Tres cosas que me parecen mal, pero no puedo evitar