sus habitantes bajo la cúpula me permitió hablar del agotamiento de los recursos y el calentamiento global, entre otros temas, porque todos estamos bajo un domo. Todos vivimos en un pequeño planeta azul y esto es lo que tenemos", agrega hablando a la misma velocidad con la que escribe. "Ha sido fantástico, aunque también me ha llevado a enfrentar a ciertos grupos de puristas que me dicen: Esto no es como en su libro o Al comienzo era como su libro, pero después cambió."

Sin embargo, él no se inquieta con esos comentarios. Con más de 350 millones de libros vendidos en el mundo –desde que publicó Carrie hace 40 años–, King es uno de los escritores más relevantes de la segunda mitad del siglo XX en el ámbito de la cultura popular estadounidense. Un referente obligado en el campo del horror, pero también de la ciencia ficción, la fantasía, la historia e incluso el western. Y eso, a pesar de las críticas, se ha visto reflejado en numerosos premios y distinciones, como la medalla de la National Book Foundation, que recibió en 2003 por su aporte a las letras estadounidenses.

Asimismo es un sobreviviente. Tuvo una infancia difícil tras la separación de sus padres, que lo obligó durante años a vivir en diferentes ciudades de EE.UU. junto a su madre y su hermano. En 1970 se graduó de la Universidad de Maine con una licenciatura en Inglés, pero al no encontrar empleo comenzó a trabajar en una lavandería, precisamente donde empezaría a escribir sus primeros relatos para revistas. También conoció demasiado de cerca el alcohol y las drogas. Y en 1999 lo atropelló una camioneta, tras lo cual vivió una larga y dolorosa convalecencia producto de las fracturas.

Pero ahora –junto a su esposa, Tabitha; sus tres hijos y cuatro nietos– los demonios parecen estar bajo control y sobre todo en el lugar correcto: en las páginas de sus libros.

Hoy las series de televisión han alcanzado altos niveles de calidad. ¿Siente una presión diferente cuando escribe el guión de un episodio?

Sí, a uno lo desafía a contar mejores historias dramáticas en un estilo novelado, que es lo que la televisión está haciendo. Pero para mí resulta algo natural, porque lo que la televisión vende, más que cualquier otra cosa, es tiempo. Te da la posibilidad de contar historias en profundidad y desarrollar a los personajes. Y sí, eleva los estándares, porque ya ningún personaje está seguro.

¿Y qué opina de esta oleada de nuevas series como True Detective?

Me encantan. Pienso que están cambiando todo el paisaje de la televisión. Algunas series de detectives como CSI, Criminal Minds o NCIS son programas poco realistas. Cada semana tienes un nuevo caso, pero al final de cada episodio todo queda igual. La cadena FX asumió el desafío con The Shield, que era un tipo diferente de serie por varios motivos. Tenía una historia continua, en la que los personajes comenzaban a desarrollarse, cambiaban y era como volver al punto de partida. Además, el protagonista de The Shield no era una persona agradable, sino un tipo malo. Entonces empezamos a ver series de televisión con menos episodios, pero con una historia continua como Breaking Bad, Mad Men o The Killing. De modo que cuando CBS quiso hacer lo mismo con Under the Dome, yo acepté de inmediato.

Varios de sus libros han sido adaptados a la televisión y el cine. ¿Cómo es dejar ir sus historias?

Algunas veces funciona y otras veces no. John Cusak y Samuel L. Jackson acaban de filmar Cell, basada en mi novela homónima y todavía no la he visto, pero tengo curiosidad de saber qué hicieron con ella. En todo caso, nunca me enojo si las cosas no salen bien, porque todos estamos dentro de este negocio riesgoso.

En algún momento se dijo que consideraba retirarse. ¿Qué hubo de cierto en esa versión?

Cuando dije que pensaba retirarme, todavía estaba en proceso de recuperación tras el accidente... Un tipo me atropelló mientras salía a caminar y terminé bastante mal. Estaba en un lugar muy profundo, mentalmente hablando. Luego fui mejorando y cuando eso ocurre, pienso que tu mente también vuelve a trabajar.

En ese contexto, ¿qué significa hoy para usted escribir?

Es más difícil de lo que solía ser. Y no creo que tenga mucho más que agregar, salvo que escribo menos. Pero aún es algo que me gusta hacer, porque todavía me hace feliz. Pienso que cuando estaba en mis treintas o cuarentas, escribir me hacía feliz todos los días. Ahora me hace feliz cada nuevo día.

¿Es muy difícil compatibilizar su trabajo literario con un proyecto televisivo como Under the Dome?

El año pasado fue un gran año para mí, pero no hay que olvidar que todavía no estaba involucrado con Under the Dome como escritor/guionista. Tuve una muy buena racha: Joyland, Mr. Mercedes (publicado recientemente en inglés) y Revival, que es un libro muy, muy aterrador (que será editado en noviembre de este año).

¿Le gustaría escribir más historias de horror?

No lo sé. Seguramente mis editores amarían que no escribiera más que de horror. Están cómodos con eso. En cierto punto, las editoriales y las cadenas de televisión esperan que tu próximo libro o programa sea exactamente igual que el anterior, porque fue un éxito. Pero a mí siempre me gusta mantenerme fresco e intentar cosas nuevas. Mr. Mercedes no es una novela de suspenso sobrenatural. Mientras que Revival es algo que hará a mucha gente recordar Cementerio de animales, porque es un libro muy oscuro y aterrador. Yo voy hacia donde sea interesante y excitante para mí trabajar.

Lo conocen como el maestro indiscutido del horror, ¿pero qué lo aterra a usted?

El Alzheimer. Mi cerebro es mi herramienta principal y no quiero perderla.

Con su larga y exitosa trayectoria, usted ya no tiene nada que demostrar. ¿Cuál es ahora el nuevo desafío de Stephen King?

Continuar entusiasmado con lo que hago y seguir creciendo como escritor. No quiero arruinarlo y que la gente diga: bueno, él ya no es importante, no está diciendo nada que no haya dicho antes. Quiero entretener a la gente, porque eso es lo que hago. De modo que cuando entrás en tus sesentas, y yo estoy en la mitad de mis sesentas, parte del desafío es tratar de estar fresco y entusiasmado. Tener algo todavía en tu corazón que quieras decir y que sientas que es importante para vos. Algunas veces pienso que cada escritor tiene una habitación que explorar, que le permita escribir y contar historias. En lo personal, yo he explorado esa habitación y siempre hay compartimentos secretos y otros lugares donde buscar. Me gustaría irme con la gente pidiendo un poco más".

Hitos de cuatro décadas

  • Carrie Una adolescente víctima de bullying descubre sus poderes telequinéticos, que se convertirán en el instrumento de su venganza. Fue su primera novela publicada, aunque la cuarta que escribió.
  • El resplandor Jack Torrence acepta cuidar un hotel en las montañas de Colorado en invierno. Junto a su familia vivirán una experiencia repleta de horrores.
  • La Torre Oscura Tal vez su proyecto más ambicioso. Una saga épica con toques de western, protagonizada por el pistolero Roland Deschain.
  • Los ojos del dragón King la escribió para su hija Naomi, porque a ella no le gustaba leer los libros de su padre.
  • La cúpula Un pueblo inexplicablemente queda encerrado bajo un gigantesco domo transparente e impenetrable.
  • 22/11/63 Un profesor de inglés de secundaria (como King) usa un túnel del tiempo para evitar el asesinato de JFK.
  • Doctor Sueño Danny Torrence, convertido en un alcohólico, intenta salvar a una niña que tiene sus mismos poderes. Esta secuela de El resplandor fue la novela N° 50 de Stephen King.
  • Joyland En el verano de 1973, el estudiante Devin Jones acepta trabajar en un parque de diversiones, el mismo lugar donde habían asesinado a una joven.
  • Revival King regresa al terror más clásico con un relato sobre el reencuentro entre un párroco que ha renunciado a su fe y un joven que perdió a su familia. ¿Qué inquietante y antiguo vínculo los une?

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.