Tics modernos

Volvió la alegría. Vidas destiladas. ¿Por qué?¿Por qué?. El futuro llegó
(0)
24 de agosto de 2001  

Volvió la alegría

Cha Cha Cha está de regreso. El ciclo que consagró a Alfredo Casero y a su troupe se verá todos los viernes de septiembre, a las 22, por I-Sat.

Vidas destiladas

Hábitos, ideas y estilos en las calles de Buenos Aires

Se sabe: el panorama viene complicado en estos días. Pero siempre hay maneras de rebuscárselas para seguir disfrutando de la vida. Javier, 19 años, cadete de una empresa, no es precisamente un ricachón, pero sabe cómo sortear la depresión.

Por empezar, toca la guitarra -eléctrica o criolla- dentro de una banda que está formando con amigos. Desde Wilde, su hábitat natural, cultiva el rock clásico y escucha con pasión a Ozzy Osbourne, Van Halen, Los Piojos, Joe Satriani, Steve Vai y La Renga, entre otros varios.

En materia de miércoles a la noche, lo suyo es, ante todo, el cine de ciencia ficción: Evolución , Jurassic Park , El planeta de los simios y afines. Para otras noches, la opción es jugar fútbol con amigos o, en su defecto, ver algún video.

En cuanto a la ropa, se le pregunta:¿alguna particularidad? "Sí, que sea colorinche", responde. Está la foto para atestigaurlo.

¿Por qué?¿Por qué?

Lejos de una explicación racional

"¿Por qué te ponés esas cosas en la cara, pibe?" "Porque una vez mi abuelo me dijo: "Hijo, haz todo lo que yo no pueda hacer"". Así, en la tele, el viejo hombre globo ofrece a su ñieto una excusa para los incomprensibles que le pregunten sobre los aros que lleva en su cara.

La campaña publicitaria integral de Sprite (Agulla & Bacetti) que está en el aire reveló a los envases de gaseosa, invirtió su gráfica y permitió instalar el slogan ¿Por qué todo tiene que tener un porqué?, apelando a una serie de situaciones cotidianas que no tienen una explicación lógica. El abuelo globo, un hallazgo.

El futuro llegó

Hal, la computadora inteligente

Cuando Stanley Kubrick imaginó, 33 años atrás, 2001: Odisea del espacio, se metió con un tema que ha desvelado a los científicos del siglo XX:la inteligencia artificial. Ylo hizo a través de Hal 9000, una computadora inteligente que Kubrick introdujo como el sexto miembro de la tripulación del Discovery. La cuestión la retomó en A.I. Inteligencia artificial (foto), la historia que escribió hace dos décadas, y que en su honor continuó su amigo Steven Spielberg (aquí se estrenará el mes próximo). Pero, una vez más, la realidad superó a la ficción:Hal es el nombre de una computadora bebé de 18 meses, a la que le gustan las bananas, jugar en el parque, pero sobre todo que le cuenten cuentos al acostarse. Creer o reventar. Creada por Anat Treister-Goren, que dirige el departamento de entrenamiento en la empresa israelí Inteligencia Artificial (IA), Hal es considerada un programa de computadora que crece como un niño. La empresa tiene como objetivo convertir a Hal en un programa de computadora adulto en los próximos 10 años para que sea capaz de realizar aquello que ningún otro programa hizo antes: aprobar el test Turing. El matemático británico, Alan Turing, que murió en 1954, dejó los fundamentos del test para computadoras inteligentes: debe hacer pensar a una computadora como si se tratara de un humano.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?