Tradición francesa en Mendoza

Con 200 años en el negocio, la familia Cuvelier presentó sus dos flamantes tintos, elaborados en su mayor parte con uvas malbec de sus 60 hectáreas en Vistaflores
Con 200 años en el negocio, la familia Cuvelier presentó sus dos flamantes tintos, elaborados en su mayor parte con uvas malbec de sus 60 hectáreas en Vistaflores
(0)
25 de septiembre de 2005  

Los nuevos bodegueros en Mendoza son los Cuvelier, una familia que creó un negocio de vinos en el norte de Francia en 1804, cien años después compró dos châteaux en la región de Medoc, una de las AOC (Appellation d’Origine Controlée) más reconocidas, cerca de Burdeos –Château Du Croc–, y en 1920, en Saint Julien, el Château Léoville-Poyferré, exquisito Grand Cru Classé de la región. Uno de los Cuvelier, Jean Guy, que junto con Bertrand, Didier y Olivier gerencian el château, asesorados por Rolland, estuvo en la Feria Vinos y Bodegas 2005 presentando sus dos flamantes tintos elaborados mayoritariamente con uvas malbec de sus 60 hectáreas del Clos de los Siete, en Vistaflores, Mendoza (1015 a 1045 msnm). Jean Guy y Bertrand fueron los entusiastas que plantaron en 1998 los viñedos, la mitad con malbec, 20 por ciento con cabernet sauvignon y merlot, syrah y petit verdot. El ingeniero agrónomo Marcello Canatella y el enólogo Adrián Manchon –un staff de calidad–, con el aludido consejero francés en los assemblages, editaron el Cuvelier Los Andes 2004 Colección y el Cuvelier Los Andes 2004 Grand Vin. En ambos cortes entra el malbec al 50 por ciento y cabernet sauvignon al 20, menos de los otros varietales, y pasan once meses en barricas de roble francés. El primero ya está a la venta ($ 55), con cinco meses de botella en la bodega; el Grand Vin ($ 90), resultado de rigurosa selección de barricas, saldrá en algún momento de 2006; aún muestra cierta astringencia, pero está equilibrado –no se nota su alto tenor alcohólico (15.5º)–, más estructurado y más complejo que su hermano el Colección. El malbec argentino luce su tipicidad y se potencia en el Colección, listo para tomar, pero mejor con unos meses más; frutas rojas y especias en la nariz, halagador en boca, redondo, aterciopelado; decantar sin dudarlo.

aliciadelgadolanacion@fibertel.com.ar

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.