Sudáfrica 2010: los grandes ausentes