¿Te animás al animal print?

Roberto Cavalli (Colección Otoño-Invierno 2013)
Roberto Cavalli (Colección Otoño-Invierno 2013) Crédito: Corbis
En esta nota te contamos qué deberías tener en cuenta para que la estampa animal sume en tu guardarropa y le de un toque canchero
(0)
13 de mayo de 2013  • 10:21



Un clásico de todas las temporadas. Se puede usar para el día o la noche ya que es supercombinable con cualquier prenda y color. Sin embargo, dependiendo del look que tengas (algunas mujeres son más clásicas o románticas a la hora de vestirse) te puede parecer un tanto complicado incorporarlo a tu guardarropa.

Si sos de las que quieren, pero no se animan al animal print, te damos algunos tips para que lo sumes a tu estilo y les aportes un toque descontracturado a tu outfit.

Contextura

El tamaño del estampado está íntimamente relacionado con nuestra contextura. Esto evita distorsiones en la imagen proyectada ya que una mujer muy menuda "se pierde" y queda en segundo plano usando tramas demasiado grandes. La regla es la siguiente:

Si medís menos de 1,60 mts, lo ideal es que sea pequeño


En este caso, Mary Kate Olsen con un print más pequeño, correcta elección para una baja estatura
En este caso, Mary Kate Olsen con un print más pequeño, correcta elección para una baja estatura Crédito: www.zimbio.com


Si tu estatura es entre 1,61 y 1,70 mts, los dibujos medianos van a ser tus mejores aliados



Kate Moss con un tapado animal print
Kate Moss con un tapado animal print Crédito: www.posh24.com



Las más altas, pueden permitirse los estampados grandes



Miranda Kerr con blusa con estampa más grande
Miranda Kerr con blusa con estampa más grande Crédito: www.funpop.com



Tipo de cuerpo

La clave es lograr una imagen armónica y proporcionada:

Si la cadera es más ancha que los hombros, lo ideal es llevar el animal print en prendas superiores (camisas, sweaters y cardigans)

En hombros anchos y cadera angosta, optá por una pollera que genera sensación de mayor proporción entre hombros y caderas.



Cómo combinarlo

Lo más habitual es que lleves una prenda en animal print y la otra, lisa. Si tu estilo es más llamativo o querés destacarte, podés animarte a la superposición de estampas. ¿Cómo? combiná dos prints de distintos tamaños o que en una de las dos tenga otro diseño. Eso sí, lo ideal sería que tengan algún color en común. ¡Es una cuestión de actitud!

Contexto

Más allá del estilo personal (siempre sugerimos respetarlo porque la imagen es la narración de nuestra identidad) tenés que considerar el contexto en el que estás, ya que no siempre el animal print es la mejor opción. En este caso, podés incorporarlo en algún accesorio y no en una prenda: aros, pulseras, carteras o zapatos, entre otros. De esta manera, le das un toque de onda a tu outfit y continuas viéndote con tu look sencillo y delicado.

Asesoró: Laura Malpeli de Jordaan

www.styletto.com.ar

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.