Tendencia en Nueva York: deco para locales