Telenovela made in USA: el aluvión hispano llega al prime time de la televisión norteamericana

Nicolás Artusi
(0)
20 de diciembre de 2015  

Un 1950, uno de cada cincuenta estadounidenses era latino. En 2050, uno de cada tres estadounidenses será latino. En la elipsis de un siglo, la transformación cultural más impresionante de la historia reciente: si es cierto que "Miami es la única ciudad del mundo copada por gente que inmigró de otro país, con otra lengua y con otra cultura y que, en el lapso de una generación, se hizo dueña del territorio", como escribe el maestro Tom Wolfe en su novela Bloody Miami, desde la península playera se organiza una revolución que transformará de manera radical el país más influyente del planeta: en tres décadas, los Estados Unidos hablarán en español. El estreno de la serie Telenovela confirma el fenómeno de época: por primera vez, la NBC, una de las tres mayores cadenas televisivas en inglés, produce en el prime time (me autocorrijo, a tono con los tiempos: en horario central) una comedia con título en castellano y revulsiva para los tiempos de la TV abierta, siempre paquidérmica en sus movimientos y atrasada en relación a las evoluciones sociales: todos los actores son latinos.

A primera vista, el plató de Telenovela es igual al de cualquier otra comedia de situación: hay un equipo de guionistas, un director de cámaras y un productor general. Pero el observador atento podrá advertir la finísima grieta que los divide: todos son estadounidenses blancos que hablan inglés mientras que todos los actores son latinos que hablan spanglish. Aquí, allá y en todas partes, la televisión es mimética: imita lo que funciona. A caballo del éxito de la serie Empire, que desde el canal Fox demostró que las intrigas de una familia negra (o afroamericana, como sugiere la corrección política que se diga) pueden alcanzar resonancias universales y altos índices de audiencia, la NBC encargó una comedia hispana que está ambientada en el micromundo de un culebrón mexicano y que responde al cliché que los gringos atribuyen a todo aquel que haya nacido al sur de la frontera meridional: ironiza sobre el género tits & ass (literalmente, tetas y culos), ése que sugiere que el hombre latino está hecho para ser un semental, que la mujer debe cultivar una silueta voluptuosa y que ambos curan las penas bailando reggaeton. ¡Mueva, mueva! Aun en pleno cambio demográfico en las calles, la diversidad no se representa de manera natural en la televisión. Como lúcido ejemplo del prejuicio, el episodio Indians on TV de la maravillosa sitcom Master of None, donde el ejecutivo de un estudio confiesa que no puede contratar a dos actores hindúes para trabajar en una serie porque el público pensaría que es una de hindúes. En la televisión yanqui, que sigue siendo la más poderosa en la guerra mundial por el soft power, las minorías sólo merecen un cupo mínimo de personajes singulares que aporten exotismo racial o programas que exploren universos cerrados: nunca se integran naturalmente como en una oficina o un consorcio, donde uno puede tener dos compañeros negros o tres vecinos chinos.

"No existe una justa representación de los hispanos en ningún lado y menos en la televisión abierta", se quejó el gurú musical Tommy Mottola, que produjo el documental The Latin Explosion, que se estrenó en noviembre en HBO y desde el subtítulo planta bandera en la nueva geopolítica del entretenimiento popular: A new America. Ahí donde Thalía exija que quiere actuar y cantar en su propio idioma y Jennifer López repita que "es nuestro tiempo", Miami se postula como la capital definitiva de América latina y la televisión apuesta al pico de rating con lo que el gringo promedio espera ver de una familia de latinos: machos fogosos y petisitas culonas.

Cinco programas de TV que explotan el boom latino

Telenovela

Con Eva Longoria, es la primera comedia latina de una cadena yanqui de TV abierta: se estrenó el 7 de diciembre y cuenta el micromundo de un culebrón.

The Latin Explosion

Un documental de HBO que rinde tributo a "las voces que cambiaron una nación": las de Gloria Estefan, Ricky Martin, Shakira, Thalía y Jennifer López, entre otros.

Jane the Virgin

Adaptación de una telenovela venezolana, en Miami, con una atribulada heroína latina: una devota de la virginidad que es inseminada artificialmente… por error.

Caín & Abel

Sin título definitivo, una serie que prepara la NBC: el director de El diablo viste a la moda filmará la historia de dos hermanos cubanos exiliados. Sí, el bueno y el malo.

Fluffy

Seinfeld con michelada: la cadena ABC contrató al cómico mexicano Gabriel Fluffy Iglesias para que escriba y protagonice una sitcom basada en su propia vida.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.