Tiempo de balance

¿Cómo resultó el año según la orientación que intentás darle a tu vida?
Mercedes Korin
(0)
8 de diciembre de 2015  • 00:09

El debe y el haber. Con qué contamos y qué nos falta. Ése es un balance tradicional. Pero la propuesta para este diciembre es un balance diferente, que nos permita revisar qué trajo el año según la orientación que buscamos darle a nuestra vida, navegando entre el tiempo cronológico y el tiempo vital.

Mientras que el tiempo cronológico es, en este caso, el año calendario 2015, el tiempo vital es el que está conformado por los distintos ciclos en que nos encontramos (personales y profesionales). Como decía en otra columna de Buscando(me), "Ciclos. Encontrar la cadencia", en la vida de cada uno hay épocas que se van sucediendo y que están marcadas por personas, trabajos, formas de pensar, estilos, maneras de relacionarnos. A veces los ciclos nos invaden más allá de nuestra voluntad; otras, los buscamos. Además, cada ciclo va teniendo distintas etapas (como les enseñan a los chicos: introducción, nudo, desenlace) y se conjuga con otros ciclos, nuestros y de otros.

Claves para no marearnos

Para hacer un balance del año tomando en cuenta el tiempo vital marcado por los ciclos, pero sin marearnos entre tanto ciclo propio y ajeno, van aquí unas preguntas que podemos formularnos:

•¿Cuál es la orientación que intento darle a esta época de nuestra vida?

•¿Cuáles son mis objetivos relacionados con esa orientación?

•¿Qué ciclos transité en 2015?

•¿En qué medida lo que hice o sucedió facilitó u obstaculizó el camino en pos de los objetivos?

Una sugerencia: Tratá de entrarle al tema desde distintos puntos de vista; seguramente así se pueden observar maneras diferentes de organizar los mismos componentes con distinto resultado, como sucede con las piedras de las dos fotos que ilustran esta columnas. Para eso puede ser útil responder a estas preguntas primero en soledad y luego con algunos amigos. Ojo, no cualquier amigo sino alguien que sea empático pero no complaciente, que pueda opinar sin estar demasiado atravesado por sus propios intereses, temores o expectativas.

Te deseo un buen balance. La conclusión no necesariamente va a ser del tipo "más debe" o "más haber", como en los balances tradicionales, sino que cada ficha de 2015 quedará acomodada según el papel que jugó en la orientación que estás buscando en esta etapa, y eso va a ayudarte a definir cómo hacerlas jugar de aquí en adelante.

¡Hasta el martes 22!

Mercedes

Cuando hagas tu balance fijáte en no caer en el "efecto postal" que describimos en otra de las columnas de Buscando(me): "La postal: cuando le hacemos photoshop a la vida de los otros" .

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.