TAN LEJOS

(0)
11 de diciembre de 2009  • 11:12

Anoche Nicolás tuvo una comida acá nomás de casa con la gente del club. Los pibes.

Disfruté la comida con los chicos y me fui a dormir temprano.

Como a las 5 AM empecé a escuchar ruidos.

No me levanté hasta que Lucas dio señal de alarma.

Se había despertado (hasta las 9 AM estuvo despierto).

Me fui a su cuarto y seguí escuchando cómo Nicolás seguía emitiendo sonidos extraños.

Cuando bajé, lo encontré durmiendo en el piso del living, profundamente.

Había tomado adolescentemente, hasta vomitar en la entrada y en el toilette.

Y yo, limpié todo para que los chicos no vieran y lo mandé a dormir arriba. Subió no sé cómo, pero subió.

Cómo las realidades pueden alejarse tanto de pronto?

Cómo es que mis hijos y yo tenemos que sufrir las consecuencias de que el tipo decida comerse un asado con los pibes?

Por qué es así?

Tiene que ser así?

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.