Tics modernos

Un vistazo al Sónar. Balones encantados, jugadores ilusionistas y arqueros hipnotizados. La fiesta de la Beba. Revolución etílica
(0)
16 de mayo de 2003  

Se prepara Barcelona

Un vistazo al Sónar

  • Por 10 años más. El festival catalán de música electrónica y arte multimedia cumplirá una década de gloria con una programación que reunirá, del 12 al 14 de junio, a Bjšrk, Underworld y varios de los mejores DJ del mundo. La imagen será una área más del maxiencuentro: "De Maradona a los fenómenos paranormales, de los paisajes oníricos a la taxidermia", se montará una exposición con los motivos visuales que, siempre alejados de los lugares comunes, representaron la propuesta durante estos diez años.
  • Balones encantados, jugadores ilusionistas y arqueros hipnotizados

    Carlos Tevez es el protagonista del primer libro de una trilogía dedicada a jugadores de fútbol

  • Una radiografía de Tevez. Así definieron en Nike a El encantador de balones , el primer libro de una zaga compuesta por tres ejemplares de colección para homenajear el fútbol brillante, la magia y la mística del deporte más popular del mundo.
  • La pieza, de edición y distribución limitada, fue diseñada por la agencia BBDO dentro de una campaña especial para América latina, y está basada en una serie de entrevistas y fotografías realizadas al 9 de Boca en Fuerte Apache (lugar de su nacimiento), donde se relatan historias basadas en hechos reales y anécdotas que se entrecruzan con personajes de su infancia. "Cuando nos juntábamos a jugar a la pelota con mis amigos, las horas se pasaban sin que nos diéramos cuenta. Era muy divertido y se aprendían muchas cosas en Fuerte Apache -recuerda Tevez en diálogo con Vía libre-. Como tengo a mis abuelos y mis tíos que viven ahí, siempre vuelvo para encontrarme con ellos. Para mí, el barrio es muy importante y por eso estoy muy agradecido por este homenaje que me hicieron."

    Además de una colección de imágenes seleccionadas de su álbum familiar, incluidos los amigos y el potrero escenario de las primeras rabonas, El encantador de balones incluye una suma de relatos para regocijo de los fanáticos, como el primer encuentro entre Carlitos y su pelota, o el entierro del balón en el centro de una humilde canchita del barrio (foto).

    La trilogía se completará antes del 15 de junio, con el lanzamiento de dos libros dedicados a jugadores que hoy militan en Avellaneda: El ilusionista del medio campo , por Diego Milito (de Racing), y El hipnotizador de arqueros, a cargo de Rolfi Montenegro (de Independiente).

    La fiesta de la Beba

  • El regreso. La "publicación menstrual con intenciones inciertas" Qué te parece esto Beba regresó con un nuevo número, el segundo, que presentará en sociedad esta noche, a las 23, en Espacio Ecléctico (Humberto I 730). Por supuesto, semejante logro editorial merecerá una fiesta de donde los asistentes se llevarán la revista de souvenir. Todo, por cinco pesos.
  • Revolución etílica

    No es la Torre Eiffel. No es el Arco del Triunfo. Lo que define a Francia, su símbolo más acabado, es el Pastís. Este aperitivo marsellés, tan marsellés como la Marsellesa, tan cercano al espíritu de la revolución que lo toman ricos y pobres, jóvenes y viejos, hombres y mujeres por igual, no falta en ninguna mesa gala.

    Proscrito el ajenjo por sus supuestos efectos alucinógenos, su pariente menor y bueno, el Pastís, tuvo el camino abierto para seducir al público con su anisada dulzura sin los peligros del alcohol que asolara a la bohemia de principios de siglo. De ahí que hoy en día la bebida creada, en 1932, por un marsellés llamado Paul Ricard sea la más solicitada de su género en estos parajes.

    La raíz etimológica de su antiguo nombre provenzal, pastis, se hunde en el latín, pasticius, que en francés significa pastiche, mezcla, pero también copia, plagio, imitación, en obras artísticas y literarias. La semántica confirma unos orígenes oscuros, una dudosa procedencia.

    La alquimia del pastís es el resultado de la mezcla de alcohol puro concentrado de 93 por ciento con anís estrellado de China y regaliz del Mediterráneo. Según las variedades, puede incluir diferentes especias y hierbas aromáticas. Esta preparación se pone a macerar de dos a tres semanas; luego se filtra y se le agrega azúcar. Su contenido de alcohol es de 40 a 45 por ciento, y se consume bastante rebajado con agua fresca, lo que le da un aspecto blancuzco y lechoso.

    Desde su nacimiento hasta la fecha, se han vendido 1700 millones de botellas de Ricard en más de 140 países, lo que lo convierte en la bebida anisada más solicitada del mundo. Una manera de seguir brindando por la revolución francesa, por siempre.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.