Un ambiente con rasgos diferentes

Por Gustavo Boccazzi, diseñador
(0)
25 de agosto de 2001  

Un equipamiento práctico es el que resuelve las necesidades de cada vivienda en particular. Por eso, cuando tengo que asesorar al respecto, lo primero que pregunto es cuál es el estilo de vida de sus habitantes. ¿Viven solos o en pareja? ¿Comen frecuentemente afuera o se desviven por los platos caseros? ¿Suelen tener invitados? Sólo conociendo estos datos podré determinar qué tipo de accesorios es el más indicado.

También es importante saber si la cocina es el eje de la vida hogareña o si es un sector poco concurrido. La cantidad de elementos será muy diferente en cada caso.

Un tercer aspecto por considerar es el sistema de compras. Quien concurre al supermercado y realiza una compra importante una vez por mes, necesitará disponer de numerosos sectores para el guardado. Los que lo hacen todas las semanas necesitarán menos espacio.

Otro detalle es la altura donde se colocan las alacenas. Por lo general, 60 cm por encima de la mesada. Yo propongo a 40 cm. Así los elementos guardados allí estarán al alcance de la mano.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?