Todo lo que no sabías sobre el labial rojo

Crédito: gentileza Natura
Mitps y verdades sobre uno de los productos de belleza más usado y elegido por las mujeres.
(0)
31 de mayo de 2016  • 00:00

Un color con historia

Nacimiento: el labial apareció hace unos cinco mil años en Egipto. En ese momento, las mujeres para pintarse los labios utilizaban joyas o insectos.

La primera seguidora: a diferencia de la creencia popular, la precursora del uso del labial no era Cleopatra, era Nefertiti, esposa del faraón Akenatón.

Se hace popular: la popularidad del labial rojo surge durante el reinado de Isabel I de Inglaterra.

Ahora, símbolo: después de la Primera Guerra Mundial, durante la década de 1920, las amas de casa encuentran en el lápiz labial una salida para expresarse en años difíciles.

Rojo intenso: en la post-Guerra se creó el lápiz labial "picadura de abeja", es decir el rojo intenso que desde entonces se ha mantenido a la moda.

Accesorio de sofisticación: durante los años 40 y 50, las actrices de las películas de Hollywood convirtieron con éxito al labial rojo en un accesorio.

Se abre la competencia: durante la próxima década, se propaga el uso de los llamados "candy colors" y el rojo pierde protagonismo.

De regreso: en los años 70 se instaló un look de ojos negros acompañados de bocas intensamente rojas que hizo renacer el tono carmesí.

Minimalismo: a partir de los 90 el minimalismo ganó su lugar tanto en las pasarelas como en las calles y el maquillaje se volcó a lo equilibrado y suave.

Apertura: desde el 2000 la moda se hizo más democrática que nunca, dando paso a gran cantidad de la mezclas. Reaparece el color rojo en miles de versiones.

Más vigente que nunca: en 2016 el rojo definitivamente está entre la cúspide del top de colores para los labios.

MITOS Y VERDADES SOBRE EL LABIAL ROJO

Crédito: Latinstock

El rojo definitivamente sigue siendo un aliado clave en el kit de maquillaje de las mujeres latinoamericanas. Es capaz de darle un giro completo al look y de agregarle sofisticación a cualquier situación.

Sobre su uso, todavía, existen algunos preconceptos y mitos: "El rojo es solo para la noche", "Solo va bien con un determinado tipo de piel" o "Jamás se puede combinar con un maquillaje fuerte en los ojos". ¿Qué es cierto de todo esto?

"El labial rojo se puede usar tanto de día como de noche"

VERDAD: no hay que tener miedo a usarlo y atreverse. El labial rojo maquilla en cualquier situación, tanto para un look más casual como para una fiesta black tie, por ejemplo.

"Solo combina con determinados tipos de mujeres"

MITO: al contrario de lo que muchos piensan, el labial rojo queda bien en cualquier perfil de mujer y en todas las tonalidades de piel. La elección de tono y del tipo del producto –mate, líquido, gloss– debe hacerse en relación a la forma de la boca y no a su color de piel.

"Determinados tonos de rojo pueden combinar más con mi piel"

VERDAD: hay tonos de rojo más indicados para cada tipo de piel. Por ejemplo, las pieles rosadas se adaptan mejor a los rojos vibrantes, mientras que las morenas o bronceadas combinan perfectamente con los rojos anaranjados. Y los rojos más cerrados son indicados para las pieles negras.

"En el trabajo debo optar por lápices labiales con colores más suaves"

MITO: ¡quien dijo que no se puede usar labial rojo en el trabajo se equivocó mucho! Se puede, claro. Si se prefiere, puede combinarlo con un maquillaje más neutro en los ojos.

"El rojo pide un maquillaje más discreto en los ojos"

MITO: eso de que el labial rojo pide siempre ojos más discretos quedó en el pasado. Unos ojos poderosos sumados a un labial rojo forman algo perfecto para una fiesta o una cena especial, por ejemplo.

Consejos de aplicación según la forma de los labios

Crédito: Latinstock

Para sacar mejor provecho al uso del color rojo en los labios es fundamental tener en cuenta la forma de la boca. Acá algunos tips para seleccionar el producto y aplicarlo según las características de los labios.

Boca grande

Optar por labial rojo que se aleje de la tonalidad del vino y el marrón porque exagera la carnosidad de los labios.

Boca pequeña

Lo ideal es elegir un labial cremoso que facilite la aplicación. Es ideal para mujeres que recién se animan a usarlo. Con esta textura se puede ir midiendo la intensidad del producto de forma gradual.

Boca caída

Las barras de labios opacas y mates están indicadas para las mujeres con boca caída. En este caso, lo mejor es evitar el brillo.

Boca fina

Para los labios delgados se sugiere usar labiales líquidos que suman textura y brillo. El producto debe ser aplicado en el centro para que genere una sensación de volumen y de una boca más grande.

Boca corazón

Generalmente es una boca pequeño que tiene labios gruesos. El consejo es invertir el brillo en los labios porque ayuda a resaltarlos.

PASO A PASO

Rojo clásico:

1. La idea es alcanzar un tono uniforme y cubritivo.

2. Aplicar como base el delineador de labios, este paso no sólo hará que el color resalte más sino que también prolongará la duración. Permitirá corregir, de ser necesario, asimetrías.

3. Una vez terminada la base, aplicaremos el labial con pincel de labios.

Crédito: Latinstock

Rojo con volumen:

1. La idea es lograr que la boca luzca voluminosa.

2. Aplicar un velo de corrector alrededor de los labios para destacarlos aún más.

3. Utilizar dos tonos de rojo: un labial rojo oscuro en los bordes y en las comisuras y otro intermedio en el centro.

4. Finalizar con gloss color rojo.

¿Usás labial rojo? ¿Qué otros mitos conocés sobre este labial? Además, ¿Qué color de labial preferís? y 10 cosas a evitar a la hora de usar labial .

Fuente: dossier realizado por la marca Natura con foco en las mujeres latinoamericanas.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.