srcset

Jardinería

Tijeras y guantes: cómo elegir los adecuados para cada tarea

(0)
17 de abril de 2019  • 00:00

Ya griegos y romanos fabricaron tijeras con gran variedad de usos. Pero en la Europa moderna existen desde 1819, como consta en la enciclopedia de jardinería Buen jardinero, donde nombran a un aristócrata francés como el inventor de las tijeras de podar. Pero antes de describir esta herramienta fundamental en la jardinería actual, deberíamos prestar atención en cómo cuidar nuestras propias manos. Además del lavado y la hidratación con cremas, se aconseja el uso de guantes. Usando el indicado para cada actividad, no hay guante incómodo.

Guantes de cuero y algodón, y descartables de nitrilo.
Guantes de cuero y algodón, y descartables de nitrilo. Fuente: Jardín - Crédito: Esteban Ezcurra.

  • Los descartables son de nitrilo, ideales para trabajos en los que no hay que perder sensibilidad en los dedos, como la preparación de almácigos o la manipulación de plantas muy chicas.
  • Los de tejido de algodón y goma son más resistentes, ideales para desyuyar en un cantero.
  • Los de cuero, para usar tijeras de podar y no tener ampollas. También para cortar el pasto y manipular una pala.
  • Los de cuero con mangas hasta los codos son especiales para podar las rosas, y solo se usan en esta tarea, porque la tierra y la humedad los arruinan.

Guantes de algodón y goma, y de cuero con mangas hasta los codos.
Guantes de algodón y goma, y de cuero con mangas hasta los codos. Fuente: Jardín - Crédito: Esteban Ezcurra.

ABC de las tijeras

Así como hay guantes para cada actividad, también hay tijeras adecuadas para cada tarea. Al elegir una tijera, piense para qué la va a usar, sienta el peso, cómo le queda en la mano al abrirla y qué resistencia genera.

Si corta algunas flores eventualmente, es suficiente que corte bien, pero si poda o hace muchos ramos, sus manos agradecerán la elección de una tijera liviana y con buen filo. Es importante no forzar la postura de la mano al hacer fuerza.

Tijera deslizante o by-pass (izquierda), de cuchilla curva (al medio) y de yunque o de cizalla (derecha).
Tijera deslizante o by-pass (izquierda), de cuchilla curva (al medio) y de yunque o de cizalla (derecha). Fuente: Jardín - Crédito: Esteban Ezcurra.

Hay tijeras que se usan con una mano; son las tijeras deslizantes o by-pass, y se utilizan para madera verde o ramitas. Las de yunque o de cizalla, de una hoja muy afilada y un yunque, se usan para cortar madera dura o seca. Primero aprieta y comprime, y luego corta.

En general, las tijeras que se usan con una mano son para ramas de hasta 3 o 4 cm de diámetro. Mayor diámetro implicará una lesión en la mano. Aunque tenga una tijera con cricket, que multiplica la fuerza de la mano, no insista, use el serrucho o un podón (tijera de by-pass que se usa con las dos manos), con mangos largos cuyo brazo de palanca multiplica la fuerza.

Es importante no forzar la postura de la mano al hacer fuerza.
Es importante no forzar la postura de la mano al hacer fuerza. Fuente: Jardín - Crédito: Esteban Ezcurra.

Para podar ramas altas (verdes y de hasta 3 cm de diámetro), hay tijeras con mangos extensibles y un sistema de poleas, que permite cortar a una buena altura sin estar haciendo equilibrio sobre una escalera. Al realizar un corte, siempre el filo de la tijera debe pasar sobre el lado que quedará en la planta: asegura que lo que queda tenga un corte limpio, que cicatrizará mejor.

Tijeras con mango extensible y sistema de poleas, la necesaria para alcanzar ramas altas.
Tijeras con mango extensible y sistema de poleas, la necesaria para alcanzar ramas altas. Fuente: Jardín - Crédito: Esteban Ezcurra.

Cuidados

Afilado

No es necesario hacerlo después de cada corte. La hoja tiene un lado plano y otro con una inclinación; este último es el lado que se afila. Pase la piedra de afilar unas cinco veces (hay muchos tutoriales para ver cómo se hace). En el lado opuesto solo se pasa la piedra de afilar una o dos veces, para retirar rebabas que puedan quedar.

Tijera para cortar flores y serruchos para alcanzar ramitas cruzadas.
Tijera para cortar flores y serruchos para alcanzar ramitas cruzadas. Fuente: Jardín - Crédito: Esteban Ezcurra.

Ajuste

Si el perno que une las dos hojas está flojo, la hoja y la contrahoja se separan al cortar y pueden arrancar tiras de corteza, lo que significa un muy mal corte. Según el modelo de tijera, será la herramienta que necesita para ajustar.

Afilado y ajuste, dos tareas imprescindibles de mantenimiento para el buen funcionamiento de las herramientas.
Afilado y ajuste, dos tareas imprescindibles de mantenimiento para el buen funcionamiento de las herramientas. Fuente: Jardín - Crédito: Esteban Ezcurra.

Limpieza

Los manuales recomiendan productos especiales, pero no son fáciles de encontrar en la ferretería. Nunca falla el trapito con un poco de aceite liviano, los de aerosol, o el que se usaba para las máquinas de coser. Si estuvo cortando ramas de coníferas, que pueden dejar resina (queda algo pegajoso el filo), usar algún solvente y, después, aceite. Los especialistas en rosas recomiendan pasar un poco de alcohol en gel después de podar para evitar transmitir enfermedades entre las plantas.

Por Joyce García Méndez.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.