Sol Estevanez y Mariano Uranga. Gira de polo con su hija India en Saint Tropez

A cuatro meses del nacimiento de su hija, India María, salieron de gira polera. "La llegada de la beba afianzó nuestro amor", dijo la actriz
A cuatro meses del nacimiento de su hija, India María, salieron de gira polera. "La llegada de la beba afianzó nuestro amor", dijo la actriz Crédito: Matías Callejo
María Güiraldes
(0)
5 de julio de 2019  • 17:34

Un año atrás, Sol Estevanez (40) se enteró de que estaba embarazada de su primera hija en Saint- Tropez. Estaba instalada allá con su marido, el polista Mariano Uranga (38), quien suele pasar los tres meses del verano europeo -junio, julio y agosto- jugando torneos con su patrón, Alexis Pouille de Balkany. Desde entonces, la localidad de la Costa Azul ocupa un lugar especial en la historia del matrimonio, que hace unas semanas volvió a desensillar en Francia. Esta vez, con India, su hija, que acaba de cumplir cuatro meses.

"Acá, escuchamos los latidos de su corazón por primera vez. Es muy fuerte estar de vuelta, con ella en brazos", cuenta Sol, feliz de poder disfrutar del calor de Saint-Tropez. "El año pasado estaba de dos meses y me sentía pésimo. Tenía nauseas y vómitos, lo pasé muy mal. Es una alegría sentirme bien y disfrutar de la pileta con la beba", agrega la actriz, en una charla telefónica.

El primer vuelo de India fue una aventura. Estuvo molesta gran parte del viaje. Por suerte, había varios bebés, así que no fui la única con su hija llorando
Sol Estevanez

Desde chiquita, India anda a caballo con su papá polista, que es un buen jinete
Desde chiquita, India anda a caballo con su papá polista, que es un buen jinete Crédito: Matías Callejo

India me da paz y alegría. Su presencia es mágica. Hay veces que miro a nuestra hija y se me caen las lágrimas de felicidad
Sol Estevanez

Desde su casamiento, el 1 de abril de 2017, la actriz está dedicada de lleno a su matrimonio y, con el nacimiento de su beba, el 20 de febrero de 2019, se estrenó en el rol de mamá
Desde su casamiento, el 1 de abril de 2017, la actriz está dedicada de lleno a su matrimonio y, con el nacimiento de su beba, el 20 de febrero de 2019, se estrenó en el rol de mamá Crédito: Matías Callejo

-¿Cómo fue volver al lugar donde comenzó este gran capítulo?

-Es muy emocionante. La ciudad es muy chiquita, entonces pasás por los mismos lugares todo el tiempo. Apenas llegamos, fuimos recordando con Nito [así llaman con cariño al 6 goles] todo lo que vivimos hace menos de un año y es un flash.

-Fue su primer vuelo con la beba. ¿Qué tal estuvo la experiencia?

-El viaje fue una aventura. India se caracteriza por ser una beba muy tranquila: duerme doce horas de corrido y llora sólo cuando le agarra mucho sueño. Ese, sin embargo, no fue el caso durante el vuelo. Estuvo molesta gran parte del viaje. Por suerte, había varios bebés en el avión, así que no fui la única madre con su hija llorando.

-El 20 de junio ella cumplió cuatro meses...

-Aunque suene trillado, la maternidad es un antes y un después. Te transforma: cambian tus prioridades, tu cabeza, tu vida. De un día para el otro, tu hijo pasa a ser tu centro y eso se da de una manera muy natural. Ser madre es una tarea agotadora y a la vez, lo mejor que me pasó en la vida. Lo que me retribuye no tiene punto de comparación.

-¿Qué te da India?

-Me da paz y alegría. Su presencia es mágica y, a veces, me supera. Es loquísimo ver que algo que salió de vos, y que es el resultado del amor, exista.

-¿Cambió la pareja desde que son padres?

-La llegada de India afianzó nuestro amor. Desde que nació, lo amo aún más. La unión que siento con ambos es sobrenatural. Hay veces que miro a nuestra hija y se me caen las lágrimas de felicidad y no lo puedo controlar.

-¿A quién se parece India?

-Es igual a su papá. Los ojitos, la boca y cómo se ríe. Como madre, soy medio hincha con los horarios. Me gusta respetarlos, pero no soy extremista: si Nito me dice de irnos a pasear a algún lado, vamos. En casa, el clima es de rutina. Me habían dicho que los bebés la necesitan para sentirse contenidos y nos está funcionando.

-¿Poner tu carrera en pausa fue una decisión?

-Yo no puse la pausa. Se dio así. En Argentina, la televisión está en crisis desde hace varios años.

-¿Extrañás la actuación?

-La extraño muchísimo, me encantaría volver a la tele, hacer teatro. Hay una parte de mí que necesita ser nutrida. Si bien la familia es lo principal, también quiero progresar en lo mío.

"Todavía no fuimos a la playa, pero nos metimos juntas a la pileta y le encanta el agua", cuenta Sol, que ya está en la búsqueda de un pediatra en Saint-Tropez.
"Todavía no fuimos a la playa, pero nos metimos juntas a la pileta y le encanta el agua", cuenta Sol, que ya está en la búsqueda de un pediatra en Saint-Tropez. Crédito: Matías Callejo

Hay una parte de mí que necesita ser nutrida. Si bien la familia es lo principal, también quiero progresar en la actuación
Sol Estevanez

El matrimonio aprovecha los huecos en la agenda deportiva de Mariano para hacer escapadas. Hace unos días, conocieron Mónaco con India.
El matrimonio aprovecha los huecos en la agenda deportiva de Mariano para hacer escapadas. Hace unos días, conocieron Mónaco con India.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.