srcset

España

Cinco lugares del norte de España que están repletos de magia ancestral

Soledad Venesio
(0)
13 de febrero de 2019  • 12:16

En un largo viaje que emprendimos con mi novio desde Portugal, teníamos como destino final Barcelona . Pero para llegar hasta esa ciudad, partimos desde Vigo y, en la semana entera que usaríamos para pasear, decidimos recorrer en esos días varios puntos del norte de España. Estos son los lugares de los que me enamoré en ese recorrido:

Galicia

Santiago de Compostela

Crédito: Sole Venesio

Todos conocíamos sobre el Camino de Santiago y, ni bien llegás a la ciudad, es inevitable no sentirte interpelado con la enorme cantidad de peregrinos que están caminando y forman parte de la fotografía del lugar. Para nosotros fue especial porque se trató del primer punto del recorrido en España y, si bien teníamos un largo camino por delante, también las expectativas eran altísimas. Y puedo confesar que nada me preparó para lo que vimos en esta pequeña ciudad que, con parques enormes, estructuras y arquitecturas de épocas muy diferentes, parece un lugar sacado de un cuento de hadas.

Crédito: Sole Venesio

Qué aprendí sobre Santiago de Compostela

  • La ciudad antigua de Santiago es increíble. Te permite caminar, meterte en sus pasillos e imaginar perfectamente cómo habrá sido vivir allí en otra época. Eso sí, si son amantes de Harry Potter, les va a resultar muy fácil transportarse y pensar que están en el Callejón Diagon.
  • Para nosotros fue un lugar de paso y estuvimos allí un día entero. Este tiempo nos resultó más que suficiente para recorrerlo todo tranquilos, caminando e ingresando en los lugares que nos llamaron la atención. Hay un trencito que te lleva a diferentes puntos de la ciudad pero mi recomendación es que lo usen solo si están muy cansados.

Lugo

Desde Santiago de Compostela fuimos a Camariñas en donde dormimos y aprovechamos para comer sardinas asadas (un plato que, si les gusta el pescado, no pueden dejar de probar). A la mañana siguiente nos despertamos súper temprano y llegamos a Lugo casi de casualidad. Es que, la noche anterior, una amiga española que vive cerca la eligió como punto de encuentro y no dudamos en ajustar nuestra ruta un poco. Después de unos minutos de investigación, aprendimos cómo ir y que el lugar era un punto ineludible: es la ciudad más antigua de Galicia y la única en donde podés ver una muralla romana en pie y completa.

"La muy noble y leal ciudad"

  • El lugar es muy chiquito y con ir tan solo medio día alcanza. En ese tiempo llegás a recorrer toda la muralla, caminar por la ciudad y además disfrutar de su pastelería.
  • Si visitan Lugo es imposible que no vayan a tomar un café a la Confitería Madarro, uno de los lugares tradicionales más antiguos de la ciudad y que tiene una propuesta realmente deliciosa. Si les gustan los frutos secos y las cosas dulces, entonces no dejen de comprar tejas.

Cantabria

Castro Urdiales

Crédito: Sole Venesio

Aunque todo un cliché, es verdad que la primera experiencia que tenés con el lugar al que llegás puede marcar tu estadía. A nosotros Castro Urdiales nos recibió de fiesta. Con muchísimas personas disfrutando del verano, las calles estaban repletas de vida, conversaciones alegres y celebración. Pinchos típicos del lugar y buenas cervezas o alguna copa de vino, se compartían entre amigos y familiares. Todo fue tan pintoresco, relajado y divertido que se convirtió en uno de nuestros lugares favoritos del viaje.

Crédito: Sole Venesio

Qué aprendí sobre Castro Urdiales

  • En el camino hacia Castro Urdiales fuimos a almorzar a " Casa Fanego" de San Román de Vale. Aunque un restaurante muy ocupado y donde es necesario esperar para poder comer, si tienen oportunidad de ir no se van a arrepentir. Platos caseros, abundantes y precios más que accesibles.
  • Ya en esta zona el concepto de "tapas" se convierte en "pinchos" y, sin dudas, van a ser de los mejores que prueben en toda España. Hay un montón de propuestas, pero nuestra favorita fue el Bar de Santi: las personas que ahí trabajan son muy simpáticas y siempre están disponibles para recomendarte qué tenés que probar. Si no son vegetarianas, no dejen de comer el pincho de hígado de pato porque es, sencillamente, delicioso.

País Vasco

Bilbao

Crédito: Sole Venesio

Es verdad que en ciudades como Bilbao hay una dificultad no menor: lograr estacionar puede ser todo un desafío. Hay que tener muchísima paciencia, prestar atención y ser veloz. Sin embargo, una vez que solucionamos este tema, nos dedicamos a caminar y disfrutar de una ciudad que tiene una propuesta urbana realmente increíble. Combinando estructuras artísticas y mucho más modernas que en nuestros destinos anteriores, también disfruta de una gran presencia de agua por sus canales. No fue uno de los lugares que más disfrutamos pero sí me gustó pasar por ahí y conocerla.

Muy Noble y Muy Leal e Invicta

  • Si tenés ganas de dedicar medio día a un museo, entonces no dejes de visitar Museo Guggenheim Bilbao. Como está prohibido sacar fotos, la experiencia resulta cien por ciento sensorial: estás ahí, viviendo la experiencia y sumergiéndote en una propuesta tan encantadora como atrapante.
  • Muchísimo más grande que las ciudades anteriores, Bilbao sigue siendo un lugar que podés recorrer y disfrutar a pie. Sin embargo, uno de los puntos turísticos más comunes es el fonicular que promete una vista increíble. Mi recomendación es que, si no están cansados y quieren disfrutar de la ciudad, no se suban porque resulta costoso para lo que terminás disfrutando.

San Sebastián

Un amigo nos había dicho que San Sebastián fue la ciudad que más lo impresionó de España y que no había visto nada como ella. Entonces ¿cómo evitar pasar por ahí? Estábamos algo cortos de tiempo y fue una pasada veloz, pero entendimos a la perfección a lo que él se refería cuando nos confesó que "le rompió la cabeza". Combinando el urbanismo moderno con una estructura más clásica, con tanta vida citadina como playera, es un lugar para recorrer, perderse, divertirse y dejarte conquistar por su magia.

Qué aprendí sobre San Sebastián

  • Con temperaturas amigables durante todo el año, esta ciudad es un gran destino para quienes aman la vida playera. Desde "La Concha" (su playa más conocida) hasta "Ondarreta" (la más pequeña) para llegar a "Zurriola" (el secreto surfista); todas ellas son muy lindas para visitar y hasta disfrutar del atardecer.
  • Así como las ciudades anteriores que visitamos, San Sebastián tiene un casco antiguo que es muy lindo para conocer. Pero ese recorrido en el tiempo también se puede convertir en un tour gastronómico: allí están concentrados los bares con los mejores pinchos de la ciudad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.