Solución 111: cómo encarar un dormitorio compartido por adolescentes

(0)
8 de julio de 2011  • 11:31

¡Hola a todos!

Esta semana tuvimos el caso de Pamela, quien necesitaba ayuda por partida doble: el/los espacio(s) para Tiago y Lucio.

Al comenzar la semana, el debate del blog team circuló en torno a si era conveniente o no que los adolescentes compartieran el dormitorio. Vwtmeb nos decía: "En mi opinión, lo mejor es que cada uno tenga su habitación. Los adolescentes suelen ser muy celosos de su privacidad y si tenés la posibilidad, no la desaprovecharía; ahora si a ellos no les molesta compartir el dormitorio, utilizaría el otro para organizar un centro de entretenimiento." Florencia_10 compartía la idea de habitaciones separadas, advirtiendo que de lo contrario los chicos podrían sentirse invadidos entre ellos. Del otro lado, Grajulos opinaba: " A mí me gusta más la idea de un dormitorio para ambos y una sala de estar aparte, que también se pueda compartir en familia, y allí un sofá cama o una cama extra con almohadones en el respaldo, por si un amigo se quedara a dormir."

Pero como nos decía Pamela, la idea es probar el dormitorio compartido por un tiempo para ver cómo se llevan Tiago y Lucio. Si las cosas no funcionan, ella estaría dispuesta a realizar una modificación a futuro. Entonces, en la solución del caso de esta semana vamos a apuntar a cómo encarar ambas alternativas, más que a una distribución espacial en particular.

En principio, estoy de acuerdo con la propuesta de utilizar el cuarto de adelante para los jóvenes. Tiene muchas ventajas, como la alfombra y la pintura en tonos neutros, lo que nos permite jugar con elementos accesorios coloridos, buena iluminación natural y la vista. También tienen el baño más cerca. En cambio, el cuarto opuesto veo que tiene más identidad de playroom. Me gustan sus escalones en ese ambiente que dan una sensación de "altillo"; además el piso es de fácil mantenimiento. Si la idea es utilizarlo en familia o con amigos, para juegos, y ver películas, luego de una reunión bastará un escobillón para mantener el suelo libre de tierra.

En el cuarto compartido, las camas superpuestas van a servir para ahorrar espacio. Tal vez como lugar de estudio agregaría un estante ancho, de 0,60cm aproximadamente, para poder trabajar. Como segunda alternativa, optaría por construir un espacio de trabajo en el playroom, que nos brinde flexibilidad a la hora de realizar la tarea. Como son dos personas y pueden querer privacidad a la hora de estudiar, quizás podés pensar en crear este tipo de espacio en ambos ambientes. La idea no es armar el gran escritorio sino un estante con las medidas sugeridas o una mesa para el cuarto; eso sería suficiente.

Para el playroom, Aliciafer te daba una posibilidad: "Dejaría los sillones, un escritorio que se pueda usar de los dos lados y modificaría el mueble del LCD. La TV la colgaría...y los módulos los levantaría del piso, agregándoles abajo algo similar o un armazón de 3 cubos acostados y con rueditas; lo completaría con una columna también de cubos en altura, como para enmarcar la TV… y de paso lugar de guardado." Esta es una buena alternativa, más teniendo en cuenta la dificultad de nuestra anfitriona para conseguir elementos en su ciudad.

Siguiendo con el playroom, su tratamiento y distribución se tiene que basar en el tipo de uso que le den. Si va a funcionar como lugar de reunión con amigos y área de juego, una buena mesa baja con un cómodo sillón de dos cuerpos y unos butacones sería una buena opción. En cambio, si el espacio se convierte más que nada en sala de TV, lo apropiado será un sillón bien confortable y ubicar en forma adecuada el televisor y el home, para poder disfrutar mejor de una buena película.

Para el cuarto me gustó la idea de trabajar con monocromo, como se ve en esta imagen que nos dejó DecoraciónReal. También me gustó ésta, con tonos "todo terreno". ¡Hay que tener en cuenta la gama de grises que se utilicen! Si es un espacio que no tiene mucha luz, apelaría a detalles en tonos vibrantes que aporten brillo, como decía Ingyoquese. Un naranja intenso, por ejemplo, un amarillo huevo o un celeste bien fuerte.

Esta opción de colores también me gusta. Y me gustó la paleta de referencia que compartió Carucha76.

Aliciafer, por su parte, nos dejó una posible distribución. Me gustó la idea de Gorda66 para organizar el lugar: "sector de compus y electrónica con estantes para alivianar el espacio y trataría de conseguir dos sillas de color para usarlas de escritorio."

Me parece interesante la idea del playroom "multitasking", como nos decía también Gorda66, con la posibilidad de acoplarlo a la terraza cuando el clima lo permita.

¡Para los detalles aparecieron muchas alternativas! Vinilos, versiones de pie de cama e incluso la posibilidad de algún tipo de tratamiento en las paredes con pintura. Todas son buenas alternativas, no sólo para tratar el dormitorio sino también para diseñar el playroom.

Aquí vemos cómo se puede jugar con colores (en la imagen utilizan elementos magnéticos, pero ustedes pueden trabajar con pinturas).

Por último, si el cuarto compartido no funciona y los adolescentes deciden individualizarse, ahí ya las decisiones tendrán que venir de la mano de sus ocupantes.

¡Bueno, espero que estos lineamientos le sirvan a Pamela! Como siempre, gracias al blog team por sus aportes!!

Buen fin de semana!

RECUERDEN QUE PUEDEN ENVIARNOS SUS CASOS CON UNA DESCRIPCIÓN, FOTOS Y UN PLANITO CON MEDIDAS A comunidad@revistaliving.com.ar

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.