Tadashi Yanai, un japonés lanzado a revolucionar el mundo de la moda

La revista Time lo destacó entre los más influyentes; apuesta a que Uniqlo desbanque a Zara
María Sánchez
(0)
1 de junio de 2013  

MADRID.- La revista Time hizo pública su lista de las 100 personas con mayor influencia en el mundo durante 2013 y en su apartado de titanes destaca un nombre en principio desconocido para el gran público, pero llamado a acaparar titulares en el futuro: Tadashi Yanai, fundador de Uniqlo.

Este japonés de 64 años, que tiene el privilegio de ostentar la mayor fortuna de su país, se ha atrevido a medirse con Amancio Ortega, creador de Zara, propietario de Inditex y líder indiscutible de la moda de bajo costo (además de hombre más rico de España). Yanai no se cansa de repetir siempre que tiene ocasión que el objetivo de su compañía (Fast Retailing, en la que se integra Uniqlo) es convertirse en el mayor grupo de moda del mundo. Y marca una fecha en el calendario para conseguirlo: 2020.

Tampoco oculta su hoja de ruta, que pasa por expandirse a Europa y América, pero, sobre todo, por conquistar el mercado asiático (la previsión es abrir en Asia, durante este año, 144 tiendas). Paralelamente, el grupo ha ido adquiriendo nuevas marcas como J Brand y Comptoir des Cotonniers, y mucho se ha hablado de su intención de comprar GAP. Si finalmente lo consiguiera, supondría el espaldarazo definitivo a su desarrollo de negocio, porque le permitiría acercarse todavía más, en términos de facturación, a Inditex.

Aunque la firma japonesa ha intentado hacerse con varios locales en Madrid y Barcelona para abrir tienda propia, las negociaciones no prosperaron. Pero quienes han viajado a Londres o Nueva York han descubierto sus puntos de venta. La compañía está cada vez más presente en ambas ciudades, donde está apostando fuerte por la promoción de sus prendas.

Cuando uno entra en una tienda Uniqlo lo que encuentra es una amplia gama de básicos a precios razonables. Jerseys, pantalones, vestidos, camisas, abrigos de hombre y mujer de diseño sobrio y líneas sencillas se exhiben ordenados por colores. El tipo de ropa que te soluciona un día de oficina o que se cuela en tu placard en el cajón de "cómodo y combinable".

Aunque muchos suelen referirse a Uniqlo como el "Zara japonés", lo cierto es que más allá de los precios no comparten muchos atributos. Mientras Zara ha apostado por adaptar las tendencias de la pasarela, Uniqlo opta por presentar prendas sin grandes artificios que se adaptan a cualquier tipo de look. Si la firma española cuenta con su propio equipo de diseño, los japoneses presentan cada temporada colecciones elaboradas por diseñadores invitados (por ejemplo, la británica Celia Birtwell y la irlandesa Orla Kiely están entre las más recientes) o firman convenios para estampar dibujos de Basquiat en sus camisetas.

Tampoco comparten el modo de entender su imagen pública. La "invisibilidad" de Amancio Ortega contrasta con el exhibicionismo de Tadashi Yanai. Al tiempo que Zara se desmarca de la publicidad (sólo recientemente ha incorporado modelos reconocidas a sus catálogos) Uniqlo afianza sus patrocinios vistiendo a figuras de primer nivel, como el tenista Novak Djokovic o al golfista Adam Scott.

Los japoneses presumen, además, de crear productos únicos elaborados con un tejido muy suave y ligero ideado en su sede (las líneas Heattech y AIRism), que, dicen, los diferencia de sus competidores.

Si el órdago lanzado por Tadashi Yanai a Inditex se revela como ganador, lo sabremos dentro de siete años, pero, incluyéndolo en su lista de personajes más influyentes, la revista Time ha puesto sobre la mesa una evidencia: la meteórica expansión de Uniqlo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.